Cuando Hacienda tiene que poner hormigón en los sofás para que no se los lleven los investigadores


Vaya por Dios. Parece que Antonio Cabrales o Anxo Sánchez o a los dos les han tocado las pelotillas con las justificaciones de sus proyectos. Por ello El País publica dentro de su sección de Opinión este “interesante” artículo. Lo de este diario y su fijación por meternos con calzador a los elementos de FEDEA y sus esbirros, como el matemático, ya es algo digno de frenopático. Todos sabemos que si recopilamos casos de burocracia absurda y otros greatest hits en la Administración Pública, tenemos material para editar un coleccionable interminable. Pero el artículo de estos señores no tiene más valor que la pataleta y por ello uno se pregunta qué hace en Opinión de El País y no en Cartas al Director de la Gaceta de Villarriba. Ello no es óbice para que sea conveniente hacer algunas observaciones.

First of all, ya sabemos que os pone UK y que es vuestro modelo de Universidad. Eso sí de catedráticos funcionarios en España, que no os gusta serlo, no os podemos sacar ni con espátula. También decir que eso de que en Hacienda está el señor Montoro sentado en un sillón y pensando que los investigadores son inútiles, es de un simplismo que asusta. Lo que pasa es que para ustedes, los FEDEA boys, el proceso de consolidación fiscal termina donde empieza el fondo de sus bolsillos y la rendición de cuentas sólo vale si apareces en el primer cuartil del JCR. Pero rendir cuentas con las cuentas es KK. Si las pensiones hay que reducirlas porque son insostenibles como dicen los de su cuerda, que se controle la mala utilización del dinero público en los proyectos de investigación debería ser normal. ¿Son corruptos los científicos? Seguramente igual que el resto de los mortales, no creo que Anxo y Antonio sean unos tipos especialmente corruptos, ni tampoco seres de luz. Lo que pasa es eso que tanto les mola, la evidencia científica, demuestra que con cierta frecuencia nuestros investigadores utilizan el dinero público de manera… peculiar. Si conocen a malvados administrativos de Departamentos o Institutos o Servicios y Unidades universitarias, de los que ven documentos contables, les podrán contar mil y una anécdotas de cómo en ocasiones los investigadores gastan nuestro dinero.

Sí, el ministerio de Hacienda tiene un taco de narices para cuadrar los presupuestos. Por ello una de las ideas que se le habrá ocurrido a Hacienda sea recuperar los remanentes de muchos proyectos de investigación que se quedan por ahí colgando. A veces muuuucho tiempo. Es lo que pasa al tener que sacar el dinero al merme, como diría José Mota. Pero es obvio que si pasado el plazo de financiación ha sobrado dinero, debería volver y rapidito, al quien os lo ha dado. Y sumando euros de cada proyecto, sale un buen pico.

A Marbella el que iba era el Findes, al cual si le pillaron es porque tenía que justificar sus gastos. Si no tuviera que entregar las facturas, nunca hubiera dimitido. Un ejemplo clásico y sangrante efectivamente, es el de la adquisición de ordenadores durante el último semestre del proyecto. Gracias por poner ese ejemplo, uno de los mejores posibles. Existe cierta evidencia, no hay working paper como los vuestros con títulos largos en inglés pero que son siempre el mismo, de que en los últimos meses del año los ordenadores se rompen mucho. Pero mucho, mucho. Debe ser un extraño virus que afecta a los PC, es llegar fin de año y algunos, investigadores incluidos, empiezan a comprar ordenadores como si no hubiera un mañana. Además esto coincide con que les queda dinero destinado a tal efecto. Ya que se te rompa el ordenador sin tener dinero en esa partida es menos frecuente. Llámame loco si pienso que muchos quieren renovar el PC, aunque no lo necesiten, antes de devolver la pasta al organismo que le concedió la ayuda.

Es muy valiente por parte de esta pareja de investigadores decir que su institución no tiene dinero para ordenadores. No sé si le han preguntado a su rector, otro FEDEA boy al que pusieron ellos mismos, por qué abre nuevos campus y construye nuevos edificios si no tiene ni para comprar ordenadores. Con la que está cayendo. Pero siendo justos sí, tendrían que sacar papel y lápiz para calcular el tiempo en el que se amortiza el equipo y poder cargarlo al proyecto. Que igual suena raro, pero para 6 meses hay una cosa que se llama renting y que es más adecuado dadas las circunstancias. Hay una cosa que les mola mucho a los economistas y lo llaman “incentivos”. Si no se controlaran estos gastos, los investigadores tendrían el “incentivo” de “romper ordenadores” al final de los proyectos y luego utilizarlos para que el becario entre en Facebook. Si quieres un PC para usarlo 5 años, te lo compras con el dinero del Departamento y no con el dinero del proyecto. Eso está muy feo. Por lo que vemos, los incentivos sólo funcionan con las prestaciones de los parados vagos, que desincentivan buscar trabajo.

Es absurdo que no te puedas traer al tipo de Harvard por no haberlo previsto en el proyecto, cierto es. ¡Qué curioso! Descubre algo importantísimo y va a verte precisamente a tí. Pero tiene que venir, esto no te lo puede explicar por conferencia. A lo mejor es que en el ministerio tienen el culo pelado de ver a gente que se trae amigos cada vez que descubren algo. También a la hora de “escribir el proyecto” se os podía haber ocurrido prever esto. Esto está relacionado con otro de los grandes éxitos de nuestros científicos: las dietas y viajes. Igual que en los casos anteriores, existe evidencia científica de que este dinero no se utiliza siempre de la manera más correcta. Vamos, que al Burger King no van a comer algunos. Obviamente los auditores, que deben ser unos señores a los que se les paga por participar en certámenes de coros y danzas, hacen cosas raras cuando piden que una factura cumpla los requisitos legales establecidos. Vamos, que si hacen su trabajo porque lo hacen y si no lo hacen es porque son funcionarios. La excusa de que nadie me puede rechazar un documento mal hecho porque salió más barato el alojamiento, es de lo más absurdo. Que un alojamiento no sea barato no exime al hostelero de emitir correctamente las facturas, y en ese caso para eso estás tú que le debes pedir las cosas en condiciones. Es que si no distinguir una nota del Ritz, de otra del Hostal Miguelín se complica.

Ya sabemos queridos Antonio y Anxo que de burocracia abundante y absurda vamos sobrados en España. Pero igual tenemos que entender el motivo por el que en ciertos países tienen tendencia a sobrerregularlo todo: es que si nos dejan se nos va la mano. Hace poco me contaron que los neozelandeses no entienden que para seleccionar personal, por ejemplo en la Universidad, haya que hacer convocatorias y pruebas de selección. “Los españoles perdéis mucho tiempo con papeleos, si al final se contrata a quien queréis”. Esta frase genial será del agrado de estos dos investigadores, lo que tendríamos que preguntar a la ciudadanía española es qué le parecería que las contrataciones en la Administración Pública se hicieran “a dedo”, como en Nueva Zelanda. Pues eso mismo. La diferencia entre Nueva Zelanda y España, es la que podemos ver en este artículo. Por eso hasta que España no se parezca a Nueva Zelanda, tenemos que poner todo tipo de burocracia.

¿Hay corrupción en el mundo de la Ciencia? No lo sé, lo que sí sé es que Antonio Cabrales es el director del Departamento de Economía de la Universidad Carlos III de Madrid. ¡Uy, no, que se me olvidó mencionar que es el mismo Departamento donde entró Tomás Gómez con un proceso más oscuro que el sobaco de un grillo! No te pedirían papeles para justificar gastos que luego se aceptan en un 80%, si no fuera porque existe ese 20% regulero. Esta burocracia absurda es el precio a pagar por ser tan piratillas. Pero igual es que Educación, Ciencia, Hacienda o a saber quién coño lleva estos saraos cada 10 minutos, os odian de manera secular.

Así que igual lo que pasa es que Hacienda tiene que poner hormigón en los sofás para que no se los lleven los investigadores.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Cuando Hacienda tiene que poner hormigón en los sofás para que no se los lleven los investigadores

  1. RBG dijo:

    He leído la tribuna de estos dos sres. y alucino en colores. Las grandes quejas son. (A) porque les toca justificar el alojamiento en viajes (¡pues claro que con NIF, sólo faltaba. ¿o es que ellos se creen, pongamos por caso, el expediente académico de un alumno nuevo si les da una hoja de papel arrancada de un cuaderno donde pone que tiene aprobada la selectividad, firmada por manolín?), (B) porque no les dejan atribuir todo el gasto en ordenadores a un proyecto (pues igualmente claro! ¿o esperan que cuando contrato una mudanza pague también la compra del camión?) y (C): Porque tienen que justificar, cuando invitan a alguien a cargo del proyecto, que sea importante para el proyecto (y triplemente claro!!. Ni que fuera la mismísima madame curie en sus buenos tiempos, explíqueme usted lo que le reporta al proyecto que le pago yo esa visita, o pensaré que está haciéndole un favor a un amiguete que quería venir, o que está aprovechando mi dinero para asuntos de otras investigaciones, o incluso para otros bussiness!!)
    Si lo tuvieran claro desde el principio, no tendrían que dedicar horas y horas de su altísima cualificación a justificar estas cosas; las traerían justificadas de casa. Y si les parece mal, ya saben: que no pidan dinero de todos. De hecho, después de esta tribuna, si son coherentes, no volverán a pedir ni un euro a hacienda, porque les cuesta más de lo que les dan. Claro, que luego mira uno el gasto privado en investigación en España, los mira a ellos con sus altísimas cualificaciones y piensa: pues va a ser que sí, que lo pedirán.

    • Pedro dijo:

      Lo más divertido de la columna de estos señores es que teniendo cierta razón en el fondo, se la cargan dando ejemplos que demuestran porque hay que “atarlos en corto”. De hecho me consta que hoy la CAM tiene paralizados las Ramón y Cajal por motivos al parecer abursos. Pero yo he pasado una breve parte de mi vida en la parte administrativa de la Ciencia y tengo familia muy directa que lo sigue haciendo. Por esto sé tanto que las quejas sobre burocracia e idioteces son ciertas, como que muchos investigadores como estos señores son unos caraduras. Lo triste es que éstos son los que vienen a salvar la Universidad, el reciente documento de la comisión de expertos es un resumen de su ideario y ya están criticando a los dos juristas que han salido del tiesto, cuando si se levantara la alfombra no tendrían donde meterse: son más chorizos y endogámicos que nadie, y un modelo como el de UK les serviría mejor a sus intereses.

      • Peter Feinmann dijo:

        Pero ¿no tienen personal administrativo para que se encargue de la burocracia? claro, como son los boss del departamento, ordenan a los administrativos que relajen los controles, y al final los pilla Hacienda completamente descontrolados. Eso no puede ser, los controles relajados fomentan la corrupción, deben ser siempre tensos.

      • Pedro dijo:

        Hay secretarios de departamento, técnicos e incluso departamentos que ayudan en dicha gestión. ¿Son suficientes? Luego hay trámites como preparar memorias por ejemplo que son casi exclusivas del científico. Lo que pasa es que ellos quieren recibir mucho dinero y sin que le pregunten mucho y que les juzguen por si publican mucho y tienen mucho impacto.

        Nos podemos negar que tenemos burocracia absurda e ingente, pero justificarlo diciendo que no dejaron comprar un ordenador que amortizas a 5 años con una ayuda para 6 meses es el peor ejemplo posible y la mejor muestra de por qué hay que ponerle hormigón al sofá.

    • Peter Feinmann dijo:

      Favores cruzados, les llaman: hoy por ti mañana por mi.

  2. Hazme un favor: tacha el preveer (sí, con dos “e”) del párrafo 6 línea 6 y escribe prever, salvo que pretendas redactar un texto tan ortográficamente creíble como el estúpido ejemplo del descubridor de Harvard que inventa la doble A (Antonio&Anxo). En otro orden de cosas, yo no quisiera llamarme Anxo porque no sé si soy algo amplio o, simplemente, un pez que ha perdido la cola.

  3. Peter Feinmann dijo:

    Los Fedea Boys son muy partidarios de la ley del embudo: ancho para ellos, estrecho para los demás.

  4. alberto dijo:

    He leído artículos tuyos muy buenos, que realmente me han gustado porque manejas mucha información e indicas de dónde proviene. Pero en este artículo se nota sobremanera que no sabes muy bien de qué hablas, que tienes muy poco conocimiento del tema y abusas de la ironía. Podrías saber que el dinero de los proyectos está muy encasillado; dependiendo del proyecto puede ser que puedas disponer del dinero para comprar ordenadores pero no para contratar una persona en labores de investigación o administrativas, o viceversa, puedes contratar a un ayudante pero no comprar un ordenador. Tampoco es posible saber si para los próximos años vas a tener o no financiación así que puede ser normal que algunos, cuando ya han cuadrado los gastos más importantes de un proyecto que ha durado tres años, opten por comprar un ordenador más potente que les dé servicio los próximos años, o un portátil para poder llevar sus presentaciones cuando dan alguna conferencia en otra universidad. Además, normalmente, los departamentos no tienen dinero más que para su funcionamiento ordinario, y no compran ordenadores para nadie. Y por supuesto, en un proyecto de tres o cuatro años de duración siempre surgen imprevistos; y puede ser que en un determinado momento se plantee la posibilidad de traer a alguien de otra universidad o que alguien de tu grupo viaje a otra universidad a aprender una técnica nueva. Y por último, por supuesto todos los proyectos rinden cuentas (año a año y al final del período) de
    qué progresos se han conseguido y en qué se ha gastado el dinero; es un trabajo burocrático, como el de pedirlo, para el que no se cuenta con ayuda de ningún adminstrativo y que a veces resulta engorroso, pero nada más.

    • Pedro dijo:

      En primer lugar muchas gracias por el comentario. Dicho esto igual decir que no sé muy bien de lo que hablo y demás es algo aventurado por su parte. Más que nada porque una breve parte de mi vida profesional la he pasado en la O.T.R.I. de una Universidad. Eso no me exime de equivocarme o decir idioteces. Pero de esto sé algo mas que del resto de lo que escribo. En su comentario no adivino qué es lo que exactamente se critica de la entrada, ya que poco tiene que ver con lo escrito. Eso no impide que haga algunas puntualizaciones.

      Ya sé que “el dinero de los proyectos está muy encasillado“, por eso se hacen presupuestos. Y ya sé que las modificaciones presupuestarias no son siempre posibles, sobre todo cuando afectar a Personal. Pero lo que te dice qué puedes o no puedes hacer con ese dinero es tanto la cantidad, obviamente, como en qué te lo puedas gastar que te lo dirá la convocatoria. Por ello hay convocatorias del PM que sólo financian un %, otras que no permiten cargar gastos de Personal, otras que sólo puedes gastar en Personal… Pero que el importe de la ayuda no sea suficiente para cubrir todos los gastos de un proyecto no es un gran descubrimiento, ni tiene mucho que ver ni con mi entrada ni con la columna de El País.

      No debo pasar la oportunidad de agradecerle que haya confirmado lo dicho en la entrada, cuando dice “cuando ya han cuadrado los gastos más importantes de un proyecto que ha durado tres años, opten por comprar un ordenador más potente que les dé servicio los próximos años, o un portátil para poder llevar sus presentaciones cuando dan alguna conferencia en otra universidad”. Claro, es lo que decía con “abuso de ironía”, los ordenadores se rompen mucho cuando acaban los proyectos o los ejercicios presupuestarios. Para notarse sobremanera que no sabía de lo que hablaba lo he clavado, ¿verdad? ;-). Ahora bien, que con el dinero de tu presupuesto si te sobra te lo gastes en ordenadores, cervezas o gatos de escayola se necesiten o no puede ser normal pero dudosamente ético. De hecho en pocas empresas se sustituye Inmovilizado sin amortizar porque “sobre dinero”. Otra cosa distinta es que tal y cómo está organizado el cotarro no haya incentivos para gastar bien y que nos parezca “normal” este tipo de actuaciones, pero como dijo aquella “el dinero público no es de nadie” y si sobra en vez de devolverlo, pues se gasta. Y esto es algo que ha ocurrido cuando había financianción a espuertas como cuando ahora no la hay. Así que no es excusa. Al contribuyente que paga sus impuestos no creo que le parezca “normal” que si sobra “su dinero” se compren ordenadores sí o sí. Porque no va a venir un interventor a ver si se utiliza para trabajar o para mirar el Facebook. Mientras tanto en el siglo XXI cuando uno se va a hacer una presentación, el ordenador te lo pone la institución que te acoge. Siempre y cuando no haya alguna necesidad especial. Pero no creo que a un workshop no te vas con el proyector en el Baul de la Piquer, a menos que vayas a la Universidad de Kabul, a la que te llevas el Super Cinexin. Otra cosa distinta es que alguien te de una subvención finalista y como te sobra dinero en vez de reintegralo te lo gastes. Eso aparte de poco ético es directamente ilegal y como tal bien rechazado estaría el gasto.

      Sobre los ordenadores, cada casa tiene sus normas. Es frecuente que los ordenadores sean de la institución y no del departamento. Pero los departamentos tienen el dinero que se les asigna, que puede dar para ordenadores, para folios, para viajar o para comprarte una silla. Claro, si un economista y un matemático no son capaces de hacer presupuestos que puedan prevenir ciertas contingencias, entonces nos deberíamos preguntar en qué manos estamos. Es razonable decir que en estos momentos de recortes presupuestarios no tengo para comprarme un PC. Ahora, si unos señores de la Universidad Carlos III que está abriendo Campus, construyendo edificios y que se jacta de ir bien presupuestariamente vienen a decirnos que su Universidad no tiene para ordenadores, mienten. Si hay para otros gastos y no para el material que se necesita para el trabajo, entonces que hablen con su rector. Que como digo en la entrada, es el rector al que apoyaron ellos. Lo más divertido es que los “ordenadores se rompan” hasta el punto de ser inutilizables. De hecho pocas averías en un ordenar lo inutilizan completamente como para tener que comprar otro. De hecho hay unos Servicios de Informática muy majos que te lo recogen, y bien te los arreglan o utilizan las garantías que los suministradores suele ofrecer en los fabricantes o indicados en los propios pliegos. Ya ni decir que resulta poco creíble que en Economía o en Matemáticas de la UC3M sólo tienen un ordenador para todos.

      ¿Surgen imprevistos? Claro, como en todo en la vida. Ahora bien, si estás muy interesado en traerte a cualquiera que descubra algo no está de más que lo reflejes en tu proyecto antes de que te lo aprueben. Pero el dinero te lo dan para los previstos, no para los imprevistos. Y en ese caso para eso está tú, para tenerlo en cuenta. Esto no quiere decir que en algunos casos se rechacen gastos absurdos, pero querer cargar un paraguas al proyecto por en Londres te ha llovido es imprevisto y NO lo puede meter en el proyecto. Seguramente sabe que esto último no lo he dicho porque me lo supongo, los nunca demasiado odiados PAS de las Universidades puede editar enciclopedias con greatest hits del PDI.

      Y hablando de PAS. Hombre, las Memorias y los documentos técnicos no te los van a hacer los administrativos. Pero habiendo personal de Departamento, personal en OTRIs, personal en servicios económicos y existiendo la posibilidad de contratar técnicos de apoyo (con ayudas específicas) imaginarse al investigador en un páramo es quizás ir demasiado lejos. Otra cosa es que viendo la avalancha de burocracia los recursos sean suficientes o no. Pero una parte de la carga burocrática y del asesoramiento sí los pueden hacer PAS.

      Bueno, pues para no tener mucho conocimiento me ha quedado un buen ladrillo, saludos.

      • alberto dijo:

        No entiendo que hables de un ordenador como si fuera un despilfarro o un objeto de adorno o que lo compares con una cerveza o un gasto de escayola; no me imagino a nadie en ninguna universidad poniendo reparos a que un investigador compre un ordenador con cargo a un proyecto de investigación; ¡un ordenador!; tampoco me imagino a nadie en niguna universidad trabajando sin ordenador.
        De los imprevistos no te digo nada, porque tu ejemplo habla por sí solo.
        Y hasta dónde yo sé, ni personal de Departamento ni personal en OTRIs, ni personal en servicios económicos te ayudan en las memorias de los proyectos; tal vez un técnico de apoyo, si tu proyecto contempla la posibilidad de contratar uno mientras dura dicho proyecto.

      • Pedro dijo:

        Un ordenador creo que es o no un despilfarro dependiendo de si es o no necesaria su adquisición. Como los gatos de escayola, las cervezas o como mejor ejemplo tenemos los aeropuertos, que son infraestructuras que están bien o mal dependiendo de lo conveniente que sea su construcción. Ahora preguntémonos si Castellón es o no un despilfarro a pesar de ser una infraestructura.

        Pero de todos modos lo que discuto no es que un investigador compre un ordenador, sino que lo compre lo necesite o no, además lo hace con una ayuda finalista que está pensada para ello y si encima no se le acepta el gasto en la justificación, lo refleje en una columna de opinión en un diario de la importancia de El País diciendo que los señores de Hacienda son malvados. Con lo sencillo que es atacar a la burocracia en España como se puede hacer tan mal. Obviamente y viendo el estilo esta hazaña está escrita por Anxo, que tiene ese estilo agresivo que el otro firmante no tiene.

        Nadie en ninguna Universidad va a poner reparos en que te compres un ordenador con un proyecto de investigación por diversos motivos. El primero es que, salvo programas propios de las instituciones, el dinero no es suyo. De hecho a las Universidades lo único que les interesa es captar financiación, que te sirve para gastar en lo que consideres y salir muy guapo en los rankings. El siguiente es que al ser inventariable pasa a formar parte de Universidad, por lo tanto si el dinero no es suyo la Universidad preferirá comprar un ordenador que devolverlo al Ministerio, a la Comisión, a la empresas o a quien corresponda. El que pone pegas es el que financia.

        Por último cuando he dicho “Hombre, las Memorias y los documentos técnicos no te los van a hacer los administrativos.” creo que ya estaba diciendo lo mismo que comentas. Otros documentos y tareas de apoyo se pueden realizar perfectamente, si tienes ese personal y puedes pagarlo.

  5. sofas dijo:

    Un artículo muy bueno, sin duda alguna. Enhorabuena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s