En algo ganábamos a Alemania… y así nos va


Durante estos años se han estado constantemente estudiando y mostrando muchos indicadores. El hecho de que el debate se haya centrado con mayor frecuencia en factores relativos al sector público (gasto, ingresos, composición o plantillas) o en factores relativos a los trabajadores por cuenta ajena (coste laboral, despido o desempleo entre otros), hace que en muchas ocasiones se nos olvide otro de los actores de la película: las empresas. Es constante el debate sobre las buenas o malas prácticas en el sector público, durante mucho tiempo se habla de la reforma laboral día sí y día también pero… ¿alguien se ha planteado si nuestra situación está en parte motivada también por una mala gestión en la empresa?

Todos coinciden en que la falta financiación es uno de los más graves problemas para nuestras empresas y autónomos, incluso para el resto de población también. A partir de ahí nacen diferentes opiniones sobre sus posibles soluciones. Pero el hecho en el que todos coinciden es que la caída en la financiación ajena a la empresa hace mucho daño a la misma. Sobre todo cuando hablamos del inicio de actividad de las empresas, la financiación es algo que consideramos fundamental. Las fuentes de financiación de un negocio pues ser propias, que provienen de la propia empresa, y ajena cuando provienen de banca, Estados o inversionistas. En este aspecto es en el que me quiero detener en esta entrada.

No recuerdo si ya he dado estas cifras en el blog en alguna ocasión, por ello me resulta bastante más sencillo reproducirlas que enlazarlas. Son datos de necesidades de financiación ajena que encontré hace tiempo por internet, cuya fuente era el Banco de España:

Todo esto dentro de unas necesidades de financiación totales en la UE de 4,6 billones de euros nos hace ver que 1 de cada 5 euros que necesitaban las empresas europeas eran para empresas españoles. Si esto además lo relacionamos con indicadores como el PIB por ejemplo nos da cifras bastante elocuentes:

Con estos datos muchos ya habrán hecho diversas interpretaciones. ¿Cuáles son las causas de esta notable diferencia? Esto se escapa de mi entendimiento en estos momentos, pero como al inicio de esta entrada planteaba si son las malas prácticas de los empresarios parte importante de la génesis de esta crisis toca lanzar una crítica al respecto. Recordemos que en España los beneficios empresariales entre 1995 y 2005 crecieron un 73% según la OCDE. ¿Por qué esta época dorada de las empresas españolas no se ha traducido en unas necesidades de financiación ajena mucho más modestas? Por ello cuando algunos políticos hablan de que la Administración les quita el crédito quizás también deberían pensar si no es que ellos necesitan demasiado crédito a tenor de los datos ofrecidos. También algunos deberían plantearse si cargar toda la responsabilidad de los problemas de viabilidad empresarial sobre los trabajadores y sus condiciones laborales es querer justificar sus propios vicios.

Por cierto, deliberadamente he obviado un dato hasta este momento para que el lector reflexione por el camino sobre el por qué de estos números presentados. Algunos habrán podido opinar que esas cifras son consecuencia de la crisis económica, a la cual solemos poner como fecha de inicio el año 2008. Lamento tener que comunicarles que estas cifras son relativas al año 2007, cuando aún la crisis no se había manifestado en gran forma. Por lo tanto sus efectos no son trasladables a esta entrada.

Con todo esto quizás haya que preguntarse si, además de los factores relativos a lo público y a los trabajadores, buena parte de nuestros problemas consisten en que mientras un empresario alemán cuando ganaba un euro invertía en maquinaria más grande y en capitalizar su empresa. Mientras tanto el empresario español cuando ganaba un euro se compraba una casa y un coche más grandes. O quizás no sea así y los factores sean otros. Pero volviendo al final del primer párrafo, ¿hasta qué punto esta crisis en su versión española es responsabilidad de una mala gestión empresarial? ¿Cómo solucionamos este problema? Medidas como las que proponía el PP en su programa con reducciones y rentas exentas para mejorar la financiación propia en las empresas parecen ir en la buena dirección. Claro que como nunca explican los detalles de sus ideas, hasta el punto de que nos enteramos de sus medidas de gobierno por el BOE en vez de por el Consejo de Ministros, todo depende.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a En algo ganábamos a Alemania… y así nos va

  1. José Luis dijo:

    Lamento decirte que no, que la empresa nunca es culpable de nada. La empresa es buena y hace lo que puede con lo que tiene y si tiene que pedir, es porque no tiene más remedio. Ya se sabe el slogan preferido de los empresarios es: ‘Deme para comer, que es mejor pedir que robar’. ¿O era el de los que piden en el metro? En todo caso, si los empresarios dicen que necesitan dinero, será verdad, ¿o no? ¿Quienes somos nosotros, pobres trabajadores sin ningún conocimiento de los vericuetos e interioridades de la empresa, para poder quejarnos o proponer alternativas? Si se compran un coche más grande (y lo cargan a la empresa) será porque repercute en beneficios mucho mayores para esta. Y si los curritos no vemos ninguno de estos beneficios, ¿de que nos quejamos? Habrá que conseguir darle un empujón al compañero para llegar allí donde caen las migas de los beneficios. Igualito, igualito que en Showgirls.
    Y ya termino, pongo el modo ironía en OFF y me voy a vomitar pensando en lo que nos espera con esta gentuza que dirige el gobierno, las empresas y muchas de las administraciones.

    • Pedro dijo:

      Mecagüen, yo que quería echarle parte de la culpa de todo esto. El que monta un negocio es para ganar dinero y cuanto más mejor, cosa legítima pero es lo que es. Pero las diferencias entre países muestran que aquí cultura empresarial poquita. Sólo hay que ver al vicepresidente de la Patronal.

      • José Luis dijo:

        Claro que la empresa es para ganar dinero y el que trabaja para ganarse el pan. Los empresarios quieren ‘compromiso con la empresa’ pues que ellos pongan algo de su parte. Aquí todos estamos en el mismo carro y si sólo tira uno, al final se jode todo.
        Si tu quieres tener una empresa saneada, invierte en ella. Si todo lo que ganas te lo llevas fuera y cuando necesitas lo tienes que pedir, te llames mercado o no vas a desconfiar. ¿Cómo no? Si hasta el empresario parece desconfiar de su propia empresa.

      • Pedro dijo:

        El carro anda hasta que el burro puede. 😉 Que sigan matando burros y llevándose lo que ganan al bolsillo o a deslocalizar, luego vienen las quejas.

  2. Pingback: #Obdulia | No me jodas que me incomodas

  3. Pingback: Los motivos de Sergi | No me jodas que me incomodas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s