Políticas basadas en mis evidencias (II)


En el episodio anterior comentaba que en muchas ocasiones se abusa de la falacia de autoridad para intentar defender determinadas políticas, con el argumento de que lo propone alguien muy prestigioso (aunque no sea prestigioso en ese área precisamente) o que hay “evidencias” sustentando esa posición… en países con realidades distintas al nuestro. Para ello había tomado como ejemplo la aplicación del famoso “complemento salarial” que Ciudadanos nos propone cada cierto tiempo.

Va siendo el momento de que exprese mis reticencias a la implantación de esta medida, no porque esté en contra de ella como decía en el anterior post, sino porque su aplicación en nuestro país no sería tan beneficiosa como se defiende. Sobre todo porque para llegar a buen puerto necesitarían de otras políticas, que precisamente quienes proponen el complemento abiertamente reconocen que lo hacen para evitar adoptarlas.

Por todo esto resumo de forma muy muy somera las conclusiones positivas que la “evidencia” sobre el complemento salarial nos muestra. E intentaré explicar por qué a mi juicio estos beneficios o son débiles o su aplicación en España tiene serias dificultades. Con lo que mejor vamos a relatar dichas conclusiones para entrar a matizarlas.

El complemento salarial reduce la pobreza en los trabajadores.  

Posiblemente este sea el axioma más inatacable del complemento salarial. Es complicado estar en contra de una idea que viene a decir que si le das dinero a un pobre es menos pobre. La cuestión fundamental no es si éstos trabajadores con derecho a cobrar el subsidio mejoran o no su situación, eso está claro, sino cómo afecta este incentivo al resto de los trabajadores (potenciales o en activo).

El ejemplo típico y que seguramente estén esperando es el comentario sobre el sistema Speenhamland, el cual se desarrolló en Inglaterra durante finales del siglo XVIII y principios del XIX, cuyos resultados fueron básicamente la reducción de los salarios, la reducción de la movilidad laboral (gracias a las leyes de asentamiento anteriores) y las “pocas ganas de trabajar” del campesinado de los condados donde se aplicaron estas leyes. La más conocida crítica a esta versión vintage del complemento salarial la hizo Karl Polanyi en su conocido “La gran transformación“. Pero quizá lo más divertido de todo es que los principales críticos de las leyes de pobres inglesas de aquella época fueron los economistas clásicos (A. Smith, Malthus, Ricardo…), que posiblemente se estén descacharrando de risa en el otro mundo escuchando a algunos neoclásicos actuales defender estas cosas.

Pero más allá de este enfoque histórico-viejuno, podrán decirme con razón que rentabilidades pasadas no aseguran las futuras, también podemos observar que el complemento salarial en Estados Unidos tampoco es que sea la repanocha a la hora de reducir la pobreza y desigualdad. Y con dibujos todo entra mejor.

pr_us

Recordemos que el complemento salarial americano (EITC) fue creado en 1975. Por lo que podemos ver hoy en día la situación de pobreza en los USA no es mejor que en los tiempos de la creación del complemento. Si me apuras es hasta peor sobre todo cuando ves su desempeño en desigualdad.

income-inequality-2.png

Por supuesto no quiero decir que el complemento salarial en Estados Unidos sea el responsable de esta evolución, pero lo que sí podemos ver es que su efecto para mitigar los problemas de pobreza y desigualdad es más bien escaso. Claro que muchos podrán replicarme y con razón que los pobres habitualmente son quienes no trabajan, pero la “evidencia” tampoco deja en muy buen lugar a los trabajadores pobres americanos.

Incidence low pay.jpg

Ni parece que la proporción de trabajadores mal pagados en USA haya evolucionado a mejor en el tiempo de aplicación del EITC. El % de trabajadores que ganan menos de 2/3 del salario medio ha aumentado levemente. Su comparativa internacional tampoco es que deje a los “usanos” como unos genios en la lucha contra los working poors.

Low incidence pay.jpgPov_crossnatl.jpeg

Así que básicamente podemos aceptar la idea de que los trabajadores pobres son menos pobres si se les da dinero e incluso que este dinero puede ser utilizado eficazmente… en Estados Unidos. Pero al mismo tiempo vemos que el EITC en perspectiva sobre el conjunto de trabajadores no reduce la pobreza “antes de la transferencia”, a pesar de ser un país que duplicó su renta per cápita en el periodo. El complemento salarial puede ser eficaz a la hora de mejorar la situación de los trabajadores pobres, pero en casos muy determinados y por supuesto no es “El Plan” que Garicano y sus Ciudadanos nos quieren vender.

El complemento salarial reduce especialmente la pobreza infantil.

Este es el segundo axioma de la literatura científica sobre los complementos salariales: se reduce especialmente la pobreza infantil. Esto aplicado a países como Estados Unidos es entendible y de hecho explica que uno de los aspectos más estudiados sea el efecto del complemento sobre familias monoparentales, en especial si el progenitor es mujer. Este colectivo tanto por sus circunstancias personales como por motivos discriminatorios tiene una mayor probabilidad de sufrir precariedad y peores salarios. Esto es algo que también ocurre en nuestro país, pero dos gráficos nos mostrarán cuál es la diferencia entre darle dinero a un pobre con hijos español y uno norteamericano.

heath-expenditure

private-spending-edu

Lo que nos dice la “evidencia” es que la pobreza infantil mejora esencialmente por una mejora de las familias en los ámbitos educativo y de salud. Niños mejor formados y más sanos tienen mayor probabilidad de conseguir el ascenso social (y sus padres también).

Pero si observamos vemos que Estados Unidos es uno de los países desarrollados que mayor gasto privado emplea en educar y en asistencia sanitaria. Esto es especialmente notable en el caso de la sanidad estadounidense, conocida por su ineficacia y poca equidad en el acceso para su nivel de desarrollo.

Respecto a la educación y en honor a la verdad las diferencias de gasto privado educativo entre un país como USA y España están más fundamentadas en la educación universitaria que en la Primaria. De hecho descontando el “efecto universitario” el gasto privado en educación USA-España es muy similar. Pero existe una pequeña diferencia. Como ya vimos hace tiempo España es el 3º país europeo y 4º de la OCDE que más alumnos tiene en colegios de titularidad privada, cosa que no ocurre en el nivel universitario donde la mayoría van a una pública. Mientras tanto en Estados Unidos el 91% de los alumnos de Primaria y Secundaria van a centros públicos. Esto a nivel de gasto de estricta escolarización no se nota, ya que en Estados Unidos la escuela pública también es gratuita. Pero los gastos asociados, la zona en la que se encuentre la escuela y sobre todo la posibilidad de captar fondos adicionales hacen la diferencia entre centros sea notable.

Por eso en USA darle dinero a una madre soltera beneficia la educación y la salud de sus hijos, redundando en un beneficio para la familia. Pero en España seas rico o pobre tienes asistencia sanitaria gratuita y sin copago, medicinas subvencionadas y no tendrás problemas en que tu hijo camine del parbulario a la universidad si así lo desea. En cambio la realidad en USA hace que un puñado de dólares sea la diferencia para obtener una buena sanidad y educación, sobre todo educación superior que es la que te proporciona “la escalera”.

El complemento salarial mejoraría la situación de los trabajadores más desfavorecidos, pero de menor forma porque su principal efecto, reducir pobreza infantil a través de mejores niveles educativos y sanitarios, es menos aplicable a la realidad española que a la americana.

En la próxima entrada veremos el tercer aspecto positivo y algo del legendario efecto negativo del complemento salarial.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Políticas basadas en mis evidencias (II)

  1. bartoylola dijo:

    errata sin importancia: parbulario -> parvulario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s