Cierto, la contaminación nos afecta


Confirmado, hay altos índices de contaminación en las principales ciudades de nuestro país. Y no es porque las estaciones correspondientes lo digan. Es que las reacciones al respecto por parte de nuestros bienamados responsables políticos así lo atestiguan. Sólo desde el aturdimento producido por los gases contaminantes se puede entender semejantes propuestas.

El Ministerio de Medio Ambiente, ahora dirigido por la inefable semitránsfuga Rosa Aguilar, nos enseña su gran idea: subir el Impuesto de circulación a los vehículos más contaminantes. Esto, que a priori podría parecer una buena idea, es en la práctica una soberana estupidez. ¿Cuál sería el nivel de impuestos a partir del cual se desincentiva el uso de vehículos? ¿Cuáles serían los efecto colaterales de esta decisión? Si por ejemplo gravamos a los vehículos diésel, ¿qué le parecerá a los transportistas? El dinero no evitará la contaminación. El hecho de que pague más quien más contamine es justo, pero no es realmente disuasorio.

En Barcelona, donde suelen destacar por sus ocurrencias, proponen ampliar las paradas de taxi… ¿merece más comentario? Como si ese hecho sirviera de algo. Cabe recordar que por unos días sin llover estamos como estamos y que allí provocó cierta polémica tanto la implantación de los  límites de velocidad en los accesos como su posible eliminación a corto plazo. Pero realmente seguimos en la mismas, el concepto del que se debate no se elimina. El hecho de reducir velocidad reduce los gases pero no los elimina. No es una solución de ninguna manera. Además, que en siglo XXI los transportes sean más lentos que en siglo XX es algo que no parece muy adecuado.

Pero la palma de la gilipollez se la lleva Ana Botella, con su nuevo hit “El paro asfixia más“. Demagogia pepera típica de los últimos años, añadirle a todo tema el paro. Paro para desayunar, paro para comer, paro para merendar y paro para cenar.

Hay que ver, endurecemos la famosa y mal llamada Ley anti-tabaco porque nos perjudica la salud… y resulta que el argumento de los fumadores de que en la calle el aire está casi peor va a ser verdad.

Tampoco la idea de fijar peajes como en Londres parece que esté ayudando demasiado. Se tienen que estar revisando las tarifas constantemente y aún así la ciudad sigue sin estar en parámetros aceptables.

Acabar con este problema es sencillo, si creemos que son los vehículos que funcionan con combustibles fósiles es tan fácil como terminar con su venta en España. Tecnología tenemos y podemos seguir fomentándola. Ese nos guste o no es el camino. Lo demás es tontería política más preocupada por el parche y el voto que por beneficio ciudadano.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Cierto, la contaminación nos afecta

  1. José Luis dijo:

    Estoy de acuerdo contigo en que algunas de las propuestas parecen hechas en un ambiente de fluidos contaminantes… pero líquidos y en sangre. Lo del paro no tiene nombre, de hecho si queremos ser demagógicos digamos que el paro es bueno para la contaminación, no te jode: menos poder adquisitivo => menos gasto/consumo => menos circulación, menos calefacción, menos tabaco => menos humos.

    Sin embargo no esoty de acuerdo con tu última reflexión: no es tan ‘fácil’ como terminar con la venta de vehículos de combustibles fósiles. Sin entrar en temas socioeconómicos que harían esa solución inviable a corto plazo. Me refiero al uso de la tecnología. No es cierto que tengamos ya la tecnología para dar ese paso. Sí que debemos seguir fomentándola. Supongo que te refieres al coche eléctrico que es lo más parecido a un sustituto que hay. Pero hay problemas tecnológicos por resolver: autonomía, seguridad, potencia, etc. Y problemas de inversión que sí se pueden hacer pero no son precisamente ‘fáciles’. ¿Cuánto costaría sustituir todas las gasolineras por electrogasolineras? Finalmente no hablemos de sustituir vehículos sino coches. La tecnología para motos, camiones, barcos o aviones dista mucho de poder funcionar sin combustibles fósiles.

    Creo que, a corto plazo hay que incidir en dos vías:
    – Continuar con la inversión en investigación y promocionar los coches eléctricos e híbridos.
    – Limitar la circulación de vehículos: transporte público siempre, transporte comercial en base a días concretos (regulando excepciones), transporte privado (por nº de matrícula lo más sencillo, pero problema de accesos urgentes – lo más básico el desplazamiento a un hospital); ITV más restrictivas; limitadores de potencia en coches privados (¿por qué coño tiene que entrar un Ferrari de 400 CV o un Range Rover con tracción a las 4 ruedas en una ciudad como Madrid?)

    Y no hay que olvidarse de otras vías de contaminación atmosférica: calefacciones; derroche eléctrico; empresas, comercios y fábricas con salidas de humos

    • Pedro dijo:

      Es que el paro es muy apañado, si les critican por algo vale para todo.

      Básicamente entiendo tu discrepancia, pero a día de hoy cada vez hay más híbridos que podría ser el primer paso hacia el eléctrico. De golpe quizás no pero con pasos cortos y decididos sí. A veces dar palos consigue que otros agudicen el ingenio. Si la UE dice que para el año 2015 (por decir un año) todos como mínimo híbridos, seguro que los fabricantes espabilan. Ya que hablé de Barcelona en el post ayer leía esto:

      Barcelona prueba un pavimento que reduce un 53% la contaminación atmosférica

      Ahora uno se acuerda de aquel famoso plan E, si se lo hubieran gastado en esto o en electrogasolineras en vez de en pistas de pádel y rotondas mejor nos iría.

      Las medidas a corto plazo son razonables pero falta la voluntad política. Tú dile a muchos que pillen un autobús o un tren… ¿Realmente interesa dar pasos hacia la verdadera solución o se hace el paripé mientras se sigue explotando los posibles beneficios de los fósiles?

  2. José Luis dijo:

    A ver, ¿es que insinúas acaso que los carteles tan monos que hay en la M-30 diciendo que cojas el transporte público no son eficaces?
    El problema es doble:
    – La mayor parte de los ‘dirigentes’ de este país no comprenden los problemas medioambientales. No los han mamado desde pequeño. Se rodean de asesores, hacen propuestas y medidas porque están de moda y son rentables (económica o políticamente). Pequeños pasos y medidas creo que se están dando. Y hasta puede que sean decididos. Pero hay ocasiones en que no funciona el medio paso. Se llega a un límite en el que se da la zancada o no se avanza. Si se limita la circulación de algún modo se dará una zancada y luego ya se podrá ir restringiendo más y más, según vaya conciénciandose la gente. Hasta llegar al punto en que tengamos que celebrar una vez al año el ‘Día con Coches’ para ver cómo eran por la Gran Vía.
    – El segundo punto es la educación. En esto yo lo uso como el PP el paro, para explicarlo todo. Aquí la culpa la tenemos nosotros que apuramos el tiempo al máximo por lo que tenemos que usar el coche para dejar al niño en el cole (que está a 100 metros pero luego no me da tiempo a volver a casa) o para hacer la compra porque el mercado está al lado pero eso de llevar un carrito de la compra suena a pobre.
    Junto con la educación está el estrés. Me parece que en la base de lo básico hay que poner medidas con la FLEXIBILIDAD laboral. Es fundamental que pueda llegar cinco minutos al trabajo porque si no, todo el que tenga posibilidades ira en coche al trabajo. No lo neguemos siempre será más rápido (no hay esperas ni paradas intermedias). Hay que educar en la importancia de valores como el aprendizaje, el descanso o el ocio durante el transporte. Conceptos que son imposibles si se está conduciendo un coche.
    Si educamos y ejemplarizamos de esta manera a la juventud/infancia de ahora conseguiremos un futuro mejor, ya que ellos si crecerán conociendo lo que significa el medio ambiente.

    • Pedro dijo:

      😆 Yo cada vez que veo un cartel de esos me dan ganas de meterme en el autobús…

      El tema de la restricción de tráfico ayudaría, aunque los movimientos de extrarradio que son muy frecuentes igual afectan bastante a la suma total. Está claro que sería una medida de acción rápida. A Londres parece que no le resulta del todo satisfactoria porque siguen amenazados de multa por Bruselas. De acuerdo con lo de los pasos decididos, por eso con lo que la tecnología actual nos permita también deberíamos avanzar por ahí. Igualmente estoy de acuerdo con el tema educativo, aunque una cosa es la voluntad y otra la realidad. Porque flexibilidad laboral está siendo para despidos y convenios. Difícilmente con estos mimbres actuales podemos llegar a trabajar la mayoría a 5 minutos de casa o incluso al teletrabajo.

      Mientras se plantea la cosas como medio ambiente vs progreso va a estar complicado.

  3. Pingback: ¿Por qué les molesta #nolesvotes? | No me jodas que me incomodas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s