Asesinato en Jorge Juan


Un nuevo cadáver ha aparecido en Jorge Juan, en el mismo lugar donde aparecieron los otros. Él es italiano, liberal y además tiene un pelazo… Se llamaba Boldrin, Michele Boldrin, de los Boldrin de toda la vida. Dicen que era quien manejaba el cotarro. Las malas lenguas aseguran que ha sido un ajuste de cuentas y las primeras impresiones de su sucesor al frente de “La Cosa” no ayudan a despejar las dudas.

No deja de ser curioso que los cachorros del establishment, aquellos que siempre quisieron cambiarlo todo para que todo siguiera siendo igual, ahora sean mártiles de la causa antigubernamental. El Tano, el Oráculo de los celtas y El Hombre Educado cayeron antes de él. Dejaron una nota manuscrita en la que relataban que lo suyo no fue homicidio, sino suicidio. Tampoco sabemos los motivos, siempre quisieron aparentar valentía pero no se han atrevido a contárnoslo. Quizá nos cuenten algo en sus obras póstumas como “Conmigo salvando España esto será la caña”, “Soy un poco puta y mi índice h lo disfruta” o “Huerta de Soto y Navarro me parecen un cagarro”. Un confidente anónimo le dice a un esbirro de papa Escolar que recibían amenazas. Me intriga que hablen de censura aquellos que la aplicaron sin piedad cuando, según palabras del Oráculo de los celtas, les decían “sandeces y bobadas”. Aquellas eran, por supuesto, las que a los recientes difuntos y otros les salían de las criadillas, sin ningún criterio establecido u objetivo. Casos documentados como el del “calentamiento” de El Hombre Educado así lo muestran. Otros muchos nunca se tomaron la molestia de recoger pruebas. Eso sí, los comentarios vacíos, de puro palmerismo siempre aparecían. Dice la leyenda que a Teresa Carrabush no le gustó algo escrito por ellos.

La indignación recorre las zonas progres más nobles. Dicen que el malicioso profesor Montoro ha tomado represalias contra ellos por desafecto al Régimen. Los fallecidos le dijeron a Juanito Muller que nadie les hace caso. Aquellos que más menciones y editoriales recibieron en estos tiempos, se sienten ignorados por el mundo, que no por El Mundo. Ni siquiera les entienden “los suyos” aunque según ellos no existen los suyos, porque Nada es Gratis excepto si habitabas en Jorge Juan. Entonces todo esto era colateral, no querían, pasaban por aquí.

El sucesor de Boldrin es un secuaz del profesor Montoro, nada que ver con ese señor que recomendaban leer para convertirte en el puto amo de las balanzas fiscales. Un mediocre puesto a dedo por el partido, ejemplo de eso que los difuntos llamaban “mala selección de elites”. Solo hay que leer su vida y milagros para ver que está muy por debajo de Boldrin y su troupe. El hombre dice que está aquí para ver si en “La Cosa” se hace un poco mas de investigación y un poco menos de política. Esto ha molestado sobremanera a las groupies de los caídos.

Quizá lo más relevante del hallazgo de estos cadáveres sea la certificación de lo que siempre sospechábamos, pero que los difuntos y sus defensores siempre negaron: hacían política. Pedir gobiernos de concentración, hacer valoraciones políticas sobre el tema catalán para cambiar el modelo autonómico o reformar la ley de partidos no era hacer política, era un ejercicio de filantropía por España. Si se dudaba de ellos, no faltaba tiempo para relatar todas las veces que pusieron de morros con la facción correspondiente. Lógicamente no recopilaron todas las veces que les aplaudieron. Ellos nunca tuvieron nada que ver con los compañeros de Montoro. Ellos nunca fueron a Campo de FAES, solo pasaban por allí. Si últimamente no se llevaban nada bien, dicen que sobre todo desde que no querían volver a la España de los 50. Por eso un año después aquí vemos al Oráculo de los celtas, cobrando otro cheque de los amigos del profesor Montoro. Se llevaban tan mal que le invitaron a reformar las universidades junto a algunos colegas. Se echará de menos a Boldrin en TeleEspe. Su muerte es injusta, él nunca tuvo nada que ver con la política.

Conspiración, censura, política…. ¿sabremos la verdad? Los difuntos no pueden hablar o quizá mejor no quieran hacerlo. Y es que las cosas no son blancas, ni negras, ni azules, ni amarillas. Quizá mejor estar callado y parecer tonto, que abrir la boca y despejar todas las dudas. No sea que nos pase como aquel día que se pusieron de uñas cuando a Juan Ramón Rallo le dieron un premio por ser el mejor investigador. Salieron todos en pandilla a denunciar que el premio había sido concedido mediante procedimiento digital, en consonancia con el carácter liberal del CES madrileño. Solo que cuando levantamos la alfombra, nos encontramos con que su lamento tenía poco que ver con la objetividad en la concesión de premios dotados con dinero público. En realidad era un pataleo de El Hombre Educado porque sus muy odiados austriacos le habían quitado los jurdeles y no había sido reconocido como el mejor investigador. Esto a los de “La Cosa” les pareció intolerable, nadie es mejor que ellos. El problema vino cuando descubrimos que bajo el mismo procedimiento ocultista uno de los suyos, un tal Garoupa, fue premiado el año anterior. Así pudimos comprobar que la denuncia de procedimientos corruptos por parte de los fallecidos tenía más que ver con su beneficio personal que con la ética profesional. Quizá por ello murieran haciendo tan poco ruido.

Puede que el caso de los asesinatos de Jorge Juan sea más complejo o más sencillo de lo que imaginamos. Puede que no todo sea fruto de las habituales maniobras del profesor Montoro. ¿Y si resultara que la gestión de “La Cosa” ha estado descuidada últimamente? ¿Es posible que algunos hayan utilizado nuestros impuestos y el dinero de los patronos para promociones personales? ¿Existe una puerta giratoria entre “La Cosa” y la “Charles Palo Palo Palo”? Conviene recordar que los de la transparencia y la rendición de cuentas no han hecho públicas las mismas desde hace cinco años.

Plan E se muere de miedo, creía que heredaría el reino. Ahora sospecha que puede ser el siguiente. Es normal, el que formo parte de la facción contraria al profesor Montoro creerá también que será represaliado. Si le odiaban tanto, ¿por qué le eligieron para inspirar la reforma de las pensiones? Los procedimientos de designación digital nunca fueron muy criticados por los represaliados, cuando ellos eran los designados. Cuando les llamaban para esos supuestos “comités de sabios” donde no había apenas sabios como muestra la inexistencia de ningún experto extranjero, no se escuchaban sus bramidos. Quizá no todo sea exclusivamente fruto de la mezquindad de Montoro.

Si algo aprendemos de los asesinatos en Jorge Juan es que quien con niños se acuesta, mojado se levanta. Los esbirros de los think tanks nunca son independientes, siempre son los peones de otros. Ellos siempre lo fueron aunque lo negaron, si en esta ocasión hemos visto la maniobra es porque al mando tenemos nacional-católicos retrógrados no muy caracterizados por su sutileza, aunque al menos en esta historia han sido más sinceros que los supuestos guardianes de la verdad científica. Cuando los muchachos dejaron de ser útiles, fueron purgados de inmediato. De todos modos los cadáveres son los verdaderos ganadores de esta historia. Mueren como mártires, después de haber exprimido todo el limón. No eran nadie y ahora son estrellas mediáticas y mejoraron sus redes clientelares. Que UPyD los tenga en su gloria.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Asesinato en Jorge Juan

  1. Carles Sirera dijo:

    Supongo que has leído las enfermizas explicaciones de JFV de los sacrificios que debe hacer para poder ir a la conferencia de UPyD. Se transformará, en breve, en caricatura grotesca de sí mismo:
    http://hayderecho.com/2014/03/20/flash-derecho-conferencia-debate-de-jesus-fernandez-villaverde-y-luis-garicano/

  2. Pingback: Cuentas liberales | No me jodas que me incomodas

  3. Pingback: ¿Pueden las corporaciones comprar el consenso? Los think tanks | No me jodas que me incomodas

  4. Pingback: Cuentas liberales II: Índice de Precariedad Liberal | No me jodas que me incomodas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s