Los olvidados


Nadie se acuerda de ellos. Nadie los nombra. Olvidados e invisibles a los ojos de los nombrados y autoproclamados “expertos”. Nadie habla de ellos, nadie les compara, nadie se acuerda de ellos cuando hacen “propuestas”. A los demás se les invoca para guardar el bien común, mientras ellos no parecen importarle a nadie.

Aquí sigo, a vueltas con el mercado laboral y eso que nadie dice querer recortar cuando hace reformas o hace esas propuestas: los costes de despido. Y es que resulta curioso que dentro de lo que se pueden considerar así, toda esta gente siempre obvia un asunto lo suficientemente importante para tener sido en cuenta. ¿Por qué? Pues porque como les digo siempre, para los del “contrato único” o los del “contrato pa emprendedores“, el objetivo es convencerle para que se deje meter la mano en el bolsillo. Con mejor o peor intención, pero esto es así. Si además se puede hacer al grito de ¡como Europa!… pues mucho mejor. Porque ya se sabe que si lo hacen en Europa está bien y la utilizan a discreción y a conveniencia. Y qué curioso, la Patronal, gobiernos, los azotes de la verdadera izquierda o eminencias del estilo JFV (owneado aquí por ser como es, un chulito) siempre se olvidan de los aspectos europeos que les interesa.

Me dejo de misterios, los olvidados son los costes relacionados con el plazo de preaviso en un proceso de despido. ¿A que ni la propuesta de los activistas low-cost ni en las propuestas del que acusó a los que avisaban de la crisis de conspiranoícos se trata este asunto? ¿Ha modificado este aspecto la reforma laboral reciente o la anterior? Este es uno de los múltiples aspectos que afectan a un proceso de extinción de un contrato. ¿Habría que revisarlo y estudiarlo? ¿Aquí hay que hacerlo como Europa o como escribía al final de esta entrada para esto somos España? Ya adivinarán lo que viene a continuación.

Es frecuente que cuando se habla de la indemnización por despido se nos pida que nos pongamos en la piel del empresario, si es de PYME mejor que es más demagogo y produce más lástima, vamos a hacerlo también en este caso para entender la importancia del asunto. Imagine que usted quiere o se ve obligado a deshacerse de uno de sus trabajadores. Lógicamente tendrá que comunicárselo al empleado y en casi todos los países, civilizados o no, hay un tiempo de preaviso regulado por Ley. Mientras transcurre ese tiempo y desde el momento de la notificación hasta la extinción del contrato, usted pequeño empresario estigmatizado por el maltrato que el mundo le profesa, tendrá que seguir pagando el salario de ese trabajador religiosamente. Lo curioso es que en todas estas propuestas de la CEOE, FEDEA e imitaciones similares se pasa de este tema de puntillas, centrando el discurso en la indemnización pura y dura. Pero, ¿hasta qué punto esto es importante y cómo está el patio en Europa?

He utilizado el maravilloso Doing Business del Banco Mundial, que es la manera más fácil para alguien con poco tiempo como yo de hacer este tipo de comparativas. Si vale para decir que nuestro despido es muy caro y que fastidiamos mucho a las empresas, también valdrá para esto. Para ello uso tres parámetros, la media para diversas antigüedades, para empleados con menos antigüedad y para los malvados insiders de los que muchos se acuerdan. Y como verán descubrimos varias cosas:

  • En descargo de los reformadores, sus modelos favoritos figuran en el primer y tercer puesto (Dinamarca y Austria), lo que pasa es que si ven a sus acompañantes en esta tabla no parece este hecho tenga una relación directa.
  • España está, efectivamente, en la Champions de esta clasificación de la flexibilidad. Por esto y otras cosas el Banco Mundial dice que es relativamente sencillo despedir en España… si pagas. Por un día de preaviso casi somos austríacos, lástima que a algunos se le olvide.
  • Países que también son modelo y ejemplo como Alemania, Holanda, Suecia o Finlandia tienen plazos de preaviso que en el mejor de los casos cuadruplica el español. Sí amigos, en Suecia o Finlandia para despedir a un señor que lleva 20 años en la empresa le tienes que pagar casi 6 meses de salario. Esto como podrán comprobar no ocurre en la mayoría de trabajadores de España. Pero siempre habrá alguno que se masturba con Suecia a lo que esto le resbala, despido cero y del preaviso ni me acuerdo.
  • Como normal general los países sobreprotegen a los mezquinos insiders en este aspecto, produciendo la famosa dualidad tan dañina para la equidad social en nuestro mercado laboral. Países conocidos por ser flexibles, con bajas tasas de desempleo y modelo para países como el nuestro protegen el puesto de trabajo, eso tan malo que esgrimen algunos en sus disertaciones. Hace un par de días alguien me preguntaba por qué me parecía mal la reciente reforma y qué diferencia veía con los mercados laborales de “Europa”. Yo le contesté que a cuál de los 30 modelos distintos que existen en el continente se refería. Aún sigo esperando la respuesta.

Todo esto de las semanas de salario además debe ser puesto en contexto. Sí, hemos visto que en términos de preaviso despedir a un señor en España te cuesta un par de semanas, mientras que por ejemplo en nuestra admirada Alemania la cosa puede llegar hasta los 30,3 semanas… ¡de salario alemán! Al pobrecito empresario de la PYME alemana le va a dar un ataque. Como digo para poner la cosa en su contexto esto hay que traducirlo en dinero. Y para ello haré un ejercicio de mediopollismo con los primeros datos de salario medio que me salgan en el buscador.

Así en España, con un salario medio anual de 21.500 euros (2008) nos saldría un inasumible salario de 868.27 euros. Austria, el paraíso soñado tiene un día menos de preaviso, pero con un salario de 38.622 deja 1485.46 euros a pagar. Que no es una ruina HOYGAN, pero de esto los mochileros no se acuerdan. Pero la situación se torna bastante comprometida cuando hablamos de países con altos salarios y preavisos largo. A un pobrecito holandés que no lleve ni 9 meses en la empresa le pagan 3.532,62 euros hasta que le despiden, pobrecito outsider. Si lleva 20 años, le tendrían que estar pagando 17,3 semanas, que saldría a la empresa por unos módicos 14.212,62 €. Ese alemán que lleva 20 años en la empresa se puede pasar más de 6 meses rascándose la huevada mientras le pagan los 23.840,27 euros que le deben. ¿A que ahora la famosa brecha en los costes de despido se estrecha? Pero el iluminado de New Haven se acuerda del despedir a cero pelotero pero no mucho de que un estudiante sueco entre que le avisan del fin de contrato y hasta que sale con su caja de cartón pasa un algo más de un mes y el pobrecito empresario le tendrá que pagar más del triple que eso ocurriera en España aunque no tenga trabajo que hacer. Para los daneses se me jode el cuento, pero siempre me quedará lo que le dije a la ex-ministra.

Por todo esto resulta llamativo que los gobiernos cuando hacen reformas laborales intentando convencer a la población con argumentos europeístas, que los economistas cuya vida transcurre en la laboratorio del Prof. Bacterio ideando fórmulas para tomarnos el pelo hablando de Europa, o cuando empresarios gorrones quieran que los demás seamos casi como europeos del norte cuando ellos se comportan casi como caciques de América del sur… todos olviden en sus propuestas y medidas un coste laboral bastante ingente como este. ¿Hay dualidad entre empleados en Holanda o Finlandia? ¿Ahora hay tanta distancia entre lo que cuesta despedir a un alemán y un español? Y lo más importante, ¿es casual este olvido por parte de aquellos que más agresivamente proponen reformas en nuestro mercado laboral?

Luego a algunos les parece raro que otros nos opongamos a ciertas cosas. No sólo lo hacemos porque lo hemos medio reflexionado. Sino porque tampoco nos gusta que nos tomen el pelo como están haciendo. Eso no quiere decir que probablemente yo sea el que esté equivocado. Próximamente más motivos.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los olvidados

  1. Felix Chaverri dijo:

    quiero recibir avisos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s