Superhéroes a media jornada


Y se armó la marimorena. Ya empezó la operación sobre Libia. La OTAN de nuevo se arropa la legitimidad de actuar en nombre de la ONU y se lía a petardazos con las fuerzas gubernamentales libias. Pero la verdad es que los motivos dejan bastantes dudas, si el motivo fuera detener al sastre de Gaddafi lo entendería. Un señor que realiza estos modelos…

… debería estar ante el Tribunal de La Haya, haya quien haya. Este debería ser verdaderamente el motivo para la intervención occidental. Es como ir de Ágata Ruíz de la Prada, pero como de los chinos, malo, barato…

No me malinterpreten, no voy a defender a un dictador despótico, sanguinario y excéntrico como el Sr. Gaddafi. No voy a decir que la comunidad internacional tenga que abstenerse de hacer cumplir las resoluciones de la ONU, defender los derechos humanos o impedir el desarrollo de las guerras. Voy a decir que hacemos cumplir las resoluciones de la ONU, defendemos los derechos humanos o impedimos el desarrollo de las guerras… cuando básicamente nos sale de las criadillas. Y con esto perdemos credibilidad.

Ejemplo típico y tópico, por ejemplo, de pasarse las resoluciones de la ONU por el arco triunfal. Israel. No, Israel no es un amigo mío, es un país. Ha incumplido más resoluciones que promesas electorales ZP. Y ahí están, tranquilitos. ¿Para cuando les ataca la 6ª flota norteamericana? Irán no es un verbo en futuro, es otro país que pasa del tema. Pero claro, bien porque son amigos o porque no son tan fáciles de atacar, muy parda se tiene que liar para que alguien intervenga contra ellos. Si uno de los motivos del ataque a Gaddafi es que pasa de la ONU, ¿deberíamos atacar a todo país que no respete una resolución? Pues eso.

El motivo más demagogo a la par que cierto, no nos engañemos, es el del respeto a los derechos humanos. Nada en contra de los derechos humanos, pero si atacáramos todo país que no respete los derechos humanos… ¿atacamos China? Igualmente hasta la ONU reconoce que USA o Francia no respetan los derechos humanos. ¿Atacamos a los atacadores? No hay más…

Y es que tampoco el argumento de parar un conflicto armado, más cuando es de tipo civil, adolece de la misma incoherencia. Conflictos armados, sobre todo de carácter civil, hay para aburrir. Pero se interviene poco, mal o nunca. Si cada vez que en un país se lían a tiros interviniéramos, pues no daríamos abasto. Nada en contra de imponer la paz y el buen rollito en el mundo. Pero si se hace, se hace con todo y para todos.

Por ello no nos engañemos, esto poco tiene que ver con los motivos anteriores. Esto tiene que ver con un dictador que ha dado ya varias veces por saco y que tiene un montón de petróleo y gas. El bienestar del pueblo libio les importa un cojón, los derechos humanos el otro cojón y parar el conflicto armado lo que está entre ambos. Bueno, esto último no. Pronto entenderán el porqué.

Porque muchos se preguntarán como el Gobierno de España, el del NO A LA GUERRA, es de los pocos y primeros en meterse en el sarao. Pues fácil, porque por ejemplo, Libia exporta creo que el 13% del combustible que se consume en España. Porque si no es así, ¿qué narices hacemos mandando cuatro F-18s de mierda, el cisterna, una fragata y un submarino? ¡Como si hicieran mucha falta! Vamos, que es pintar la mona y hacerle la pelotilla al Nobel de la Paz. Eso, y alguna cosita más:

http://www.rtve.es/noticias/20110222/repsol-suspende-actividades-libia/410339.shtml

Entre otras…Así que es paradójico que el Gobierno que nos obliga a ir a 110 para ahorrar gasolina es el que gasta queroseno a porrillo para hacer el panoli en Libia. Claro, que como dije en entradas anteriores este es el único Gobierno que ante la crisis baja ingresos y sube gastos…

Así que, desde la animadversión a un indivíduo como el tal Gaddafi y sobre todo al cabrón de su sastre, hay que decir las cosas como son. Estos superhéroes a media jornada, salvadores del mundo cuando interesa y protectores de los mayores abusos igualmente, no pueden dar lecciones de moral. Si los argumentos son los que dicen, deberían inmediatamente atacar una docena de países e incluso a alguno de ellos mismos. Lo peor es que hoy ha sido refrendada nuestra participación con los votos de todos los partidos menos IU y el BNG. La situación la ha explicado bien Llamazares:

Gaspar Lamazares (IU) se ha opuesto a la misión por entender que “ni la democracia ni los derechos humanos se imponen con la guerra” y porque, en su opinión, lo que prima en Libia es la lucha por intereses económicos como el petróleo.

“Quién le ha visto y quién le ve”, le ha dicho a Zapatero desde la tribuna, con un cartel en la solapa del No a la guerra que se usó cuando la intervención en Irak.

Según Llamazares, hay más países en los que tiranos exterminan a su pueblo y “sería una locura usar la guerra” para actuar en esos Estados y se adoptan otras medidas políticas, como embargos. “Queremos gobernar los cambios en el Mediterráneo y garantizar el futuro de la energía en esa zona”, ha dicho para explicar su oposición.

Pero lo más divertido sería imaginarse una situación igual en países democráticos. Porque aquí viene lo mejor de esta entrada. Si en un país con un régimen dictatorial hay manifestaciones que degeneran en actos violentos, como es el caso libio, la parafernalia mediática y los políticos darán palmas con las orejas. Pero como he dicho, lo divertido que sería que en España parte de la población, hasta las narices del paro, de la corrupción, del mal uso del dinero público y de los políticos, se hubieran presentado hoy en el Congreso para repartir chufas entre los señores diputados. Lógicamente las chufas las acabarían dando los antidisturbios y llegado el caso el mismo ejército. ¿Quién apoyaría un movimiento de ese tipo en España? Pues nadie. Si en Libia te manifiestas por el respeto al hábitat del marsupial y queman todo a su paso (con lo que estoy totalmente de acuerdo) te dan palmaditas desde los supuestos países democráticos. Ahora, si por la reforma de las pensiones miles de personas se dedicaran a destrozar todo a su paso, les inflan a ostias los antidisturbios y mañana son criticados por los medios, políticos y por la mayoría de la población. Superhéroes a media jornada, demócratas pacifistas de 9 a 2, de 4 a 7 somos otra cosa.

Por eso no nos engañen, si quieren darnos un motivo para la intervención internacional en Libia búsquense una buena excusa. Digan que es para detener al sastre de Gaddafi. Diseñar esos modelitos es aún peor que ponérselos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s