Incubando la nueva burbuja


Nuestro amigo Mariano Rajoy, haciendo gala de estúpido oportunismo (porque se ha notado demasiado), se ha reunido con varios pequeños empresarios en una especie de vivero (por supuesto privado, no sea que le salga urticaria por ir a un parque tecnológico relacionado con lo público) llamada Utopic-us. El nombre se las trae, el gilipollismo anglófilo tiene esto. Es una clara contraposición a la reunión que ZP tuvo con los grandes empresarios estos días. La demagogia es un arma poderosa, y dar a la ciudadanía la sensación de que tu rival está con los empresarios poderosos y tú con el pobre autónomo o PYME queda muy bien. Refuerza a tus incondicionales, convence a los ignorantes… pero indigna a otros que vamos más allá. Porque fuera del populismo y de algún punto en común que pueda compartir con sus propuestas, esta ha sido otra demostración de nadería, inconcreción y errores a los cuales nos tiene acostumbrado el Partido Proletario (ahora Partido de los Emprendedores).

Durante este acto de autobombo en el cual un grupo de emprendedores afines a sus posiciones (porque no le quepa duda que son seleccionados adecuadamente), Mariano prometió que iba a presentar una especie de Ley de Emprendedores y que si no se aprobara, que nos apuntemos esto para cuando recuperen el poder. Como siempre Mariano procura no dar muchas explicaciones de sus planes, ni sus emprendedores afines lógicamente iban a pedirles muchas explicaciones o ponerle en grandes aprietos. Así puede uno caminar por la senda del buenrrollismo y por lugares comunes. Pues la realidad es que nadie está contra los emprendedores, ni en el discurso de Izquierda Unida se está en contra de los pequeños emprendedores. Por ello como táctica de comunicación está muy bien, a la masa borrega puede colársele eso de que todos están en contra de los autónomos menos el PP. Otros analizando su Ley de Emprendedores creemos que en su mayor parte es una soberana mierda. Así, a lo suave.

Hay medidas como la supuesta simplificación administrativa y la disminución de los costes para la constitución de una empresa con la cual se puede estar de acuerdo básicamente… si supiéramos exactamente en qué consiste. Se repite de manera machacona el famoso tema de los 47 días que se necesitan para constituir una empresa. Ya hemos discutido en este blog que estos plazos provienen de estudios con bastante poca fiabilidad, hechos a base de encuestas a personas de las cuales quiero creer que responden con buena intención… pero igualmente podrían decir que se tarda menos de una semana. De hecho puedes tardar entre 24 horas hasta meses… incluso años. Por ello sería interesante concretar, porque no es lo mismo acortar los plazos para las famosas licencias de los ayuntamientos que dejar funcionar empresas sin plan de prevención de riesgos.

La mejor idea es la del aplazamiento del pago de IVA de las facturas impagadas. Es algo bastante lógico y en lo que, si nadie me corrige, todos estaríamos de acuerdo. Respecto al asunto de la unidad de mercado, esto también sería interesante pero habría que ver hasta donde se lleva. Necesita un desarrollo legislativo que afecta incluso a los Estatutos de Autonomía y puede producir peleas con algunas comunidades.

Pero fuera de estos puntos el catálogo de chorradas empieza por ejemplo con la propuesta de bonificar el 100% de las cuotas a la Seguridad Social para contratación de mujeres y jóvenes. Primero porque curiosamente ya está inventado. Los malvados socialistas ya lo pusieron en marcha.

Por lo tanto es simplemente perpetuar esta idea que, en realidad, no hará más que perpetuar el empleo temporal y basura. Cuando la idea sería abaratar las cotizaciones para los contratos indefinidos, aquí el PP sigue apostando por la nueva burbuja de contrataciones temporales y el fraude en las mismas. Pero esto realmente sólo provocará en el mejor de los casos un ligero aumento de la contratación que se vendrá abajo en cuanto vengan de nuevo los problemas. Un límite en el tiempo no es buena idea, sino que debería ser en todo caso permanente sino total, parcial. Por ello esta medida ya está inventada y es simplemente perpetuación del modelo empleo basura del cual supuestamente pretendemos huir.

Otro tema meridianamente estúpido es el de la financiación para PYMES desde un prisma público. Si fuera como dice IU a través de una banca pública tendría sentido y utilidad. Pero realmente que un partido el cual se pasa el día hablando de austeridades presupuestarias y que quiera aumentar algo que el año pasado nos salió por 19.000 millones de euros… Por cierto, no sé de dónde va a sacar Mariano pasta para que esto sea realmente efectivo, pues si un 70% de las solicitudes se rechazan, tú me dirás como a costa de austeridad en las Administraciones vas a sacar al menos otros 20.000 millones. Un brindis al sol si no es con el método comunista.

Algunas afirmaciones marianistas también son bastante deficientes, estúpidas o demagogas. Por ejemplo en esta reunión dijo que en España:

“hacían falta un millón de emprendedores para salir de la crisis”.

En el post ¿Más funcionarios o más emprendedores? ya mostré que si hay algo abundante en este país (y curiosamente en todo país cutre europeo) es emprendedores como tal. Así que quizás trabajar por su supervivencia sería mucho más beneficioso para la nación que la manía de que tengamos en cada casa un autónomo. Hablar de un mercado único para mejorar la competitividad en este mundo global y tal y tal, al mismo tiempo que se fomenta una economía de empresarios poco formados, con chiringuitos escasamente capitalizados, con sectores de bajo valor añadido… Es de nuevo volver al burbujismo, a los tiempos de paletas, tenderos y camareros. Trabajos ellos muy dignos, pero que irte a un vivero de empresas punteras a fomentar ladrillos y cubatas no sé si es muy conveniente.

Pues sí, al final en cuanto tiras de la manta sale la realidad. El plan económico del PP para los próximos años se basa en cambiar cubatas y ladrillos por ladrillos y cubatas. Estas afirmaciones aquel día de Mariano lo atestiguan:

“Creo que el sector de la construcción de vivienda residencial debe seguir siendo importante en España. No entiendo esta demagogia que habla en negativo del ladrillo. En las casas vive genere, y se meten muebles, y se genera negocio y empleo. Creo que en España hay sitio para la construcción de casas para personas que viven aquí y que vienen de fuera. Mi padre, sin ir más lejos, vive en Canarias y es de Pontevedra. Y el sector del turismo es capital, hay que invertir y hacerlo mejor ahí. Las nuevas tecnología también son importantes. España tiene gente con mucha capacidad de innovar. El sector del automóvil también es muy importante para la exportación y da mucho trabajo. Otro es la industria alimentaria, yo creo mucho en la agricultura, y hoy mucho más. Pero creo que es decisión del emprendedor ver en qué sector mete su dinero, no soy partidario de dirigir desde el Gobierno ese asunto”.

Vamos, que más de lo mismo. Eso sí, desde el Gobierno no dirigen la economía, aunque la precisamente todo lo anterior sea dirigir la economía. Crisis significa cambio, y aquí no se ve cambio. Se ve de nuevo el catálogo de orgías del pasado en cuanto el grifo crediticio se abra. Esto me recuerda al hit de Montoro en 2002 cuando Caruana le dijo que igual con tanto ladrillo nos íbamos a la porra:

Montoro replica a Caruana que es bueno que las familias se endeuden en vivienda

Difícilmente avanzaremos con esta fauna y la otra en el Gobierno. Y que conste que el primero el cuál ha dicho que sin una recuperación en la construcción esto no volverá a marchar es quien les escribe estas líneas. Pero igualmente dije que no basar esto en principios nuevos y seguir con la cadena económico-mafiosa del social-ladrillismo basada en que un tipo pida un préstamo desorbitado será darnos un golpe aún más gordo a futuro.

Como perlas mayores de esta reunión están dos afirmaciones de este señor que demuestran a qué tipo de intelecto nos enfrentamos. Y es que no sólo hay que ser honrado, sino parecerlo. Querer ser el amigo de los emprendedores y luego ser funcionarios que lleva tres décadas en servicios especiales para chupar del bote público… ejem… pues eso. Entonces uno lee estas afirmaciones y se queda perplejo:

“Yo hice oposiciones, pero es que en Pontevedra ni había empresas ni nada. A lo mejor si yo hubiera estado en otro lado habría mamado eso y no habría hecho oposiciones”.

A lo mejor si en vez de decir tantas gilipolleces montaras tu propia empresa, Mariano, tenías cierta autoridad. No le eches la culpa a que en Pontevedra no hay empresas (debe ser un paraíso comunista), tu abuelo daba clases en la Universidad y tu padre fue presidente de la Audiencia Provincial de Pontevedra. Así que la culpa no es de Pontevedra, ni de falta de cultura emprendedora (cuando en España hay más que en Alemania, por ejemplo). Es que en tu familia lleváis al menos tres generaciones comiendo del pesebre público. Eso sí, tú hoy contra lo público. Así que lo mejor que podría hacer Mariano por España y por los emprendedores es renunciar a su condición funcionarial, dejar la política y montarse un colmado. Por el PP, el Partido de los Emprendedores es un partido en el cuál su cúpula procede mayoritariamente del funcionariado. No es coña: Rajoy, Cospe, Soraya, Espe, Gallardón, Aznar, Botella… ¡todos pisaron Administración! ¿Qué coño saben estos de emprender?

La gilipollez suprema viene en este párrafo extraído del artículo en El País sobre este encuentro:

Rajoy incluso propuso una fórmula para aumentar esa cultura emprendedora ya desde la infancia: sustituir la asignatura de Educación para la ciudadanía, que el PP y la Iglesia rechazan y el definió como “perfectamente prescindible”, por otra que definió como “fomento de la actividad emprendedora”

Coño, ¿qué es eso de ser buenos ciudadanos? ¡Hay que ser emprendedores! Claro que los negreros del XVII lo eran (yo también sé hacer demagogia). Total, que cuando en otras entradas me refería a que en este país es imposible llevar a cabo una reforma educativa en condiciones no me equivocaba. Mientras se siga discutiendo por estas gilipolleces, los crucifijos en las aulas o si pasan los niños con 3 o 4 asignaturas será difícil mejorar uno de nuestros talones de Aquiles: la educación en su vertiente cualitativa.

Otra de sus perlas fue aludir a una cierta mentalidad de que el empresario es un ricachón como los de las grandes empresas. Es curioso como para ciertos colectivos otros ciertos colectivos pueden ser etiquetados fácilmente y sin rubor (recuerdo que soy empleado público y funcionario :lol:), pero en cambio cuando el río suena agua no lleva para otros. Para bien o para mal la imagen que tiene la sociedad de esto que algunos llaman emprendedores (para dulcificar el término empresario) es en una parte responsabilidad de ellos mismos. No es una conspiración judeo-masónica. Ya vimos en otra entrada que una de las principales diferencia entre el emprendedor patrio y los de otros países es que mientras los segundos en cuanto pueden capitalizan la empresa (reduciendo significativamente la famosa necesidad de financiación que tanto le gusta a Rajoy), aquí se compraban un coche nuevo o una vivienda (que también le gusta tanto a Rajoy). Por ello esto de fomentar culturas emprendedoras y que la gente piensa lo malo que es un empresario… pues eso. Yo desde que leí aquella encuesta de la Fundación Bertelsmann según la cuál 6 de cada 10 universitarios querían ser sus propios jefes, dejo de hacer caso a estas gilipolleces. Si vale llamar a todo empleado público vago, decir que los empresarios son explotadores y negreros se tiene que valer. Si esto se dice, por algo será. Aunque también en ambos casos la España de Forges está muy presente, sobre todo por personas con los mismos defectos que los empresarios y funcionarios del genial dibujante.

El tema más espinoso finalmente era el de los convenios colectivos, para los cuales Mariano ya ha desgranado que, previo paso de una Comisión, las PYMES se puedan descolgar de los convenios. A falta de mayor detalle su propuesta es curioso que caiga en la burocratización de una Comisión tripartita. Ya lo he avisado en otras entradas y hoy lo repito. Probablemente a partir del año que viene vamos a ver bajadas generalizadas de salarios, pues la Ley favorecerá a quien favorecerá. De nuevo repetición del decenio dorado con bajadas de salario reales… y quizás en el futuro nominales.

Así que este brindis al sol de Mariano habrá que analizarlo cuando lo presente en el Congreso, pero excepto un par de detalles es un conjunto de generalidades, inutilidades o medidas contraproducentes. Esto es lo que gobernará España el año que viene. Si salimos de esta en una década volveremos a las andadas. Inflaremos las mismas burbujas again.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Incubando la nueva burbuja

  1. javier herraez dijo:

    ridículos argunmentos. buena verborrea; qué tranquilidad da el buen asiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s