Las falacias del profesor Cojonciano


Recientemente en Nada es Gratis ha vuelto a publicar un post el tal Juan de Mercado, que es el perfil bajo el que editan opiniones que pueden comprometer a sus editores. Le podían haber llamado profesor Cojonciano que tiene más gracia. El caso es que en esta edición bajo el título “Algunas falacias recurrentes sobre el mercado de trabajo y las reformas laborales” nos deleitan intentando desmontar algunas de ellas. No estaría mal si no fuera porque el artículo y la actitud de la cuchipandi de FEDEA en general adolecen de varios tipos de falacias en sí mismos. De hecho es bastante complicado argumentar algo sin caer en las decenas de tipos de falacia existentes o que se te acuse de utilizarlas. Pero me permito responder a alguna afirmación de la entrada y a dar mi opinión al respecto.

1.       “La legislación laboral no es un factor determinante del desempleo y, por tanto, las reformas laborales son inútiles para reducirlo”.

La crítica del autor a este argumento se centra primero en que se obvia la influencia de la legislación laboral respecto al desempleo resultante. Esto no es así, lo que se critica es tanto el grado de influencia que se le confiere, como el supuesto efecto beneficioso de ciertas propuestas de reforma que estos amigos de FEDEA proponen. Se cae en la simplificación falaz de dar a entender que alguien piensa que “las reformas son inútiles”, también ayudada esta percepción por las declaraciones poco acertadas de algunos.  Lo que muchos piensan es que vuestra propuesta de reforma laboral es inútil, pues cada uno tiene en mente las medidas que considera más adecuadas para resolver esa situación. Y la vuestra, que consiste en una rebaja cuantiosa de las indemnizaciones por despido llegando en la práctica en CERO, no la quiere casi nadie aunque la disfracéis con todo tipo de, precisamente, falacias.

Por otra parte se intenta criticar una afirmación, que divide en dos: que nuestro alto desempleo es consecuencia de la estructura de nuestro modelo productivo y por lo tanto de la explosión de la burbuja inmobiliaria. De momento creo oportuno recordar mis dos aportaciones sobre de dónde venían los parados, tanto en 2010 como en 2011 para ver de dónde procedían buena parte de los mismos en aquellos tiempos. Igual se debe la destrucción de empleo en la construcción e industria manufacturera a la dualidad en el mercado laboral, cosa que apunta el autor. Así que amigos, eso de que la construcción acumulara de repente el 50% de la fuerte destrucción de empleo no tiene que ver con la burbuja inmobiliaria. De hecho con su contrato único con indemnización creciente que siempre es cero seguiríamos enladrillando el cielo y si despidieran a alguno lo contratarían inmediatamente en la probable fusión de Google y Mercadona como ingeniero de la ostia. Por supuesto con las propuestas de FEDEA sería una OPA de Mercadona a Google, obviamente. Los camareros de Torremolinos trabajarían en el chiringuito mil inviernos y la aceituna se recogería todo el año.

Pero bromas aparte, de nuevo aparece la idea de la preponderancia de la legislación laboral a la hora de decidir en qué sectores invertir. Simplificando al máximo para ser falaz les propongo el ejercicio de pensar, simplificando también su razonamiento, si usted prefiere invertir en un negocio que le asegura un beneficio de 10% o en uno que le asegura un 1%. Como ya comentaba en la parte final de mi crítica a alguna propuesta de contrato único que ha circulado por ahí recientemente, algunos tienen una manera de hacer negocios bastante extraña. Por eso no tienen ninguno. Según ellos la gente montaba inmobiliarias o dejaba sus estudios para ir a la obra porque despedir a un señor era caro, no porque era la manera más rápida de ganar dinero. Una pena que se dediquen a hacer política y opinión cobrando de diversas empresas, con lo que ganaríamos con ellos dirigiéndolas.

2.       “Para crear el empleo el PIB tiene que crecer más que la productividad del trabajo y, por tanto, solo las políticas expansivas de demanda pueden crear empleo”

Aquí el autor hace crítica escasa y yo no seré menos. Esto se lo puede explicar perfectamente cualquier comerciante. Esos señores no saben muy bien si el PIB debe crecer más que la productividad para contratar a alguien, pero sí que saben una cosa: si no entra la gente a comprar a su tienda ni gana dinero ni va a contratar a nadie y cuanto más gasten comprando más productos mejor. Siempre lo simplifico con aquello de la panadería en el pueblo de 20 habitantes. Puede usted poner la legislación o los impuestos como quiera, que ni abrirán más panaderías ni van a contratar a nadie para atenderlas. Mucho menos la cerrará para abrir una tienda de ordenadores. Así que sin demanda va a costar un poquito crear empleo. Una legislación u otra tendrán diversos efectos dependiendo de una cantidad ingente de circunstancias que poco tienen que ver con la misma.

3.       “Las diferencias internacionales e interregionales de tasas de paro demuestran que la legislación laboral no puede ser causa del desempleo”

La primera idea que lanza el autor es una falacia Argumentum ad verecundiam de libro, pues para hacer comparativas entre países o regiones “hay que saber leer (cifras y letras) e interpretar (bien) lo que se lee.” Vamos, que si no te gustan sus propuestas es que no sabes leer ni interpretar lo que lees. También tiene su gracia que un señor que escribe bajo un think tank financiado por la Banca y la gran empresa diga que las conclusiones de la OCDE están condicionadas a aceptación política. Estoy siendo falaz criticando falacias.

Independientemente de esto, lo que demuestran las diferencias interregionales en las tasas de paro es precisamente la preponderancia de la legislación sobre otros factores. Muy relacionada con lo dicho sobre el primer punto. También tiene su gracia que personas las cuales se apoyan en lo existente en otros países para justificar sus reformas, aunque su reforma en realidad no se haya aplicado en ningún país del mundo, critiquen el mismo razonamiento. Un ejemplo puede ser que como en Suecia el coste de despido es barato (bueno, no tanto) y el desempleo es bajo, si nuestro coste de despido se parece al sueco entonces replicaremos su tasa de paro. ¿Esto es falacia o realidad? Yo no sé leer ni interpretar lo que leo, pero mi aportación a este razonamiento está aquí, aquí y aquí.

4.       “No hay receta mágica para resolver el problema del desempleo. Los que pretenden los contrario solo son arrogantes e ignorantes”.

Pues aquí estoy meridianamente de acuerdo con Juan de Mercado, buena culpa de la situación actual la tienen los errores y omisiones de los sucesivos gobiernos en la implementación de reformas estructurales. Por cierto, ¿cuál ha sido la dirección de esas reformas? Respecto al mercado laboral, ¿cuál ha sido la evolución de la legislación en el periodo democrático? ¿Cuál ha sido la evolución del desempleo en ese tiempo? Soy falaz y lo sigo siendo, ¿por qué debemos creer que las reformas del que tenía envidia sana de Irlanda antes de que pidiera el rescate o el que comparaba las conspiranoias del 11-M con la preocupación por la crisis son las correctas? De hecho en estos años de crisis otra cosa no, pero callarse lo que se dice callarse nadie se ha callado. Fundaciones como la que agrupa a personas como este Juan de Mercado, sindicalistas, empresarios, blogueros, periodistas, los del 15-M y en general cualquier persona a la que le cites el asunto te va a dar doscientas propuestas. Es bastante absurdo decir que ellos son los únicos que tienen una propuesta, al menos realista, porque saben leer.

Pues nada, ahí siguen los amigos de FEDEA con su campaña para convencernos que todo el que no acepte sus propuestas es malvado o imbécil. A veces con más acierto y estilo, otras con artículos tan flojos que deben publicarlos bajo seudónimo. Podían haber tenido la idea de utilizar al profesor Cojonciano para hacer el ridículo con la pataleta sobre el premio que le dieron a Juan Ramón Rallo, en vez de firmarlo con nombre y apellidos o que fichen a Risto Mejide como El Rellano.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Las falacias del profesor Cojonciano

  1. ogry dijo:

    ZAAAAASCA.

    ¡Este es mi Pedro! Muy bueno, tío

    Por cierto, recomiendo a la audiencia leer con calma el artículo citado (una perla de la arrogancia casposa de FEDEA), pues sino,puede parecer que la argumentación de Pedro se refiere al enunciado, y no, se refiere a la refutación que del enunciado hace FEDEA.

    • Pedro dijo:

      Gracias, a ver si paso un poquito de FEDEA que me estoy encasillando. Recomiendo dentro del artículo el comentario de Jugonn que es un “in your face” en toda regla. Lo de los alumnos de Cabrales corriendo a la academia ¿Montero Espinosa? es muy bueno.

  2. camaradabakunin dijo:

    Últimamente leo NeG y me gustan algunas de las cosas que publican. Pero precisamente hoy me he preguntado quién cojones era el tal Juan de Mercado y a qué venía tal sarta de idioteces… Gracias por aclararlo.

    • Pedro dijo:

      NeG agrupa a varios de los economistas más brillantes de nuestro país. Casi siempre es interesante lo que publican y uno puede o no estar de acuerdo, pero muchas veces lo exponen con brillantez, honestidad y humildad. Pero también de vez en cuando, como nos pasa a todos los que tenemos blog, ponemos unos bodrios que a posteriori nos da vergüenza propia leerlos. En el caso del este post que comento, es la enésima justificación para sus propuestas de reforma laboral. Cansino a más no poder. Saludos y gracias por tus tweets.

  3. Pingback: La estafa del contrato único: cuestión de dinero | No me jodas que me incomodas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s