En misa y repicando


A la vista del enésimo plan del Gobierno, esta vez de ahorro energético, cada día tengo más claro porqué en este país estamos como estamos en este momento y porqué el PSOE roza los 16 puntos de desventaja con una pandilla de ineptos y corruptos como son los de Partido Proletario. Y es que esta legislatura el Sr. ZP y sus amigos han ido fluctuando en términos económicos entre el keynesianismo peor realizado y el neoliberalismo más torpe que uno podía hacer. Ya lo he planteado en otras ocasiones y me reitero, un gobernante tiene que tener una idea para todo, puede variar ligeramente su posición pero manteniéndose más o menos en la misma dirección.

Este Gobierno ha tenido la feliz idea, en unos momentos donde se barruntaba una crisis económica, de reducir los ingresos aumentando los gastos. Esto no se le ocurre ni al que asó la manteca. Recordemos que, aunque criticadas por la misma, las primeras medidas fueron típicas de la derecha liberal como son la reducción de impuestos. Porque sí, aquellos famosos 400 euros o la famosa eliminación del impuesto de Patrimonio. La primera medida nos vino a costar 5.000 millones de euros anuales, mientras que con la segunda el primer año se dejaron de recaudar 1.800 millones de euros. Pero al mismo tiempo nos encontramos con el cheque bebé, la subida del 3.8% a los empleados públicos, las subida de las prestaciones por el aumento del desempleo y la suma de la ayuda de los 426 euros… Grandes ideas socialista y esto son sólo algunos ejemplos. Tan buenas que poco después han desaparecido la ayuda a la natildad, los 426 euros son sustituídos por algo mucho más modesto y a los empleados públicos nos bajan el 5% y con la congelación de estos años sumando a la inflación la pérdida de poder adquisitivo ha sido considerable.

Porque no se puede estar en misa y repicando, recordemos que este Gobierno ya en la anterior legislatura rebajó el Impuesto de Sociedades y lo ha vuelto a hacer en esta (de 2006 a hoy han bajado 5 puntos y lo que queda…), pero a la vez ha subido el IVA y el IRPF, por no olvidar otros especiales.

Hablando de impuestos especiales y el ahorro energético, llama la atención que el Gobierno suba los impuestos a los hidrocarburos para tapar su déficit para meses después reducir la velocidad en autovías y autopistas para no gastar combustible. Y así vamos hasta la victoria final. En época electoral el Sr. de la Zeja parecía muy contrario a la energía nuclear y el amigo de las renovables, ahora acepta prorrogar la vida útil de las centrales más de 40 años. Al final la luz ha subido un casi un 50% en 3 años, estamos ahora con planes de ahorro energético cuando al mismo tiempo somos exportadores de energía verde a Francia. Es que te cagas…

Y es que son así de geniales, ahora se les ha ocurrido subvencionar los cambios de ruedas (a todo llego tarde que las cambié hace unos meses), pero después de haber eliminado las ayudas a la renovación del parque automovilístico (que tendrían mayor efecto tanto en consumo como en contaminación). Así somos, se ha demostrado que el final de las ayudas a la compra de vehículos ha hecho desplomarse las ventas. De la ayuda al cambio de ruedas dudo que por su importe mareas de conductores se agolpen en los talleres para cambiarlas.

Otra idea, que me parece buena, son los cambios en la iluminación de la ciudades y carreteras. Pero esto me recuerda aquel famoso Plan E y su secuela. En aquel nos dejamos 13.000 millones entre 2009 y 2010. Ya fuí bastante crítico con aquella medida porque consideraba que sólo sería una buena idea si se empleara en la construcción de infraestructuras o en medidas que mejoraran la productividad y competitividad de nuestra economía. Pero la idea de bombero-torero fue gastarse ese dinero en rotondas, aceras, fuentes, piscinas, pistas de padel y también en alguna cosa buena pero prescindible en este momento. Si con ese dinero se hubiera invertido en acciones que mejoraran la eficiencia energética, nos habríamos ahorrado ahora unos millones y el dinero que supuestamente nos ahorramos. Que tampoco está muy claro.

Es lo que tiene no saber si se va o si se viene. Cuando se inicia la crisis se niega que se vayan a hacer reformas laborales que lesiones los derechos de los trabajdores. Tiempo después y algún millón de parados más ahora sí que toca. ¡En qué quedamos! Pues en la nada, porque como este es el Gobierno que le gusta estar en misa y repicando no cambia sustancialmente el marco laboral, ese que según nuestros econolistos apuntan como el problema aunque aquí lo hayamos puesto en duda. Símplemente facilita los despidos y como no tenemos prisa, deja los aspectos más novedosos hasta el 2015. Total, no hay prisa. Así que al final los resultados son los que son, el paro sigue subiendo y se nos sigue dando la razón cuando aludimos a que más que los costes de despido es la composición de la economía española. Por eso siempre baja el paro los mismos meses, igual que sube siempre los mismos meses.

Este Gobierno es capaz de inyectarle decenas de miles de millones a las entidades financieras y aumentar los créditos ICO pero si se le pide una banca pública para financiar a las PYMES dicen que para eso están las entidades financieras y el ICO. Mientras tanto PYMES y autónomos no ven un euro… ¿Donde está el dinero? Al final tanto millones se han ido a comprar la propia deuda pública del Estado y porque le han parado los pies a algunos que si no les dejan se lo pulen en bonus…

Este es el país que construye aeropuertos en cualquier capital de provincia aunque no entren ni en uso para luego convocar las concesiones de los aeropuertos rentables del país. Son capaces de condonarle la deuda a países con capacidad para pagarla mientras privatiza algo rentable como Loterías y Apuestas del Estado. Es el único país que en plena crisis le da subvenciones a asociaciones de gays en Zimbawe o que subvenciona con un millón de euros la producción de una película de la cual es guionista la Ministra pero que congela las pensiones de los jubilados o reduce inversiones en infraestructuras.

Somos el país que le presta casi 10.000 millones de euros a Grecia y la semana siguiente dice que hace un tijeretazo de gasto público de 15.000 millones.

Y así hasta el infinito, porque las medidas, contramedidas y todo lo contrario son de los más variadas. Un Frankestein entre el Keynes peor aplicado y el Hayek más desbocado. Por eso tanto la deuda pública como el déficit han crecido que no veas. ¿Es lógico que el Estado este año siga con sus planes de austeridad y a la vez siga emitiendo deuda pública? Con esto acabamos llegando al esperpento de que este año el Estado ha presupuestado más dinero para pagar los intereses de la deuda emitida que para pagar a sus empleados.

Así que en esas estamos, primero aumentamos el gasto público despilfarrándolo y luego lo reducimos de manera que no podamos pagar el despilfarro anterior.

Motivos para creer… que sois unos inútiles.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s