De becas y tetas


Este blog siempre ha ido por delante y creo que por detrás también. Por eso la nueva hazaña de Paloma Cervilla no me ha pillado por sorpresa, ya que en este lugar de la red sabemos que el periodismo practicado por esta señora es… ¿cómo podríamos decirlo? Es cuanto menos peculiar.

Para el que aún no conozca el asunto que ha puesto en el disparadero a la Cervilla, tienen este resumen en El Diario. Y creo que con su lectura a uno le queda bastante claro el asunto. La gilipollez ha sido tan extrema que hasta el propio ABC se ha encargado de eliminar la entrada en su blog, y esto no ha ocurrido con otras estupideces con las que la Cervilla nos ha deleitado en otras ocasiones.

Como antes refería, a la Cervilla ya se la conocía en este blog gracias a otra de sus muestras de periodismo del güeno, y me despaché a gusto en aquellos tiempos, cuando yo insultaba mucho más porque esto no lo conocía nadie. Ahora me he vuelto un blando. En aquella ocasión esta señora se permitió el lujo de afirmar que el “40% de los empleados públicos fueron contratados a dedo“, a base de observar el Boletín Estadístico que tantas veces hemos comentado aquí. Para perezosos recordar que su razonamiento consistía en que todo el que no fuera un funcionario de carrera, era alguien que había sido contratado a dedo. Esto nos demuestra que las tonterías de Roberto Centeno no son exclusivas. Ya por entonces y con la legislación en los morros, se mostró el nivel de burricie de esta señora. Pero quizá a diferencia del caso que nos ocupa sobre las becas y las tetas, aquella vez ni la cabecera se quitó de enmedio de semejante despropósito, ni rectificó o pidió perdón por aquella manipulación torticera. Tampoco ABC envió a la Cervilla a que un “contratado a dedo” le tramitara la demanda de desempleo. Es más, es que aquello fue portada:

portada ABC

Es curioso, por otra parte, que la interesante revelación recibida por la Cervilla de parte de “una amiga”, aparezca en el marco del debate sobre becas que nos ha organzado el inefable Ministro Wert. Al parecer, la intención de la Cervilla era defender el aumento de notas para la obtención de dicha ayuda. Pero el argumento se demuestra bastante flojo. Por mi parte debo decir que no soy un conocedor de los sistemas de becas, de hecho en mi vida he recibido beca, ni mi familia la recibió por mí. Creo que un año se la dieron a mi hermano, pero sólo lo creo. Por lo que me arriesgo a decir idioteces a lo Cervilla. El caso es que considero bastante complicado relacionar la concesión de becas con los ingresos de las clínicas de estética, a no ser que en el número de cuenta de la solicitud pongas el de la clínica. Por lo demás y con ayudas que no requieren una justificación de los gastos, al final esto consiste en que te dan un dinero para compensar lo que has debido o deberás pagar en ese concepto. Así que es bastante retorcido establecer una relación directa entre la concesión de una beca y unos implantes de silicona.

Es más, el argumento de la utilización de dinero para becas con fines más… ¿lúdicos, banales, estéticos? … no lo sé, pero lo que precisamente demuestran no es lo beneficioso que resulta elevar los requisitos académicos para la concesión de ayudas al estudio. Lo que demuestra es la importancia de la renta y del control del fraude fiscal para la concesión de dichas ayudas. Si tú realmente necesitas el dinero para estudiar, no te gastas el dinero ni el scooters ni en ponerte tetas. En cambio si te sobra el dinero y tienes buena nota, la concesión de una beca puede darte un dinero extra para sufragarte una operación estética. Hablaríamos de renta y no de notas. Pero esto a la Cervilla le importa un pimiento, de hecho si atendemos a su perfil en LinkedIn, estudió en la CEU San Pablo. Esto explica de alguna manera el motivo por el que esta señora es como es. Y cabe recordar que tradicionalmente en este país aquellos que han pisado universidades privadas, son los elementos más inútiles e incapaces que no eran capaces de titularse en la educación pública, al menos en una buena proporción.

Otro asunto que conlleva este debate es el de la propia nota mínima, el famoso 6,5. Yo también creo que el buen rendimiento académico debe ser recompensado, si puede ser también en el capítulo de becas. Pero fijar notas mínimas por encima de la nota mínima por la cual se considera aprovechado el aprendizaje, es algo cuanto menos curioso. Si con un 5 apruebo la asignatura, se supone que he adquirido los conocimientos que necesito y por lo tanto mis conocimientos son “suficientes”. Disculpen que no entienda los motivos por los que alguien que tiene un 6,5 merece una beca y alguien con un 6,4 no la tiene, entendería su no concesión si habláramos de un 4,9. Otra cosa distinta es que su cuantía estuviera en función al rendimiento académico del alumno y por lo tanto que quien saca un 9 tenga mejor beca que quien saca un 6. Hay cosas que sólo se comprenden desde el punto de vista economicista y tienes que buscar excusas o si eres un ministro abiertamente gilipollas.

Lo más lamentable de todo este asunto no es que la Cervilla haya demostrado de nuevo su falta de ética, y de la periodística también. Las opiniones de esta señora mediocre no tienen la más mínima relevancia, a no ser que haga el ridículo como en esta ocasión. Lo más lamentable es que en una profesión como la periodística, donde miles de personas sufren desempleo y donde la mayoría de los que trabajan lo hacen en condiciones de gran precariedad, este tipo de elementos sigan trabajando en los medios y viviendo fetén. Lo que nos demuestra que los grandes medios en estos inicios del siglo XXI no se diferencian demasiado de aquellos periódicos del siglo XIX, que eran abiertamente partidistas y donde su información era deliberadamente parcial. Y no se molestaban mucho en ocultarlo, por cierto. Ahora medios como ABC va propugnando su veracidad e imparcialidad, cuando en realidad son los mismos cristofas de toda la vida. Sólo así se entiende que a personajes como la Cervilla no le hayan dado una patada en el culo hace tiempo para poner en su lugar gente semi-normal. Es necesario tener a fundamentalistas de “los nuestros” para seguir eso que llaman “línea editorial”. Hace unos días escribía en otro lugar que deberían desaparecer las páginas de opinión de los periódicos, que con la manipulación de las noticias ya tenemos suficiente. Y alguien me contestó que si era broma. La broma es la que ofrece la Cervilla.

Por último cabe destacar la fiesta que se ha metido la señora en Twitter, destacando su respuesta a cualquier crítica recibida y de la que adjunto ejemplos:

ladranluegocabalgamos

En realidad el famoso recurso del “ladran, luego cabalgamos”, no deja de ser una escapatoria bastante mediocre de quien no tiene ni un mísero argumento para justificar su posición. Y de una mediocre de este calibre, no se podía esperar otra defensa que recuperar falsas citas de Cervantes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a De becas y tetas

  1. José Luis dijo:

    Yo hice mis estudios hace ya 20 años y me ‘aproveché’ del sistema de becas. Así que te contaré algo de mi experiencia:
    – Por entonces la beca cubría la matrícula y en mi caso una ayuda para gastos de libros y desplazamiento, que era igual tanto si estudiabas al lado de caso como si atravesabas la provincia.
    – En todo caso, la compra de libros se llevaba la práctica totalidad de ese dinero (en aquella época no teníamos portátiles ni internet ni mucho menos tablets para tomar apuntes y llevar los libros), por lo que fui afortunado al tener el campus a 5 minutos de casa.
    – Había una beca ‘compensatoria’ para desplazados a otras provincias, pero no puedo hablar mucho de ella.
    – El tema del rendimiento académico siempre ha estado allí: la nota media era de 5, pero la exención de matrícula sólo cubría a aquellas asignaturas de las que te matriculabas por primera vez. Es decir, todo esto que hay ahora es pura demagogia para reorientar (que no ahorrar) en el dinero de las becas. Si antes suspendías una asignatura, NO TE LA VOLVÍAN A FINANCIAR y la pagabas al igual que ahora a un precio sensiblemente mayor.
    – En cuanto a lo de financiar más a los que saquen mejores nota no estoy de acuerdo. Volvemos a entrar a lo de siempre y al final el financiar más a uno implicaría menos a los del 6,5 hasta llegar a cero euros al del 5. El buen expediente se tiene que premiar, pero no becar. Para ello están las reducciones de matrícula por matrículas de honor que practican casi todas las universidades o los premios no monetarios que se establecen y que, al principio de la vida post-universitaria suponen un punto curricular adicional.

    Desde mi punto de vista la beca debe ayudar a que alguien con menos posibilidades económicas pueda tener posibilidad de demostrar su capacidad. Y, no nos equivoquemos, seguirá sin haber igualdad: el becado normalmente tendrá que esforzarse más, estará sometido a mayor presión para no suspender ninguna y, probablemente tendrá que compaginar los estudios con algún trabajo. Pero bueno, nos acercaremos algo.

    Por cierto, el ABC se vanagloria de haber sido fundado en 1903. Como bien dices, poco ha evolucionado desde entonces.

    • Pedro dijo:

      No tengo mucho que replicarte porque ese no es un tema que domine en absoluto. Esto de la nota de corte al final no es más que una excusa para vestir de Excelencia, y de eso sabemos mucho, lo que es un simple recorte.

      El problema de la ocurrencia del 6,5 es que los únicos que seguirán estudiando por debajo de esa nota serán… los que tienen dinero. Seguirán siendo igual de “paquetes” los del 5,5 sean ricos o pobres, pero sólo seguirán estudiando los primeros.

      Saludos

      • Peter Feinmann dijo:

        Si tan convencidos están de que quieren la excelencia, si les parece mas apropiado un 6,5 que un 5, lo que tienen que hacer es que el nivel para aprobar las asignaturas sea el 6,5, en lugar del 5.

      • Pedro dijo:

        Efectivamente, eso sería lo adecuado si se buscara eso que llaman “excelencia”, que nadie sabe qué es eso pero suena bien. Pero en realidad lo único que quieren es no gastar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s