Consejos vendo… (FMI is in da house)


Como la lotería de Navidad, como el reproche de tu suegra, como las tonterías de Esperanza Aguirre… Llega con la periodicidad esperada las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional al mundo mundial. En este informe tenemos importantes “novedades”: piden a Europa reducir el salario mínimo, reducir la fiscalidad a los empresa… digo al empleo y “reformar” los subsidios de desempleo. Aquí no voy a valorar las propuestas de nuestros amigos.

En cambio sí que vamos a conocer las tortuosas condiciones de trabajo a las que se ven sometidas los empleados del Fondo Monetario Internacional. Nada que cualquiera no puede ver en su propia web. Ser “funcionario” del FMI es trabajar en condiciones de semiesclavitud. Más allá de las hazañas de la muy socialista(1) Legarde, quien nada más llegar al cargo se subió un 11% el sueldo hasta superar la modesta cifra de los 380.000 euros anuales, por supuesto exentos de impuestos en Francia, la categoría mínima como empleado (A01) teóricamente se mueve en un rango de los 28.570 y los 42.850 dólares dependiendo de los variables. Y digo “teóricamente” porque atendiendo a la escala salarial del organismo, no parece que esa categoría esté asignada a ningún trabajador. Por lo que parece el pardillo que lleva los cafés (beginning secretarial) no baja de los 35.810 dólares. Igual que su jefa los empleados están prácticamente exentos de impuestos. También tienen pluses por estar casados o tener hijos. Suelen tener subidas salariales muy por encima de la inflación y también dependen de la evaluación de sus superiores. Pero por lo que se dice lo raro es que a alguno lo evalúen mal, hasta el punto de que 9 de cada 10 superan el periodo de prueba inicial en la institución.

Pero en sí mismo el salario es de lo peor de las condiciones de un trabajador del FMI, no en vano es gente muy preparada todo sea dicho. Seguramente muchos ganarían más dinero si trabajaran en otro lugar, excepto si lo hicieran en los países a los que hacen sus recomendaciones. Viajes donde viajes tú y tu familia tenéis prácticamente todos los gastos pagados. Por supuesto te ayudan con toda la burocracia correspondiente, te buscan casa, trabajo para tu cónyuge y colegio para los niños. La casa no te la pagan, pero la mudanza sí. Por si te estresas mucho cada dos años le pagan a toda la familia el viaje de vacaciones al país de origen. Esto si viajas a una ciudad infernal como Washington DC, que si vas a otro país además te forman en el idioma y te vacunan hasta del moquillo. Cuando te marches del FMI no te preocupes, que le pagan el viaje de vuelta a toda la familia, te dan una “paguita” para que te re-insertes en tu nueva vida e incluso otra “gratificación” si has estado más de 5 años trabajando en el organismo.

Aquello sí que es “Pesadilla en la cocina”. El seguro médico tampoco es cosa baladí. Por supuesto para ti y para “todos tus compañeros”. ¡Eh! y efectivo desde un mes antes de llegar al puesto. El Plan de Beneficios Médicos (MBP) también te incluye el doloroso trámite de pasar por el dentista, ¡hasta te revisan la vista! Puedes elegir el médico que quieras. Pero si trabajas en Estados Unidos y visitas a alguno de 462.000 médicos de los 4.700 hospitales concertados te sale muy baratito (1/3 del coste total). Además tienen clínica propia que comparten con otros miembros del “precariado” internacional con son los empleados del Banco Mundial. Si tienes la desgracia de que te prejubilen a los 50, cosa que es posible, te puedes seguir beneficiando del seguro médico. Y si vienen los colegas a visitarte no te preocupes, también te ofrecen un seguro médico para ellos a un precio más que razonable.

¿Les aburro? Si no es así no olviden que tienen otro tipo de ventajas sociales como seguro de vida, seguro para cuidados médicos a ancianos y discapacitados si tu familia lo necesita, diversos tipos de prestaciones económicas en caso de incapacidad temporal o permanente y por supuesto los tradicionales seguros de viaje y para cubrir el sepelio, que no extraña con tan perversas condiciones laborales.

Cómo no, tienen un plan de pensiones que uno puede cobrar a partir de los 50, aunque lo normal es que sean tan sacrificados que la edad de retiro habitual sean los 62 años, algo menos de lo podría hacer un español subiendo sacos de Pegoland o pasando 12 horas tirando cañas. Sueldito para toda la vida con actualizaciones según el IPC para los mismos que nos piden vincular salarios a la productividad. Rodrigo Rato en pago a su estancia se lleva 60.000 euros netos anuales por su “jubilación” del FMI y sólo por haberlo pisado durante 3 años. Además tienen planes de ahorro propios donde meten tu dinerito para que te rente, que se te va a apolillar en la cartilla.

De vacaciones andan más escasos, si están en Estados Unidos sólo disfrutarán de 9 festivos, eso sí en caso de que la fiesta te caiga en sábado o domingo te la pasan al lunes o al viernes para que te hagas el puente. Disfrutan entre 26 y 30 días de vacaciones, por supuesto y como corresponde a una institución que hace determinadas recomendaciones a los demás vinculadas a la antigüedad del empleado. Tienes tu licencia por enfermedad, pero con la peculiaridad de que te la dan de antemano. 15 días que si no consumes puedes acumular en años posteriores. Eso sin perjuicio de que si te pones malo de verdad, también te conceden la licencia correspondiente. Las bajas maternales son discretas, por cierto, otra cosa es que tengas que sufrir la posibilidad de cogerte 2 años de excedencia sin sueldo “porque yo lo valgo” o que te den días libres si has trabajado mucho y que son complementarias a las horas extras pagadas por ese mismo trabajo.

Y es que currar en el FMI es como hacerlo en Bangladesh. Por una módica cuota tienes gimnasio, un campo de golf de 18 hoyos y un minigolf o piscinas. También campos de fútbol, baloncesto, voleibol y si me apuras hasta de curling. Puedes jugar a la petanca y pasear por sus caminos habilitados mientras dejas a los niños en el parque infantil. El aparcamiento lo tienes que pagar, pero como son tan majos te “incentivan” para que vayas en transporte público a mejores precios que el resto de cristianos. No puede faltar un comedor y un bar para que te tomes los gin tonics como en el Congreso. Inquietante, ¿verdad?

De todos modos el problema fundamental de todo esto no es que los pobrecitos economistas del FMI tengan condiciones laborales que parecen sacadas de las multinacionales de los 70 o como si curraran en Google, haciendo buena mi sentencia de que “los que piden mayores sacrificios a los demás son los tienen la boca más llena de pan”. El problema es que la mayoría de organismos económicos se han convertido en nidos de economistas tarados, señores cuya principal actividad es hacer de todo menos el trabajo por el que se les debería pagar. Un ejemplo es el propio FMI, inicialmente creado por Bretton Woods que acabó mutando en una especie de banco para que los Estados puedan financiarse cuando el mercado aprieta. Así que tenemos un banco que se dedica a decirles a sus “clientes” qué deben hacer. Algo así como si teniendo una hipoteca, el banco cada cierto tiempo te enviara una carta diciendo qué tienes que hacer con tu vida en aspectos que no le competen y cuyas opiniones además pueden afectar a tu solvencia. Con lo que al final el FMI se ha convertido en un lobby que utiliza el dinero de todos, recordemos que vive de nuestros impuestos y de lo que cobra a los desdichados, para que determinados países impongan sus criterios a otros. Y ya sabemos lo bien que funcionan las puertas giratorias en los países que controlan este chiringuito.

En España tenemos como ejemplo paradigmático el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Organismos supuestamente encargados de que nuestro sistema financiero y los mercados no sean un desastre, pero que se han dedicado a pedir bajadas de sueldos y facilitar los despidos en vez de hacer su trabajo. El resultado de su buen hacer lo estamos disfrutando estos años y la culpa siempre será de otros. Así tenemos las habituales idioteces de Jesús Fernández-Villaverde, metiéndose con Elvira Rodríguez gracias al ridículo que ha hecho con el caso de Jenaro el de los 14, porque no está tan “prepará” como Felipe VI. Tiene toda la razón, pero por supuesto nada que apuntar sobre su amigo el inefable Julio Segura, aunque la falsedad de las cuentas de Gowex se extendiera aún más que su mandato y más o menos durante el mismo tiempo Jenaro le tomara el pelo a doña Elvira, que al equipo del “muy listo” Julio Segura en su periplo por el MAB. Claro que éste tipo es el mismo que firmó el manifiesto de los 100 promulgado por los “ex-niños de FEDEA” para pedir “contrato único”. Así que el hecho de que haya sido un completo incompetente no va a hacer que nuestro Professor se ponga muy farruco con uno de los suyos. Así Julio Segura no sólo no tiene nada que ver con las hazañas de Jenaro el de los 14, sino que tampoco tendrá que ver nada con la salida a bolsa de Bankia o con todo lo relacionado con las preferentes. No sólo eso, sino que encima el tipo se pitorrea.

Concluyendo y reiterándome en lo dicho, lo malo no es que el FMI pida sacrificios a los trabajadores del mundo mientras ellos viven fetén, fundiéndose 700 millones de euros anuales en sus salarios y viajes. El problema es que estos organismos no deben ser centros de estudios o think tanks que vengan a contarnos qué debemos hacer para evitar la extinción del berberecho salvaje. En esa tarea ya hay demasiado instrusismo. Que se dejen de hacer “informes” y que se dediquen a su trabajo como prestamista de último recurso y nos ahorramos tener que pagar al 75%-80% de su personal. En fin, de ilusiones vive el tonto de los cojo…

 

(1) Legarde es de la UMP, como bien apunta PunkDeBarra en comentarios.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Consejos vendo… (FMI is in da house)

  1. Pingback: Consejos vendo… (FMI is in da house) : Periódico digital progresista

  2. Piritos dijo:

    Hasta donde yo conozco la comisión europea es mucho peor que todo lo que cuentas del FMI. Aparte de que los salarios son mayores, el unico objetivo que parece que tiene a medio largo plazo es privatizar todo lo publico.

  3. PunkDeBarra dijo:

    Un detalle: Christine Lagarde no es socialista sino del UMP (el “PP” francés con el explícito nombre de Union pour la Majorité Présidentielle).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s