#Obdulia


 

Uno de los hechos más divertidos de los últimos tiempos y comentado en Twitter este fin de semana ha sido el Obdulia gate. ¿Qué es esto? Pues para el que aún no lo sepa se lo cuento.

El caso es que yo este fin de semana estaba fuera de mi domicilio habitual, sin internet y sin posibilidad de salir a tomar copas, como todo español de bien. Ante semejante circunstancia la cual me empujaba al más profundo hastío y tedio, puede ver que en Telecinco empezaba el sustitutivo de La Noria para volver a tener publicidad, tratando un tema que quien me sigue sabe que me encanta y el que no lo sepa pues ahora se entera: mercado laboral. Ya alguna vez había tenido el “placer” de disfrutar con este “debate”. El Gran Debate, que así se llama este esperpento, consiste en la escenificación de las Dos Españas donde se invita a lo más “granado” del circo mediático patrio para ponerlos a cada lado (rojos vs fachas) y que mantengan un “diálogo” a lo Sálvame style, sólo que Belén Esteban hablando de la reforma laboral me divierte más que Carmen Tomás o María Antonia Iglesias. Como soy masoquista, me va la marcha y no tenía otra cosa peor que hacer, uno se quiso entretener viendo el redil con el siguiente ganado:

  • Carmen Álvarez Arenas, portavoz de Empleo del PP en el Congreso: La cual defendería la reforma aunque en su articulado estuviera especificado darla 30 azotes todos los días.
  • Antonio Miguel Carmona, secretario de Economía del Partido Socialista de Madrid: Más conocido por ser el señor del PSOE que va a los debates del TDT party a que a que le fustiguen un rato. Aunque también en otras TVs se prodiga. No es demasiado brillante, pero tiene cintura como para fajarse en debates. Y eso es lo que cuenta.
  • José Antonio Segurado, presidente de honor y fundador de la patronal madrileña CEIM: El antecesor del gran Arturo Fernández. Por supuesto responsabilizó en primer lugar al sector público por gastar y tal y tal… para luego negar que la demanda es lo que realmente crea empleo. Según este señor el de Mercadona crea empleo porque es empresario, no porque usted o yo entramos a comprar a ese supermercado. De quién se gastó lo que tenía y provocó que lo público tuviera que salir al rescate ya hablamos en cierta ocasión. De lo segundo, le produjo la risa al siguiente contertulio.
  • Antón Losada. Politólogo y profesor en la Universidad de Santiago de Compostela. Estuvo un tiempo en el Gobierno de la Xunta y dentro de semejante ganado en plató me resultaba lo más lúcido, seguido por Segurado, del debate. Pero sin destacar excesivamente.
  • Montse Suárez, abogada del sindicato ‘Manos Limpias’: Que no se sabe muy bien qué narices pinta esta Barbie pija de un supuesto sindicato, pues no tiene representación conocida, en un debate sobre la reforma laboral. A no ser que, como dije antes, cumple la función de rellenar un escaño facha para escenificar las Dos Españas. Esta señora o señorita produce sueños eróticos a los más acérrimos defensores del Intereconomía way of life, eso debe dar mucha audiencia. Empeñada en interrumpir a todo el mundo y acusar a los sindicalistas de desayunar niños crudos.
  • Isabel López i Chamosa: Presentada como representante de UGT en esta jarana, pero más conocida por ser la portavoz socialista en el Congreso que nos intentó convencer de lo guay que era retrasar la edad de jubilación. Si realmente esto es lo que UGT puede llevar a un debate, por favor, que los metan a todos en un barco y lo hundan en medio del mar.
  • Carmen Tomás: Se supone que es una periodista especializada en Economía, pero yo también hablo aquí mucho de ella y tengo menos idea que Paquirrín sobre los neutrinos. Habitual en todos los debate por hacer yihadismo pepero extremo, llegando al nivel absurdo, justificando el fraude fiscal mientras se queja de lo mal que pagan las Administraciones… por ejemplo.
  • Maria Antonia Iglesias: Aún más presente en todos los debates que cualquier de los anteriores. Maleducada, cansina y con un discurso basado en el derecha KK tan cansino o peor que el de signo contrario. Tertuliano todólogo por excelencia.

Con estos mimbres el cesto sólo podría salir como salió. Un gallinero donde unos se reprochaban a los otros sin que el amago de moderador los consiguiera apaciguar. Pero dentro de esta nueva muestra de televisión basura que Telecinco nos muestra diariamente, cuando el insustancial debate del ytúmás invadía el ambiente, apareció la figura de nuestra protagonista: Obdulia.

Dentro del programa se suele poner entre el público a supuestos “anónimos”, que debaten sobre el tema en cuestión. Una de ellas y la primera consultada fue nuestra querida Obdulia. Les dejo el vídeo del momento, en el minuto 7:00 empieza el primer acto del Obdulia gate.

Sin duda el testimonio de doña Obdulia es de lo más enternecedor. Casi lloro y todo. La señora no tiene ni puñetera idea de por qué la reforma laboral es buena o mala, sólo habla de unos y otros y según ella no es de ningún partido. Confía en la reforma nueva porque la otra no funcionó… A mí esto me parecía más sospechoso que un gitano haciendo footing.  Yo en aquel momento pensaba que esta señora es una de esas miles de personas infelices cuyo voto e ideas fluctúan entre los unos y los otros. Una muestra de por qué el nivel formativo influye en la tasa de desempleo de manera tan brutal. Una pobre señora embaucada por la propaganda electoral del Partido Proletario, como lo pudo estar tiempo hace del Zapaterismo. Sin duda es épico su testimonio de que la despidieron porque estuvo de baja y no la dieron ninguna indemnización, por supuesto, porque se lo dijeron en el sindicato. Capítulo aparte merece su testimonio en el cual afirma que vió a Cándido Méndez comprar caviar en el supermercado (minuto 14:30 de esta parte del programa). ¡Qué curiosidad! Todo el mundo conoce un sindicalista que come caviar y marisco… por supuesto con dinero público. Si hay colillas es que alguien ha fumado, pero sinceramente pensaba que lo de esta señora es más fruto del catetismo que de otra cosa.

Hasta que se descubrió el pastel. Yo ya había apagado la televisión, harto de ese circo. A posteriori me he enterado del suceso. No se lo cuento, pueden verlo a partir del minuto 14:30 del primer vídeo y el inicio del siguiente:

El caso es que la señora Obdulia, la señora que no era de ningún partido, ha sido objeto de mofa en Twitter con el consiguiente hashtag #Obdulia. Y el caso es que no sólo tiene esa instantánea con los dirigentes del PP en Ciempozuelos, sino que tiene todo un book:

Para ser casual la presencia de Obdulia junto a militantes del PP, son muchas casualidades.

Total, que el cachondeo está servido y la farsa queda totalmente descubierta. Esto no pasaría de ser más que una anécdota más si no fuera por la sombra que queda en este asunto. Ahora la cuestión es: Obdulia, ¿actuó por motu proprio o por indicación del partido? ¿Alguien puede ser tan poco inteligente para arriesgar su prestigio de tal manera sin ser una simpatizante/militante acérrima del partido? Resulta bastante preocupante ver cómo es posible que dentro de los programas de TV, y con intención de crear opinión entre la población, se cuelen falsos testimonios de falsos ciudadanos. Lo que refuerza la idea de que esto es algo muy habitual entre los políticos, pues para ser la primera vez se ha hecho de una manera tan cutre.

Yo soy así de tonto y sigo creyendo en la buena fe de la gente, en este caso mala fe de la señora Obdulia, y que esto no es una instrucción ni del PP de Ciempozuelos o de Génova 13 del Percebe. Por los vídeos se puede deducir que esta señora es lo suficientemente poco inteligente, tanto para tomar la decisión de ir al programa por su cuenta como para hacerle caso a algún elemento del PP.

Una cosa sí que debe ser verdad de lo dicho por Obdulia y es que ella es “de quien le da de comer”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a #Obdulia

  1. Luis dijo:

    Buenas tardes.
    Es intolerable, que como bien dicen en el articulo, un Barbi, siliconada y con extensiones, sea la representante portavoa de Manos Limpias en todas las tertulias.
    Es prepotente y cursi, ademas de parecer una prostituta de lujo.
    No me parece serio, debatir temas de gran embergadura y repercusión, y que este esa señora en las tertulias, parece mas apropiada su presencia, para un debate como Gran Hermano.
    Rogamos a quien corresponda en cada tertulia, que no la llamen a ella, y que busquen otra presencia mas adecuada.
    Insistimos, no nos gusta que nos represente.
    Un saludo
    Familia Sanz de Bremond-

  2. Ciudadano MUY Descontento dijo:

    Buenos días.
    De entrada, mi más sincera enhorabuena, porque me ha parecido estupendo el artículo publicado, aunque opino que la equidistancia ideológica no se mantiene dando caña a diestro y siniestro, salvo cuando está justificado con pruebas fehacientes.
    Soy de derechas y funcionario en una comunidad autonóma gobernada por el PSOE. Por este motivo prefiero el anonimato, porque temo (con fundadas razones) que puedan represaliarme. La política para mí es un pasatiempo con el que me entretengo. También soy bastante escéptico, procurando que nadie me engañe.
    Con mi mayor consideración opino que Motse Suárez, a quien conozco sólo por sus intervenciones en los medios, entiendo que la alusión en esta entrada del blog y el comentario anterior le faltan al respeto, como persona y como mujer. Tampoco me parece bien que se descalifique a nadie por su apariencia, sea cual sea su ideología o afinidad política.
    Respecto a la Sra. Obdulia creo que se pierde la objetividad. Tanto si aparece en fotos con gente del PP, como si es militante, simpatizante o sólo votante, en mi opinión lo que habría que ver también es si todas sus afirmaciones son ciertas. Me parece excesivo, por unas fotos, descalificar un testimonio. Sí conozco a personas de Jaén, y es de dominio público que D. Cándido Méndez lleva viviendo de UGT (y del dinero público que recibe del Estado) desde hace muchos años. En España sigue siendo ‘pecado’ no sólo ser de derechas o parecerlo, sino aparecer en una foto. Y sigue siendo guay el progresismo, aunque nos haya traído ruina, robos, crímenes de Estado y mentiras falaces. Como ciudadano pido a la casta política responsabilidad y honestidad. A ver si nos damos cuenta que el bien de nuestra sociedad sólo se construye con el trabajo responsable y la búsqueda del bien común. Soy afiliado del PP desde que nació mi segunda hija, pero creo que no lo están haciendo bien. Ora porque no se atrevan, porque no les dejen, por no perder votos o por la situación que heredaron. También opino que el PP es el partido más idóneo, o menos malo, para intentar sacar al país de la actual situación.
    Repito mi felicitación por el blog. Me identifico bastante con la óptica desde la que redactas y seré un entusiasta visitante.
    Un saludo muy cordial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s