¿Valió la pena?


Valió la pena lo que era necesario para estar contigo amor…

… canta Marc Anthony en uno de los mayores hits que te ponen en las discotecas salseras.

¿Y a qué viene esto? Pues a que ya desvarío y no sé como ponerle un título original a un post para hablar de… la huelga de los trabajadores de AENA.

Tema complicado este, ¿cómo puedo criticarles prestándoles mi apoyo o apoyarles haciéndoles una crítica? Realmente y poniendo en interrogante el título de la canción y disco de Anthony habría que preguntarles a sus promotores: ¿vale la pena? Porque la relación coste/beneficio no parece muy razonable y creo que tienen más que perder de lo que se creen. En otras entradas he hablado de cosas que repetiré en esta.

Porque en primer lugar hay algo incomprensible desde el punto de vista de un ciudadano. Que los sindicatos los cuales hace cuatro días han firmado algo que llaman Pacto Social y que consiste mayormente en endurecer las condiciones de jubilación ahora se pongan farrucos y lancen este órdago por algo menor en comparación como es este tema da que pensar. En vergüenza ajena ya expresé mi opinión por circunstancias parecidas. Seguimos en las mismas, desde que el Gobierno aprobó la reforma laboral por su güevos, los sindicatos debían haber entrado de Guerra Santa contra el Gobierno. Pues en estas estamos…

El siguiente aspecto y principal por el cuál hago crítica es porque en sí mismo el daño que se hace, sobre todo a otros trabajadores, es un fallo táctico bastante gordo. Muchos empleos se van a ver afectados por esta circunstancia, sobre todo si se lleva a cabo. Así que la mayoría de la población les va a correr a gorrazos porque otro de los conceptos que he desarrollado en mis posts sobre la huelga en el Metro de Madrid.

Porque este es el aspecto que a mí me interesa y del que quiero reflexionar. Las críticas a los sindicatos que han convocado la huelga es lo fácil, azuzado por los propios medios de comunicación donde supuestos gurús de la opinión han cargado contra ellos. Es curioso que todo movimiento de quien se haya opuesto a las reformas y medidas del Gobierno para empeorar las condiciones de los trabajadores, sobre todo de los públicos, haya sido denigrado desde estos supuestos objetivos entes. Ya lo he expresado en otros post, recordemos que los medios de comunicación hoy son grandes corporaciones. Por muy progres que sean, serán progres de blackberry.

El asunto de las huelgas en el sector público ya lo he comentado. Creo que los sindicatos y los trabajadores del sector público deben tener una cosa clara. Si por la sociedad fuera estarían tirando de arados y dándoles latigazos. De hecho en este caso, como en otras huelgas como la de empleados públicos, Metro de Madrid, controladores, Rodalíes y ahora AENA al final pasa lo mismo. El derecho efectivo a la huelga no existe por los famosos “servicios mínimos” (en muchas ocasiones luego declarados abusivos por la justicia). Es divertido ver que uno de los insultos más proferidos contra los empleados públicos es el de privilegiados. ¿Es ser un privilegiado no tener derecho a la huelga? ¿Se imaginan que mañana se cambia la Constitución y se limita el derecho a la huelga? ¿Imaginan qué se diría de un Gobierno que ante una huelga general decretara que el % de trabajadores que ella quisiera sin tener que rendir cuentas a nadie? ¿Imaginan que mañana cuando hubiera huelga en una empresa, esta pudiera obligar hasta al 100% de sus trabajadores a acudir al puesto? Pues eso es lo que le ocurre a los privilegiados. No es que esté ni bien ni mal, es lo que es.

Como ya he dicho en otras ocasiones los trabajadores en España, los cuales se pasan el día blasfemando contra los supuestos empresarios explotadores, cuando tienen que tratar con sus empleados que son los públicos, les niegan los derechos que ellos mismos consideran irrenunciables. Porque YO LES PAGO, argumento típico de un negrero explotador, como yo te pago haces lo que yo diga y si no a la calle. Porque sobre todo dentro de los funcionarios la negociación colectiva es un eufemismo. Las condiciones se suelen acordar, pero como vimos con la bajada del 5% de sus salarios eso es puro humo. Esto que hizo el Gobierno es legal y totalmente imposible hacerlo en la empresa privada. De hecho la principal reivindicación de los empresarios, apoyado por economistas, organismos y políticos es el descuelgue salarial, si puede ser con el menor acuerdo con los trabajadores mejor. ¿Se imaginan que un empresario o un Consejo de Administración pudiera bajar lo que quisiera los sueldos de los empleados sin que la Ley ni los convenios le frenaran? Pues esto ya ocurre con los “privilegiados”.

Con esto anterior vuelvo a recordar cuando el Manguero nos propuso que los empleados públicos cobraran por productividad. Ya desmontamos aquello demostrando que eso ya está legislado, otra cosa es cómo esté desarrollado. Pero también demostramos que eso no existe en el empleo privado, ningún artículo del Estatuto de los Trabajadores obliga a algo parecido. Por eso les reto a que comparen los comentarios en foros y noticias que traten la propuesta de vincular los salarios a la productividad de todos los trabajadores que han hecho desde el Gobierno, desde Alemania, desde el Banco de España, mis amigos de FEDEA, desde la Comisión Europea…verás como hasta en los lugar más insospechados la mayoría de los comentarios son para descalificar la medida. O sea, que los empleados públicos tienen que trabajar a destajo pero nosotros a cobrar nuestro salario todo el mes aunque nos toquemos soberanamente las criadillas. Consejos vendo que para mí no tengo…

Así que si usted es un empleado público desengáñese. Excepto algún caso si a usted lo despiden o le bajan el sueldo la población se va a alegrar. Una recopilación de los mejores hits contra los empleados públicos recoge desde el típico “a la calle”, “sobran la mitad”, hasta los clásicos “casta”, “privilegiados”, “parásitos”… Por supuesto nadie se lo dirá a la cara, lo más le hará algún comentario con chanza, pero no a ese nivel que la cobardía digital fomenta pues sería la cara de él la que usted rompería. Por lo tanto el empleado público se encuentra ante el dilema de que está obligado que dar buen servicio ante una clientela que nunca se lo va agradecer. Si tienes un bar, alguien entra y se comporta inadecuadamente o no está contento con el servicio lo echas a patadas. En el empleo público te tienes que joder, seas tú el bueno o el malo, en una u otra dirección, e igual que en los bares hay camareros bordes, el gilipollas habitualmente está al otro lado de la barra.

De hecho cada vez que ocurre esto siempre sale alguien hablando de la necesidad de una Ley de Huelga. Lo más curioso de todo es que la legislación aplicable en la actualidad es, curiosamente, preconstitucional. Con esto ya te digo no. De hecho la inmensa mayoría de países no tienen legislado específicamente el derecho a huelga con una Ley. Países típicos de huelga como Francia no han tenido una Ley así hasta la llegada de Sarkozy. Y aún así fíjate tú, es más favorable a los convocantes de la protesta que la legislación española. Si hay dos cosas que todos dicen como problemas a legislar es tanto evitar no respetar los servicios mínimos y que estos sean abusivos. A día de hoy el primer tema ya está legislado, el segundo no. Así que si existiera una Ley de Huelga, favorecería más a los trabajadores porque la mayoría de servicios mínimos decretados serían abusivos, mientras que la posibilidad de perder el trabajo por no respetarlos continuarían. Si hoy se le pide daños y perjuicios a los sindicatos del Metro de Madrid y se aplaude, ¿qué pasaría si la Comunidad de Madrid tuviera que indemnizar a los sindicatos cuando se declararan esos servicios mínimos abusivos como pasa casi siempre? Independientemente de eso seamos serios, le negamos a los empleados de los servicios públicos un derecho que para nosotros consideramos irrenunciable. Lo cual no entro en si es correcto o no, es lo que es. Incluso me puedo marcar un Godwin: digo que de lo primero que hicieron los nazis es prohibir las huelgas y la negociación colectiva. Si le negamos esto a los funcionarios en particular y en parte al resto de empleados públicos en general… ¿somos unos nazis? Me he marcado una falacia estúpida pero que sirve para remarcar lo antes dicho, los teóricos privilegiados acaban sufriendo situaciones inaceptables para nosotros. Podría seguir con la demagogia de lo valioso y difícil que es el trabajo de muchos empleados públicos (médicos, maestros, policías, bomberos…) pero estos sectores nadie los ataca. Si hay una manifestación de enfermeras la gente lo apoya, si fuera de administrativos los insultan.

Así que ya no se pueden echar atrás, pero los sindicatos deben plantearse si vale la pena recibir esta cantidad de palos, que la opinión pública acabe atacándoles a ellos y también a lo público gracias a su decisión. Ya hice estas consideraciones antes de la huelga del 29 de septiembre. Los sindicatos han traicionado a los trabajadores y como consecuencia los trabajadores han abandonado los sindicatos. Entonces o los sindicatos asumen una política coherente o simplemente como propuse en su momento y mantengo, que desaparezcan. Que la población vea qué ocurre si ellos desaparecen. Si no pasa nada eso ganamos todos y si las condiciones de los trabajadores caían, mejor para todos sobre todos los sindicatos.

Así que los sindicatos en este caso deben preguntarse si vale la pena seguir por esta vía, pues van a acabar consiguiendo que se prohíban las huelgas y los sindicatos. Los empleados públicos también que sean conscientes de que hagan lo que hagan serán tratados por el resto de la población como sus lacayos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s