Los 850.000 militantes del PP y otros excesos


Uno de los clásicos dentro del discurso del Partido Popular es la apelación a su gran implantación en la sociedad, expresada por el ingente número de afiliados que dicen poseer en comparación con el resto de formaciones. Según el último dato facilitado por el partido actualmente tendría unos 862.000 afiliados, cifra que si no la pones en perspectiva no te dice ni mucho, ni poco, ni lo contrario. Pero para los más observadores de la clase esa cifra resulta sospechosa.

Por poner en perspectiva estas cifras decir que el PSOE, partido que suponemos seguiría en implantación al Partido Popular cerró su censo para la votación del acuerdo con C’s en 189.167 militantes con derecho a sufragio. A nivel europeo por ejemplo la CDU/CSU alemana dice tener 600.000 miembros, el SPD menos de 460.000, los socialistas franceses 131.000 y los republicanos 238.200, los laboristas británicos 388.407 y los tories 149.800, el Partido Democrático de Renzi dice tener 385.320 afiliados. Teniendo en cuenta además que los españoles no tenemos gran afición por el asociacionismo, como no fuera para ser cofrade en la procesión del pueblo, podemos decir que la cifras de militancia del Partido Popular deben incluir a los militantes de Narnia, la parte meridional de la Tierra Media y algunas regiones del País de Nunca Jamás.

Como siempre el secreto está en la masa (soy así de original) y el truco consiste en contar como afiliados hasta a los paletas que hicieron la reforma en Génova 13 del Percebe, ya que el PP distingue entre dos tipos de afiliados: militantes y simpatizantes. La diferencia entre ambos que unos están obligados a pagar cuotas y otros no, diferencia que a la hora de pegarse golpes en el pecho debería ser tenida en cuenta. Contar “simpatizantes” como trampa para inflar tus estadísticas puede estar muy bien, pero no es real y no debería tenerse en cuenta. Otro partido ejemplo de esta práctica es Podemos, que afirma ya tener casi 400.000 inscritos pero con menos de 7.000 personas comprometidas al pago de cuotas, aunque en este caso el uso de microcréditos para su financiación le haga menos necesario la fuente de financiación regular de la militancia. Bajo esta perspectiva el PSOE en 2013 afirmaba tener unos 623.000 afiliados, ya que decía contar con 406.000 simpatizantes.

Incluso estas cifras de militancia que paga sus cuotas pueden ser puestas en duda con cifras en la mano. Según la Agencia Tributaria en 2013 sólo 90.045 liquidaciones se dedujeron sus cuotas en la declaración de IRPF. Con esta cifra hay que ser cauto pues muchos contribuyentes pueden olvidar o desconocer que sus cuotas tienen semejante trato fiscal, aunque sean minoritarios. También hay que tener en cuenta que esta estadística es de liquidaciones e incluye declaraciones conjuntas, por lo que puede haber matrimonios ambos afiliados que aquí contarían como uno sólo. Por último hay que tener en cuenta que muchos contribuyentes no están obligados a la presentación de la declaración y por lo tanto si no les es conveniente no la presentan y por lo tanto no figuran. De todos modos si vemos la distribución por tramos vemos que la mayoría de declarantes que se deducen por este concepto se agolpan en los tramos que rozan o superan la obligación de presentar declaración. Pero en un país en que podríamos decir que medio millón de personas según sus partidos pagan cuotas, que sólo se presenten 90.000 declaraciones deduciéndolas resulta cuanto menos extraño.

Supongo que salirte de un partido político debe ser más complicado que dejar la heroína, la iglesia católica o de masturbarte. A lo mejor simplemente en tu interés por inflamar las cifras no tengas ganas por actualizar los censos. El PSOE se lanzó a una regularización del censo en 2001 y el resultado fue pasar de tener 400.000 militantes a 215.000, el resto pasaron a ser “simpatizantes”. Teniendo en cuenta que al PP se le ha acusado de llevar ancianos e incluso muertos a las urnas, si pides el censo de afiliados del PP te deben entregar el videoclip de “Thriller”.

Incluso la demoscopia se pone en contra de los datos de afiliación. El CIS de vez en cuando hace preguntas sobre asociacionismo y participación social. En el barómetro de noviembre 2013 preguntaba específicamente por la participación de diversas organizaciones, incluyendo partidos políticos. Ante tal pregunta la respuesta cruzada por recuerdo de voto en 2011 daba este resultado:

Participacion política

Como vemos en el caso del PP el 4,7% de los encuestados que afirmaron votarles pertenecen a un partido político. Como supongo que los miembros de Falange Auténtica votando al PP son pocos y los miembros de PCE que voten PP aún menos, lo normal es que quienes votaron PP y afirman pertenecer a un partido, éste sea el PP. Con sólo trasladar ese porcentaje al nº de votantes del PP en la generales de 2011 saldrían poco más de 509.000 “pertenecientes”. Al PSOE le saldrían 348.694 o a IU 82.359. De todos modos este es un ejercicio de ciencia ficción y no debe ser tomado en serio a la hora de cuantificar afiliados, pero nos sirve en consonancia con lo dicho anteriormente para hacernos una idea de lo extrañas que son las cifras de afiliación que nos dan los partidos.

Otra forma de hacernos una idea con las cifras de afiliación sería ir a los capítulos económicos y acudir a los ingresos por cuotas de afiliados. Pero visto cómo se financian los partidos y en concreto el Partido Popular igual es un poco perder el tiempo. El PP en su memoria de 2014 afirma obtener más de 13 millones de euros de ingresos de afiliados, cargos y simpatizantes, siendo 3.712.735,69 € los que figuran directamente como cuotas de afiliados. Si tenemos en cuenta que la “cuota básica” para un militante del PP es de 20 euros anuales, nos salen 185.636 militantes que pagan su cuota con religiosidad. Pero teniendo en cuenta y a la vista de las informaciones que las cuentas del PP presuntamente tienen serios problemas de credibilidad y legalidad, estos cálculos tampoco pueden ser muy tenidos en cuenta.

¿Cuántos afiliados reales tienen el PP u otros partidos? Pues como vemos es complicado saberlo y no sólo porque éstos estén en la línea de sobrevalorar sus cifras. Los datos de afiliación política son datos de carácter personal que requiere un nivel de seguridad “alto”, lo que hace más complicada y menos accesible su consulta aunque pudieran entregarse disociados. De todas formas parece claro que las cifras de afiliación que ofrecen los partidos y en concreto las del PP que las agitan con relativa frecuencia, parecen más exageradas que los relatos de un andaluz.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Los 850.000 militantes del PP y otros excesos

  1. Alejandro dijo:

    Hola sr. incómodo. Gran artículo. Este año (creo que es una novedad) los partidos políticos deben declarar las donaciones recibidas, individualmente, mediante el mod tributario 182. Se incluye las aportaciones de cuotas de los afiliados. La declaración correspondiente a 2015 se presentó en febrero de 2016.

  2. Jose dijo:

    Y si fuera una forma de blanqueo?

  3. Gon dijo:

    ES una forma de blanqueo, yo era muy simpatizante ( y en cierta manera aun lo soy) del partido y uno de mis amigos bien dentro de él, me pidió que me afiliara, que no costaba un duro etc y le dije que bueno si no costaba y a el le ayudaba que claro. y cuando veo los papeleos ponen que yo voy a pagar en efectivo 30€ todos los meses,
    Al ver eso le digo a mi amigo que no voy a pagarlos… y me dice no te preocupes que no te los piden. y así a sido en 6 años. que oficialmente debería
    deber al partido mas de 2000€ en cuotas… no las piden porque los usan para lo que ya todos imagináis..

  4. nayermaster dijo:

    Estoy pensando que podríamos leernos el libro de Sánchez Cuenca a pachas y luego hacer nuestras respectivas críticas en nuestros blogs. Si te mola la idea, me dices.

    PD: Nos esperamos a que me venga a la biblioteca, NO me lo pienso comprar.

  5. josemanuel55 dijo:

    De eso me estaba acordando, de Lola Flores y si cada uno me diera un euro (todos los días)

  6. Antonio Martín dijo:

    Para exageraciones las de los chistes de vascos. Y si además son de Bilbao ya no digamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s