Los motivos de Sergi


Ya han pasado unos meses desde que el El Huffington Post arrancó en España, desde junio de este año concretamente. Y la verdad, a veces no entiendo esa idea de tener “bloggers” cuyo único requisito es “tener un nombre” y a partir de ahí escribir lo primero que se les pasa por la cabeza. Porque para escribir en el HuffPo parece que sólo es necesario “ser alguien” y a partir de ahí no hay más exigencia ni sobre temática ni sobre calidad de los textos. Si no es así, hay cosas que no se entienden. Por ello es posible encontrarte al arquitecto de los famosetes, el que sale en el Sálvame, realizando un ataque frontal contra los funcionarios con todos tópicos típicos. Por supuesto “alguien” le hizo puntualizaciones a las que no contestó, cosa que sí hizo con quien le daba la razón. Parece que la línea seguida por el Huffpo en sus blogs consiste en fichar “famosetes” y que se recreen. Esto trae este tipo de problemas.

El caso es que vía Twitter me llegó la publicación de un artículo del cocinero Sergi Arola, en la cual explica sus motivos para no secundar la huelga general del 14 de noviembre. El artículo es este. No es que me parezca mal que un cocinero nos hable de huelgas generales o un arquitecto hable de empleados públicos, ser lo que son no les incapacita para ello. Pero sería de agradecer que el medio el cual les acoge, tuviera la deferencia de preocuparse de que los textos aporten algo de calidad al mismo. Para hacer un “refrito” de comentarios de Forocoches mejor utilizamos las fuentes originales.

Porque el texto de Sergi es una extraña conjunción de frases inconexas que forman un espectáculo algo absurdo. Es totalmente legítimo secundar o no la huelga general del 14-N y se pueden dar motivos fundamentados tanto para lo uno como para lo otro. Si lo han leído verán que este no es el caso, independientemente de que uno pueda estar de acuerdo o no con su conclusión.

Sus motivos para justificar su posición empiezan subiéndose a una “atalaya privilegiada” porque ha viajado, dice que mayormente a Brasil, India y China, para pagar las “obligaciones adquiridas” derivadas de poner su restaurante en plena calle Zurbano de Madrid, zona “modesta” donde las haya. Y esto hace más gracia aún leyendo posteriores argumentos que ofrece. El caso es que para Sergi en Europa tenemos muchos derechos y pocas obligaciones, vamos que somos unos malcriados. Recuerda que si alguna vez tuvimos derechos es porque cumplimos con nuestras obligaciones. A él le mola más el estilo brasileño, indio o chino de hacer las cosas. No sé yo si este señor ha vivido en alguno de esos países, no me refiero a ir de cocinero estrella a poner el cazo en una economía emergente y a venirse a la “esclerótica Europa” con el cheque. Con sus pecados prefiero malcriarme en Europa que ser el más listo de la favela, sufrir las desigualdades de la India o tener un Gobierno como el chino. Ya sabemos Sergi que debemos dar gracias por haber nacido en la zona noble del mundo. Pero sería muy interesante que nos desarrollaras un poco lo guay que es Bombay, porque sería algo digno de leer. Así que al parecer el motivo de Sergi para no hacer huelga es que en Europa se vive demasiado bien. Lo que habría que preguntarse es en qué medida Sergi vivió su vida tan bien gracias a las huelgas y derechos que ahora parece detestar. Como argumento en contra de la huelga es bastante malo, pues que en Bangladesh sean pobres no quiere decir que España no se pueda hacer una huelga en estos momentos.

Otro hilo argumental es el “sensiblero”, en el que afirma estar en contra de los recortes, los desahucios y le faltó decir que sobre el hambre en el mundo. Esto último sería muy pertinente para un cocinero. Perdona Sergi si en Europa no se pasa aún demasiada hambre, de momento. Debe estar muy en contra de los malvados y muy sensibilizado con estos asuntos. Es por ello que en el espacio que le ha dejado el HuffPo, ha sido incapaz de hacer ningún comentario sobre esos problemas. Si revisamos el historial de Sergi en 5 meses sólo ha escrito para presentarse y para hablar de la huelga. De hecho el tono “jocosete” de la paz mundial y la Coca-cola muestra la enorme preocupación e indignación que tiene este señor con los problemas que hoy sufre España. Querido Sergi, a ti los recortes te importan un cojón, siempre que no te afecten. Y eso es normal, no te culpo, pero no te hagas indignado con los TERRORISTAS con traje y corbata que habitan en muy cerca de donde abriste tu restaurante. De hecho son los que te han dado de comer. Y recuerda lo que Jesús de Nazaret dijo sobre la limosna:

Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos. Cuando, pues, des limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. Mas cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. (Mateo 6: 1-4)

No te hagas ahora el “indignao” para justificarte, ahora no muestres que eres majete. Seguro que lo eres y estás en contra de todas esas cosas malísimas, pero precisamente Sergi la huelga trataba de eso: de protestar contra los recortes. Así que si estabas en contra de los mismos, deberías haber aprovechado la oportunidad de mostrar tu descontento. Pero no lo has hecho, no debes de estar tan preocupado. Espero que al menos hayas ido a manifestaciones, de esas que no se pueden realizar en muchos de esos países a los que nos quieres acercar.

Mención aparte merece su frase:

Yo estoy en contra de los recortes, salvo que se lleven por delante como un tsunami la inmensa, ineficaz y desproporcionada administración que tenemos.

Hombre Sergi, ya sabes que eso me duele. Parece que no te enteras de que es al contrario, que de “desproporcionada e inmensa” poco tiene, ¿recuerdas esto? ¿Te suena esto? Sobre el final de tu entrada, ¿te recordamos esto? Quizás es que Sergi tenga este tipo de lecturas, de un tal Francisco Aranda (CEIM-CEOE):

España es uno de los países de Europa con más empleados públicos, 2,7 millones, es decir, uno de cada siete trabajadores con empleo en España (el 14,46%) está en nómina de alguna de las tres Administraciones Públicas (estatal, autonómica o local). Pero sólo 1,6 millones son funcionarios de carrera.

Pues sí Sergi, en nuestra Administración Pública sobran unas cuantas cosas. Pero permíteme que te recuerde que lo más “inmenso, desproporcionado y en ocasiones ineficaz” en España es precisamente tu negocio amigo. ¿Sabes que España es el segundo país de Europa con más establecimientos hosteleros por habitante? Espero que el tsunami no se los lleve por delante, aunque sería más saludable para nuestra economía no depender tanto de la hostelería, y más si está regentada por gente con esas ganas de convertirnos en un país en vías de desarrollo. En fin Sergi, que te ha traicionado un poco el subconciente. Desde el inicio ya se sabe porque elegiste no hacer huelga, no disimules.

Querido Sergi, podemos echarnos unas risas con el cheque bebé, la Guerra de Irak y Afganistán, las licencias para recaudar y las megaconstrucciones. Pero no te pongas a marear la perdiz amigo, que España ya no es de los españoles por gente como tú. Sí, ¿te acuerdas cómo vivían los tuyos Sergi? Mira que hemos hecho el idiota con el dinero público, entre otras cosas tapar la mierda que deja el dinero privado. Mira esto Sergi, míralo.

Es que tienes razón Sergi, hemos sido unos “niños pera” que nos hemos endeudado hasta las cejas. Por cierto, ¿eras tú el de las obligaciones contraídas? ¿Tienes línea de crédito o tú funcionas con caja? Con suerte podrás devolverlo gracias a los europeos pijos con despacho en la Castellana que pueden pagar 135 euros, lo que cuesta el menú que lleva tu nombre. Porque como podemos ver Sergi, tus precios no son precisamente ajustados. Pero ahora te dedicas a sacarle los cuartos a los malcriados de países emergentes, porque aquí se te acabó el chollo. Harás un gran trabajo para que alguien te pague ese dinero por tu cocina. Pero tu negocio madrileño no parece ser el mejor reflejo de lo que predicas, es un restaurante para que malcriados europeos aparenten riqueza en sus negocios o ante sus amistades y amores. Deberías dar de comer a obreros en los polígonos industriales… si queda alguno. No nos digas que dedicarías líneas y líneas a discernir el bien del mal, pues has dedicado más líneas a hacerlo que a lo que ibas a decir. Gracias por explicarnos lo obvio Sergi, pero de lo que se debate estos años es del cómo se arregla.

Ya sabemos Sergi que la “juerga general” al Gobierno de Mariano no parece preocuparle demasiado. Y ya nos hemos dado cuenta de que los “agentes sociales se representan a sí mismos”. Vamos, que los sindicatos no te hacen mucha gracia, a mí tampoco me gusta cómo están. Pero está bien Sergi que nos lo cuentes, más que nada para comprobar tus verdaderos motivos para no secundar la huelga, que no tienen que ver con buenas intenciones. Tienes razón Sergi, los sindicatos se representan a sí mismos. Como toda asociación u organización que se precie. De hecho Sergi tú también tienes “agentes sociales” que supuestamente te representan. E incluso pueden convocar “huelgas”, se llaman cierres patronales. No te deben sonar Sergi, más que nada porque no son muy frecuentes. Mira tú que en este país empresarios y autónomos se quejan de todo tipo de horrores, muchas veces con razón. Podías encabezar un cierre patronal para luchar contra esas y otras injusticias que consideres. Pero no lo harás Sergi, porque tú no las necesitas, a ti te ha ido relativamente bien. Reitero mi frase patentada: “Aquellos que piden más sacrificios son los que tienen la boca más llena de pan“. En este caso literalmente hablando. Igual los chinos no te han explicado porque vienen a España, y no estoy hablando de Gao Ping. Siento decirte Sergi que huelgas propiamente dichas, sólo las pueden convocar sindicatos. Por la Ley y por la misma Constitución a la que te agarras. Que conste que te entiendo Sergi, más de lo que tú te crees. Lo que no entiendo es que te estés justificando con esta sarta de simplezas y, permíteme la palabra, gilipolleces siendo lo único que hayas aportado al HuffPo en 5 meses.

Me ha gustado especialmente Sergi el argumento que ofreces de que esa no es la imagen que quieres ofrecer del país. ¡Di que sí Sergi! La imagen que mola es la del paro, los recortes en Sanidad y Educación, el Urdangarín, el Bigotes y los de los EREs en Andalucía, el aeropuerto de Castellón, José Bretón y los resultados en Eurovisión. ¿Pero una huelga? ¿Que la gente proteste por la situación en el país? ¡Amos, no me jodas que me incomodas! Si es que no se le ocurre a nadie hombre… ¿Eso sale en CNN? Por cierto Sergi, búscate quienes son los que mayoritariamente dan el argumento de la “imagen del país” para criticar la convocatoria de huelga. A ver si coinciden el algo con los que criticabas algún párrafo de tu texto.

Y estoy totalmente de acuerdo contigo Sergi, ¿vas a cerrar tú un día? A ver si no vas a ser capaz de facturar los 1850 euros esos que necesitas. Podrías habernos deleitado en estos 5 meses con algún post sobre fiscalidad en el trabajo, porque es un tema interesante a debatir. Te debe preocupar lo mismo que la dación de pago, que a mí me importa poco. Pero no te olvides Sergi que esos 850 euros que debes facturar de más sirven además de para cargos libre designación, rescates a bancos y carreteras en medio de ninguna parte para tener sanidad, educación, seguridad, pensiones, prestaciones por desempleo y todo tipo de idioteces de países los cuales viven bien. Y una Administración que os vigile a los de tu clase, porque no mucha ética no tenéis. De hecho apenas conozco “mileurista” que quiera renunciar a esas cosas por una rebaja de impuestos. Y acuérdate Sergi que a los precios que pones tú el plato, pocos chinos, indios y brasileños se lo pueden permitir. Sólo los mismos chinos, indios y brasileños a los que aquí criticas. Como los españoles dejen de tener esos insostenibles “derechos”, igual ya no puedes ni hacer un potaje… para ti me refiero. Pero quien te da de comer no es muy de huelgas, ¿verdad?

Mira Sergi, déjate de ostias. Déjate de demagogia y de decirnos que en Burundi se pasa peor. Déjate de hacer el hipócrita y mostrarte indignado. Déjate de contarnos lo que ya sabemos: que tenemos las cuentas descompensadas. Déjate de simplezas de político y sindicato KK. Déjate de la Constitución, las materias primas que explotamos en África, de la imagen de España y de los pobres mileuristas. Lo tuyo es mucho más sencillo Sergi, tú elegiste no hacer huelga porque…

¡Eres empresario!

Y ya está, ¿ves qué sencillo? Te cabe en un tweet y te dejas de contarnos películas “de chinos”… o de Bollywood mejor. Porque lo tuyo va de eso Sergi, no sé si has secundado una huelga en tu vida, no lo parece con tu discurso. Es así de sencillo y además es lícito. De hecho si fuera tú Sergi habría hecho exactamente lo mismo. Es más, si lees esto pensarás que soy un sindicalista cabrón enfadado contigo. Pero imagínate por un momento Sergi que hubiera tomado la misma decisión que tú, que no sería raro viendo el seguimiento de la huelga. Hasta a lo mejor comparto alguno de tus motivos… pero tío, ¿es lo único que tienes que aportar al HuffPo en casi medio año? Así que respeto tu decisión de no haber hecho huelga, y la respetaría aún más si simplemente dijeras el único motivo que tienes para no secundarla. Pero tus justificaciones son un cóctel de insensateces y demagogia bien agitadas sin ningún fundamento.

Disculpen los lectores el furibundo escrito y que haga lo mismito que nuestro amigo Sergi: no escribir en mucho tiempo y cuando lo hago que sea para esto, además de dedicar más tiempo a lo accesorio que a lo principal. Porque sinceramente esto no va para Sergi Arola y su entrada. La opinión de este señor sobre la huelga me importa un pimiento, cocinado como mejor gusten. Esto va para los señores que dirigen El Huffington Post, no sé… para @MontseHuffPost, ¿es necesario esto? ¿Es la línea del medio que famosetes escriban este tipo de historias? ¿Veremos en el HuffPo a Sergio Ramos hablando de Termodinámica o a la Pantoja sobre el Mundial de Curling?

Yo no sé ustedes, pero a mí me haría más ilusión que en los blogs del Huffington Post hubiera gente interesante con diversos puntos de vista y que ofrezcan su opinión sobre lo que entienden. Que en el caso de Sergi Arola sería hablar de cocina y de algo más si tiene valor para los lectores. Para hablar del tiempo y del partido del domingo como cuando te estás tomando unas cañas, ya tenemos los blogs personales.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s