No eres de UPyD y lo sabes


BQU1kp-CUAA6_Jf

Hay guasa con la nueva perla que Rosa Díez nos ha ofrecido en unas recientes declaraciones. El titular que ha despertado la bestia es “Hay millones de españoles que son de UPyD y no lo saben“. Así, sin anestesia.

El argumento parece ser que todo el que se sitúa entre el 4,5 y el 6 en la escala ideológica del CIS, puede ser votante de UPyD. Un nuevo ejemplo de ambigüedad de la líder del partido magenta. Seguramente si la mayoría de españoles dijeran que son filonazis o postcomunistas, UPyD se declararía como tal. Pero el centro político como la clase media, para el postureo son geniales aunque no existan. En España todo el mundo es de clase media y de centro, o en su defecto pobres que dan mucha pena y de izquierdas gracias a lo que nos repele nuestro pasado dictatorial.

El argumento de doña Rosa, además de simple como es acostumbrado, falla en lo más básico. Si UPyD es un partido que no se define ni de derecha ni de izquierda, resulta bastante complicado que sus votantes fueran capaces de asignarse a alguna de las posiciones políticas que el barómetro del CIS ofrece. Por lo tanto y como podemos ver en la pregunta 21 del barómetro, probablemente el votante de UPyD esté más cerca de 20% que no sabe y no contesta que del resto. Tema aparte y a veces comentado en el blog, está si la ciudadanía española tiene la más remota idea de qué es la derecha y la izquierda política, si  votan a partidos que les representan o si serían capaces de situarse correctamente. De hecho UPyD sería supuestamente de izquierdas, en concreto socioliberal.

Por otra parte es una posición gilipollas de proporciones bíblicas echarse a la espalda la posible representación de la mayoría, cuando existen multitud de temas en los que las personas que forman un grupo sociológico extenso discreparían totalmente. Al final en política si gobiernas tienes que tomar decisiones y cuando gobiernes no puedes contentar a los del 4,5 y a los del 6 al mismo tiempo. Si en UPyD nos pueden explicar cómo se puede legislar contentando a todo el mundo, se agradecería la explicación. Pero como no la hay y hay gente que lo explica con más arte que yo, la táctica de este partido consiste en decir lo que la mayoría quiere escuchar. Hasta que llega el momento donde no esa mayoría no existe. Entonces UPyD no muestra con claridad su posición y se refugia en la ambigüedad. Véase el mítico caso de la regulación del derecho a huelga. Con esto y maniobras populistas como la denuncia a Bankia por las preferentes, otro ejemplo de las maniobras oportunistas magentas, resulta sencillo aprovecharse la miseria en la que se han instalado los partidos políticos españoles. Porque un partido así sólo podía prosperar en una ambiente como este y así será en próximas citas electorales. Ocurriría lo mismo hoy si se presentara un mono con una pandereta y UPyD hace diez años seguiría siendo extraparlamentario dos legislaturas después de su nacimiento. Mientras tanto y por mucho que insistan, el bipartidismo no se hunde.

Así por tanto, UPyD sigue sin parecerme una opción de voto fiable ya que no tengo ni puñetera idea de lo que hará en asuntos que me resulten importantes, ni sé cuándo se va a casar con el enemigo, ni de hecho muchas veces actúa como predica. Ya el hecho de que este partido y su discurso choquen con tener como líder a una profesional de la política, que lleva décadas en la pomada y chupan de todas las instituciones políticas a las que hoy critica (diputaciones, consejerías, sindicatos, partidos…), es algo que mola mucho. Aún mola mucho más que se presenten como regeneradores de la vida política, cuando sus comportamientos se parecen bastante al de los “políticos tradicionales”. Véase la Toni Cantó way of life, donde un diputado se dedica a decir idioteces en Twitter con frecuencia y ni desde el partido o sus votantes se le ha exigido la más mínima responsabilidad. La regeneración de la democracia es esto. Pero como UPyD es “distinto”, hace exactamente lo mismo que el resto. Por eso Toni sigue en su escaño y con su cuenta de Twitter “on fire”. Incluso los integristas y fanboys de UPyD, que los hay a montones, repiten los comportamientos que tienen sus equivalentes de otros partidos: “y tú más” o si todo falla poner “Bankia”. Con lo que el yihadista política de UPyD es igual de mentecato que el del resto de partidos.

Mientras tanto agradecemos a Rosa Díez el esfuerzo, pero si queremos saber a quién votar nos hacemos cuestionarios como este o este.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a No eres de UPyD y lo sabes

  1. oxto73 dijo:

    Pues nada, a votar al PPSOE. O a IU, aggggggg, ataque al corazón.

  2. RGB dijo:

    UPyD es una buena alternativa para votantes de derechas que rechazan las tentaciones más casposas del PP.

    • Me parece curioso este comentario, yo siempre he pensado que el mayor número de nuevos votantes de UPyD provienen precisamente de ex-votantes del PP desencantados porque Rajoy no está aplicando las recetas más radicales de la supuesta política de derechas (coto a las autonomías, reducción de impuestos, dureza ante el final del terrorismo, etc), muchas de las cuales son seña de identidad de UPyD.

  3. zybertk dijo:

    El bipartidismo ya a plantado sus retoños en iu-upyd. Otra cosa es que forcemos el desequilibrio pidiendo “voto-no-emitido = escaño-vacio” o “reparto-equitatrivo-de-escaños” y consigamos que nos atiendan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s