Es la construcción, estúpido 2.0


Long time ago, allá por julio del año pasado estuve revisando datos de ocupación del Instituto Nacional de Estadística correspondientes al primer trimestre de 2010. Los filtré por actividad economica y se dieron los siguientes resultados:

De aquello saqué la conclusión de que la caída de la construcción era lo que había espoleado la subida del desempleo, al contrario que muchos autores que culpabilizan al mercado laboral. También afirmaba que el 85% de la caída de la ocupación venía de los sectores de la construcción y la industria manufacturera. Y entendía que dentro de esta industria se encontraría mucha relacionada con el sector de la construcción. Pero esto quedó como incógnita.

Desde que se publicaron los últimos datos correspondientes al último trimestre de 2011 llevo queriendo meter esta nota. La elección del periodo a estudiar no es casual, sino que me viene impuesta por el cambio metodológico que se realizó en 2008 cambiando la clasificación de las ramas de actividad (CNAE 2009). Además me parecía que el primer trimestre de 2008 no era tan mal día de inauguración oficial de la crisis.

La primera tabla que he sacado aúna los datos pasados añadiendo los últimos disponibles:

No se aprecian cambios demasiado significativos ni en el número total de ocupados, ni en la composición de los mismos. Sigue habiendo más de 1 millón procedentes de la construcción y se siguen manteniendo las cifras en la industria manufacturera. Esta tabla puede ser muy ilustrativa y daría para amplias interpretaciones. La dejo para vuestra reflexión, pero en esta versión me interesa la siguiente tabla.

Aquí por fin tenemos a los 700.000 caídos de la industria manufacturera algo más desagregados. Así podemos intentar poner algo más de luz y sabe cuáles están directamente relacionados con el ladrillo. Porque indirectamente nos podríamos ir a otros sectores. Por ejemplo la caída de la construcción afectaría aquí a los fabricantes de muebles, pero… ¿en qué medida afectaría a los comerciantes? Quizás en otro momento me meta a ello. Mientras tanto voy a intentar discernir cuales de los apartados son ladrilleros y cuales no.

La industria textil no la consideraré como ladrillera. Aunque en algo pudiera afectarle sería residual. Acumula un 4,18%, bastante significativo y que reduce el total.

La confección de ropa podría parecer otro apartado no muy relacionado. Pero dentro de este está el epígrafe 14.12 Confección de ropa de trabajo. Y la ropa de trabajo especial es muy utilizada en la construcción, pero también en la industria u otras. De momento no he encontrado la manera de desmenuzarlo. ¿podrían algunos de los desocupados procedentes de este sector haber aparecido debido a la caída de la construcción? Podría.

Tampoco consideraría la industria del cuero y calzado como relacionada con la construcción, igual que la textil. Con estos tres sectores tenemos casi un 10% del total y que difícilmente podrían encuadrarse entre los damnificados del ladrillo. Si un 10% de este 10% lo fueran ya sería demasiado.

La industria de la madera y el corcho no es netamente ladrillera, pero aúna epígrafes como la 16.21 Fabricación de chapas y tableros de madera, 16.22 Fabricación de suelos de madera ensamblados y la 16.23 Fabricación de otras estructuras de madera y piezas de carpintería y ebanistería para la construcción. Aquí se podría considerar que si el 50% de la caída ocupacional venía de la construcción, una buena parte de la caída podía estar relacionada.

La industria del papel, Artes gráficas y reproducción de soportes grabados o Coquerías y refino de petróleo no las entiendo como relacionadas con el ladrillo. Aunque un mayor movimiento de camiones para la construcción supusieran un mayor consumo de combustible o cosas así, no justificaría contabilizarlas. Aunque cabe destacar el hecho de que las únicas industrias manufactureras que han creado empleo, aunque sea de manera pírrica, sean el papel y el petróleo. Podría reforzar la idea de la relación entre manufactura y construcción.

La industria química incluye a la 20.16 Fabricación de plásticos en formas primarias, 20.3 Fabricación de pinturas, barnices y revestimientos similares; tintas de imprenta y masillas, 20.51 Fabricación de explosivos o 20.52 Fabricación de colas. Así que igual que la madera y el corcho es plausible que una buena parte provengan del social-ladrillismo.

Está claro que la industria farmaceútica con el ladrillo no tienen mucho que ver, curiosamente no llega al 2% del total. Dentro de caucho y plásticos existe el epígrafe Fabricación de productos de plástico para la construcción.

Llego en el repaso a tres apartados los cuales considero que están afectados mayormente por la construcción: Fabricación de otros productos minerales no metálicos (incluye fabricación de productos cerámicos para la construcción, fabricación de azulejos y baldosas de cerámica, fabricación de ladrillos, tejas y productos de tierras cocidas para la construcción, fabricación de cemento, cal y yeso, fabricación de elementos de hormigón, cemento y yeso o corte, tallado y acabado de la piedra) Metalurgia; fabricación de productos de hierro, acero y ferroaleaciones (incluye fabricación de tubos, tuberías, perfiles huecos y sus accesorios, de acero, fabricación de otros productos de primera transformación del acero, producción de aluminio, producción de plomo, zinc y estaño, producción de cobre…) y Fabricación de productos metálicos, excepto maquinaria y equipo (que incluye fabricación de elementos metálicos para la construcción, fabricación de estructuras metálicas y sus componentes, fabricación de cisternas, grandes depósitos y contenedores de metal, fabricación de artículos de cuchillería y cubertería, herramientas y ferretería o fabricación de bidones y toneles de hierro o acero). No cabe duda de lo relacionados que están en la construcción y como vemos supone 2 de los 3 mayores aumentos porcentuales en la caída de la ocupación.

La fabricación de informáticos, electrónicos u ópticos no debería estar muy relacionada con el tema pero la siguiente, la fabricación de material y equipo eléctrico la considero también troncal para mi análisis. Aquí se engloba motores, generadores eléctricos, soldadores por arco, grupos electrógenos… incluso enchufes y conmutadores de luz. Además aquí se incluyen el cableado, lámparas, etc.

No tengo criterio para discernir qué entra en el cajón desastre de la fabricación de maquinaria y equipo n.c.o.p., aunque casi llega a un nada despreciable 5% del total. Lógicamente la relación entre la fabricación de vehículos a motor y la construcción sería muy puntual y circunstancial. Tampoco creo que  la otra categoría de otros transporte lo sea.

Y así llegamos a otro de los apartados puramente relacionados con la construcción, la fabricación de muebles. Apartado el cual como podemos ver tiene el tercer mayor aumento porcentual en la desocupación.

Finalmente los dos últimos apartados no tienen gran repercusión en el total. Quizás la reparación e instalación de maquinaria se vea aumentada por el gran desgaste que produce la actividad constructora en la misma. Pero como decimos, sobre el total no es significativo.

Con estos datos veo que casi el 45% del aumento de la desocupación viene de tres sectores, los cuales he identificado como muy relacionados con la construcción. A esto habría que sumarle los picos de otros apartados. Por lo tanto y siendo muy modesto podríamos afirmar que el 50% de la caída de la industria manufacturera viene directamente de la construcción. Esos serían unos 350.000 desocupados y se podrían sumar al millón que directamente vienen de la construcción. Todo esto sin contar la posibilidad de que, por ejemplo, administrativos fueran al paro por la quiebra de constructoras, comerciantes cerraran o despidieran porque no vendían productos relacionados con la construcción…

Por lo tanto y de nuevo, diré que independientemente de los muchos males que se achacan a nuestro mercado laboral (rigidez, coste laboral, etc.), lo básico y principal es que la burbuja inmobiliaria explotó y la mayoría de los parados o vienen de la construcción, inmobiliarias u otras o han sido arrastrados por ella pues los sectores económicos no son estancos. Si ya no hay obras, los bares que dan menús del día se resienten.

Así que sí, ¡es la construcción, estúpido!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Es la construcción, estúpido 2.0

  1. taradet dijo:

    Hola Pedro,

    Un buen ejercicio, gracias por compartirlo.
    Ahora me has dejado con una duda: cuantas de esas personas son medianamente “recuperables” es decir, que se pueden ocupar en otro sector con cierta facilidad, empezando por los menores de 30 años.
    Me has dado un poco de envidia sana y me voy a pegar tambien con los datos del INE.

    Un saludo,

  2. Pingback: Mariano Rajoy, contigo NO estoy | No me jodas que me incomodas

  3. Pingback: De lo urgente y lo importante | No me jodas que me incomodas

  4. Pingback: Periodismo del güeno: nivel extremo | No me jodas que me incomodas

  5. Pingback: Las falacias del profesor Cojonciano | No me jodas que me incomodas

  6. Pingback: Periodismo del güeno: la mentira de los 445.568 políticos + Comparando de nuevo el número de empleados públicos en Europa « Kaf Café Benimaclet

  7. Pingback: El empleo en España durante la crisis: evolución de la ocupación | No me jodas que me incomodas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s