Dentro de 50 años todos calvos… o muertos


Leo hoy de nuevo una noticia en la cual nos comentan que para 2060 tendremos que dedicar el 16% de nuestro PIB a las pensiones. La verdad es que cuando uno reflexiona sobre estos intentos de emular a Marty Mc Fly se queda un poco perplejo. Lo fácil y sencillo que algunos dibujan escenarios a 50 años en multitud de parámetros. Tengo bastante poco aprecio a estos visionarios.

La estrella de las argumentaciones suele ser la pirámide poblacional de España. Esto es innegable, con las tasas de natalidad actuales está claro que dentro de 50 años habrá mucho “viejuno”. Pero asumir que solamente la población cotizante de entonces se basará en la natalidad y existencia de quienes hoy habitan en España es de coña marinera. Los estudios no contemplan ni que fruto del progreso haya inmigración, ni que fruto de la recesión los españoles emigren a otros países.  Por eso todas las proyecciones de población hasta ahora se han equivocado… y las del futuro se equivocarán también por exceso o por defecto.

Otro aspecto es el de la esperanza de vida. También innegable es que esta ha aumentado, pero nada nos hace pensar que en el futuro esa esperanza de vida vaya a seguir aumentando. Según el INE los mayores aumentos de esperanza de vida se produjeron en los años 40 y 50 (cuyos nacidos o ya están o están a punto de jubilarse) y en los años 70. Desde entonces hasta hoy los aumentos de la esperanza de vida se han ido reduciendo. Por ejemplarizar de 1900 a 1940 la esperanza de vida para recién nacidos creció 15,34 años… esto con la guerra civil de por medio. De 1940 a 1970 fueron 22,26 años. ¿Cuál creen que ha sido ese aumento desde 1970 hasta por ejemplo 1998? 6,35 años. Por lo tanto es evidente que los aumentos en la esperanza de vida se están congelando y nada nos asegura que se detenga, incluso baje. Nadie sabe si una enfermedad se cepillará abuelitos en masa, si un nuevo descubrimiento conseguirá acabar con el cáncer o si mi generación que era bastante toxicómana va a llegar a la jubilación (o nos mata la alimentación o la contaminación también).

Otro tema del que se debate es la evolución del PIB o la riqueza del país para pagar la factura. Unos dicen que si aumenta éste montante se compensaría con el crecimiento del gasto en pensiones. Otros consideran que ese sobre dinero habría que pagarlo en impuestos y que prefieren ellos gastarlo en otras cosas. También teorizar con esto a 50 años es ir de demasiado de enterado. Además hay un asunto que no se contempla y es la composición del gasto público a 50 años. Se asume como inasumible un 15 o un 16% del PIB en pensiones, evidentemente con la composición de gasto actual sólo sería financiable con más impuestos. Pero, ¿quién le dice a usted que dentro de 50 años se seguirá gastando el dinero igual? Es posible y probable que dentro de 50 años, por ejemplo, no sea necesario tanto personal en las Administraciones Públicas para realizar las tareas que se necesitan. Que digo que la sociedad de la información algo habrá avanzado en 50 años y que algo de eso se reflejará en las plantillas. Es la primera idea que se me ocurre, pero muchísimas variables pueden hacer que la composición del gasto público varíe y que por lo tanto pagar un 16% del PIB no sería nada raro ni dramático. Recordamos que Italia ya está pagando un 15% del PIB por este concepto y ahí siguen, tan mal como siempre.

Otro aspecto a tener en cuenta es el de la financiación. Tanto en su vertiente salarial como impositiva. A nivel salarial no se sabe qué pasará, pero nadie nos asegura que los trabajadores de hoy tengan mayores o menores salarios cuando se jubilen y por lo tanto tener que calcular su pensión, que los jóvenes que se incorporen. Un joven que trabaje en un sector de alta productividad podría pagar en mejores condiciones a pensionistas que han trabajado toda su vida en sectores de no tan alta productividad. Si ingenieros pagan pensiones a camareros no es lo mismo que al revés. Además se puede producir la circunstancia de que los aumentos salariales de quienes pagan las pensiones superaran a los aumentos en las cuantías de las pensiones. Si los sueldos suben un 2% y las pensiones un 1% se estaría ganando en este aspecto.

Impositivamente pasa igual que con todo lo anterior. Querer calcular recaudaciones y escenarios fiscales a 50 años es de coña. Es más, ¿quien dice que las pensiones deben o se van a pagar exclusivamente con cotizaciones sociales? Uno de los debates de siempre es la fiscalidad y las cotizaciones como tales están en ella. En 50 años probablemente el escenario fiscal será totalmente distinto. Quizás haya cotizaciones menores sobre salarios mayores… o no o lo contrario. Esto enlaza con otro de los aspectos para los que proyecciones a 50 años son aventuradas, el empleo.

Predecir el paro y la tasa de ocupación a 50 años es otro de esos ejercicios de funambulismo que sonrojan a cualquiera que le de dos vueltas. Si hace 40 años, cuando el paro no llegaba al 5%, le dices a alguien que llegaríamos al 20% actual o a las cotas de los 90 se suicida porque creería que no le pagarían su pensión. Y mira, esos siguen cobrando. Esto además es un factor que se ve fuertemente afectado por componentes que he nombrado antes, como muchos otros, como podría ser el aumento en las edades obligatorias de jubilación. Porque al final esto no va de nacimientos y de abuelos, esto va de trabajadores cotizantes por cada jubilado cobrando. Aunque ambos conceptos estén claramente relacionados pueden no ser tan directamente proporcionales. Porque enlazando con el tema anterior de la fiscalidad y los ingresos, ¿seguirá este país siendo líder en fraude fiscal dentro de 50 años o seremos un país normal? Porque como podría pasar con los aumentos del PIB, la composición del gasto público o la distribución salarial con unos niveles de fraude en descenso habría más renta para pagar pensiones, aunque en el camino una parte de ese aumento se fuera a los derechos de quienes se jubilan y no cotizaban antes.

¿A que son innumerables e inciertos los parámetros por los cuales se pretender hacer proyecciones en ciertas materias a 50 años? Pues eso, en 50 años todos estaremos calvos o muertos. Por eso ver a supuestos expertos haciendo este tipo de proyecciones da vergüenza ajena y le hace a uno preguntarse quiénes son y a quienes sirven estos estudios. Si rascamos vemos que el principal promotor de estos estudios son funcionarios financiados por entidades bancarias. No resultaría tan sospechoso si no fuera porque las mismas proyecciones se hacían décadas atrás. Las pensiones son insostenibles desde los tiempos de Bismarck… y en el fondo tienen razón.

Porque seamos serios, tal y como está concebido el sistema de pensiones actual es algo parecido al chiringuito de Madoff. Es una especie de sistema piramidal, de muchas pirámides en realidad. De población, de ingresos, de empleo, etc. El único sistema realmente sostenible es el de capitalización puro. Yo meto en una hucha el dinero y cuando llega el día rompo el cerdito. Lo que he metido es lo que tengo. Eso es lo único sostenible. Pero claro, es socialmente justo y lo que queremos. Parece ser que no. Por eso si los parámetros por los cuales se nos está diciendo que debemos reformar nuestro sistema de pensiones son tan claros y verdaderos, el mantenimiento del sistema en sí no tiene sentido. Por eso reformas de las pensiones como las que nos acaban de aprobar sólo tienen el objetivo de gañanear unos euros del presupuesto de la manera que la población no se revuelva como los árabes, pero además con el fin de intentar en el futuro ahorrar unos eurillos a los empresarios del país. Por supuesto a los grandes, pues este país es tan absurdo que el tipo medio efectivo del impuesto de sociedades es más alto para PYMES que para grandes empresas.

Así que lo siento, cuando leo noticias y titulares sobre algo que pasará dentro de 50 años me entra la risa. Pero lo peor es que estas gilipolleces suelen estar financiadas o con dinero público o con dinero de las grandes entidades financieras. Voy sacrificar una cabra a ver qué me dicen los dioses, que es más fiable.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Dentro de 50 años todos calvos… o muertos

  1. José Luis dijo:

    Muy bueno, pero deja a la pobre cabra. Sacrifica un ejecutivo bancario: no es más fiable, pero el dios se sentirá más reconfortado, que al final es lo que se busca.
    La demagogía de las proyecciones a largo plazo es increíble. También creo que es necesaria en un aspecto: la investigación. Aunque no se puede saber qué ocurrira dentro de cincuenta años (ni de diez) hay personas que lo necesitan ‘saber’ para elaborar planes de actuación. El problema es que la elaboración de esos planes y su ejecución realmente es lo que provocará que estemos influenciando en lo que pase dentro de 50 años. Y como bien dices si siguen financiados por los de siempre, los que tienen dinero para pensar en 50 años porque ya se han engordado los bolsillos para entonces, pues eso, que andaremos jodidos.
    Y eso que no te has metido con la estructura internacional: ¿habrá pensiones por estados o se habrán creado pensiones supranacionales? Si armonizamos los impuestos con la UE, ¿por qué no los salarios y las pensiones?
    Puestos a utopizar ¿habrá estados para entonces? ¿Habremos colonizado la Luna y no tendremos problemas para volver a construir a diestro y siniestro?
    A ver si dedican algo más de tiempo a definir una estructura de salarios que impida que una persona cobre como la suma del resto de los miembros de la plantilla. Así, a un año vista y n o a 50.

    • Pedro dijo:

      El ejecutivo bancario por dentro está podrido 😆

      Quizás hacer proyecciones a medio plazo sería más ajustado a la realidad y mejor a la toma de decisiones. No tiene a mi gusto mucho sentido hacer una reforma de pensiones hoy basándose en lo que ocurrirá dentro de 10 años. Lógicamente como dices las decisiones de hoy afectarán a lo que pase dentro de 50 años y eso no está recogido en estos estudios.

      Dudo seriamente que eso lo cual llaman “costes laborales” vaya a aumentar mucho por estos lares. A mí que una persona cobre la suma del resto de los miembros de la plantilla no me preocuparía si los miembros de la plantilla tuvieran unas retribuciones decentes. No suele ser éste el caso.

      Si ya lo dijo Sarkozy: “Vamos a refundar el capitalismo”… y nos dieron más de lo mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s