¿Somos los españoles poco emprendedores? (III) ¿Cómo son nuestras empresas?


Previously en No me jodas que me incomodas revisaba comparativas internacionales sobre emprendedores en el mundo. En la primera entrada se comprobaba que España no tiene una alta tasa de emprendimiento a nivel mundial, pero que era superior a países-modelo como Francia, Alemania o Dinamarca, igual a Suecia, no muy lejos de Finlandia o Suiza y a años luz sobre todo de Australia y USA. En la segunda entrada se hacía notar que no se veían oportunidades de emprender, cierto miedo y por lo tanto poca intención para ello. Además no tienen la mejor imagen social los emprendedores en España, a pesar de considerarse una buena opción profesional y creernos capacitados para hacerlo.

A estas alturas cabría preguntarse por qué muchos países que consideramos prósperos, tienen bajas tasas de emprendimiento. Parece que esa prosperidad no está tan directamente relacionada con el número de personas que inician negocios. ¿Qué será, será? El GEM nos ofrece alguna pista al respecto.

Uno de los dilemas con los que vivimos en España es si competir siendo más baratos o competir siendo mejores. Competir con salario o competir con innovación. Veamos qué nos dice el informe al respecto:

Productos innovadores

Esta gráfica representa el % de nuevas empresas con productos y servicios denominados “innovadores”. Aquí podemos ver cómo son los tejidos empresariales de cada país y cómo compiten cada uno de ellos.

Esto nos traslada a otro aspecto muy debatido sobre las empresas en nuestro país: su internacionalización. En el siguiente gráfico se representa el % de nuevas empresas con un 25% o más de clientes en el extranjero.

internacionalización

Aquí se notan dos fenómenos curiosos. De media cuanto más desarrollado es el país, más internacionalizadas están sus empresas. Pero al mismo tiempo cuanto más grande es el país, su dependencia de la internacionalización es menor. Así por ejemplo sorprende que China tenga un bajo porcentaje de nuevas empresas con clientes extranjeros, a pesar de este país pueda ser considerado la fábrica del mundo. Quizás sea que en China unas pocas empresas exportan mucho, pero la mayoría de la industria auxiliar de estas empresas sólo tenga clientes chinos. E igualmente a mayor población, mayor mercado interior. Centrándonos en España, vemos que en este aspecto somos un desastre, ya que somos un país teóricamente desarrollado con un tamaño de población y territorio medio.

Otro de los temas que siempre se trata en los debates sobre emprendedores es el famoso “apoyo a las PYMES”. Existe una corriente mayoritaria la cual considera que estas pequeñas y medianas empresas, al ser mayoría en número y acaparar la mayoría de empleo, deben ser especialmente apoyadas. Bajo este argumento, existe la creencia de que la proliferación de muchas pequeñas empresas es la solución a nuestro alto desempleo. ¿Es esto cierto? Pues la OCDE nos ofrece este bonito gráfico:

empleados por empresa

Pues sí, ya sabemos que toda gran empresa empezó a ser pequeña. Pero podemos convenir a la luz de estos datos, que la proliferación de pequeñas empresas no es algo bueno de forma genérica. Así que España no será más próspera si tiene un montón de PYMES y autónomos, lo será si estos emprendedores tienen capacidad de crecer y hacerse más grandes. Parece que la solución al alto desempleo en España no está en incentivar a autónomos y PYMES por el mero hecho de existir. Eurostat nos ofrece datos reveladores:

empleo por tamaño empresa

Lo que sí es cierto es que, a corto plazo, si existe un mayor número de empresas habrá un mayor número de contrataciones. Otra cosa es lo que duren esos contratos. Esto lo podemos ver claramente aquí:

crecimiento crecimiento1

La relación directa entre tasa de emprendimiento y expectativas de empleo es bastante clara, y un punto a favor de aquellos que piensan en esta vía como solución a nuestro alto desempleo. Pero no olvidemos que si despedimos más de lo que contratamos, lo único que estaremos haciendo es caminar en círculo. Porque sí, la gente tendrá trabajo. Lo que pasa es que en España tenemos la fea costumbre de necesitar financiación para cualquier cosa. Así que efectivamente, si todo el mundo crea una empresa o se hace autónomo tendremos mucha gente saliendo del paro, que al poco tiempo irán al desempleo dejando al emprendedor con deudas. Como “patada a seguir”, cosa que en España somos especialistas, es una gran idea.

Hay un dato dentro del estudio que me gusta bastante, referido a la capacidad emprendedora de los empleados. Creo que habla por sí misma.

empleados emprendedores

En el próximo episodio me centraré más en España.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s