No se admiten devoluciones


Aquí tenemos al gran Luis Garicano, profesor de la London School of Economics and Political Science, miembro muy insigne y activo de FEDEA que desde el famosísimo blog Nada es Gratis nos da con cierta frecuencia la vara con las reformas estructurales y esas cosas. Es de ese tipo de econolistos los cuales aluden el aumento del paro al mercado laboral y no a la caída del social-ladrillismo aunque los datos les aplasten. Si no recuerden los datos que presentamos hace tiempo en “Es la construcción, estúpido”.

Ahora que Irlanda está como está, es interesante volver hacia atrás y recordar cuál era el discurso de estos elementos al respecto. En primer lugar y por mucho que se enfaden los 100 econolistos y FEDEA, nada es gratis. Por eso aquí podemos ver quienes financian a estos señores:

http://www.fedea.es/008_AcercaDe_Patrocinadores.asp

Lo dicho, por mucho que se enfaden por criticarles ad hominen, el refranero castellano es siempre de lo más pertinente. Y ya se sabe: dime con quién andas y te diré quién eres. Que esta pandilla esté financiada por la banca y la gran empresa patria no invalida sus argumentos, pero explica porqué emplean los mismos. En muchas ocasiones los economistas intentan basar sus teorías políticas en evidencias matemáticas, en vez de hacer lo contrario. Por eso cuando mafias de economistas se pasan el día haciendo propuestas políticas, algo huele a podrido en Dinamarca. Uno puede leer a neoliberales y a neokeynesianos, estando de acuerdo con ambos. Porque ambos seleccionan los datos y evidencias a conveniencia para reforzar sus convicciones. Quizás estos investigadores deberían limitarse a la difusión de sus cálculos y los demás, que ya somos mayorcitos, los interpretaremos como entendamos. Pero, centrándonos en los 100 economistas o Garicano en particular, la reiterativa y machacona propaganda por lo cual tenemos que facilitar despidos, jubilarnos a los 70 años y otros consejos cansa. A estos los ponía yo con sus edades a tirar de garrucha o a subir sacos de Pegoland, verías tú cómo enfocaban la vida desde otra perspectiva. Pero señores los cuales no han pisado una oficina del INEM, no han cobrado un subsidio de desempleo (de los otros sí, ya lo analizaré otro día) y que su trabajo consiste en estar sentadito, sin estrés y haciendo lo que les gusta, no tienen autoridad moral para pedirle sacrificios a un cincuentón mileurista que se pasa 12 horas de pie en un restaurante.

Ahora que a Eire le ha dado el aire, es de lo más pertinente recordar greatest hits de Garicano (te ha tocado a ti, pero esto es aplicable a tu pandi). Por ejemplo, en el post en post 11/12/2009 “La deuda de Grecia y la de España: El Riesgo es Político, no Económico” dudaba de la capacidad española y griega de realizar las famosas reformas estructurales (por supuesto las que él propone). Pues en dicho post nos deleitaba con esta afirmación:

Un ejemplo: Irlanda. A pesar de su alto déficit y sus muy serios problemas económicos, Irlanda ha conseguido recuperar la credibilidad en los mercados, al demostrar que si es capaz de hacer serios recortes en el gasto. Los salarios en el sector público han caído entre el 5- y el 15%, y el del primer ministro el 20%. Los beneficios sociales también han caído, particularmente las ayudas por hijo.

Pues nada oye, ¿hace falta que diga cuál ha sido la evolución de la prima de riesgo hasta hoy? Porque por muy flamencos que se pongan, las reformas y la austeridad no traen confianza a los mercados. En todo caso serán el mecanismo y como repito hasta hartarme, no tienen porqué ser las que promulgan desde FEDEA. El ejemplo de Garicano se ha venido abajo.

Pero no se vayan todavía, aún hay más. La frase lapidaria con la que finaliza Garicano su post “Envidia sana de Irlanda” no tiene desperdicio. Como dijo Laporta, al loro:

Pero cuando la crisis vuelva a arreciar (recordemos que pasaron 6 meses entre Bear y Lehman), los que hayan hecho sus deberes, como Irlanda, respirarán tranquilos; los que no, nos encontraremos, de nuevo, en el ojo del huracán.

Pues esta frase tiene 7 meses, ya vemos quienes están en el ojete del huracán. Por supuesto ahora es que Irlanda no ha hecho los deberes, véase el post reciente de Garicano “Reflexiones sobre Irlanda”. Así que ahora toca decir que si se hubiera dejado quebrar a las entidades no solventes nada de esto hubiera pasado. Por una vez los comunistas y FEDEA están de acuerdo… sólo en esto. Pero como siempre digo, aquellos que tienen la boca más llena de pan son quienes piden mayores sacrificios. Y disparar con la pólvora del Rey, como suele hacer esta gente con el mercado laboral o las pensiones, tiene las consecuencias que tienen. Los economistas tienen un problema y es que no calculan la colateralidad de sus consejos. Bajar 0,5 puntos el impuesto de Sociedades puede afectar a la hora que enciende la televisión un señor en Lugo.

Llámalo Irlanda, España o Tayikistán. Imaginemos que por casualidad una parte importante del sistema bancario se hunde. Evidentemente para pagar a los acreedores los bancos pedirán que sus deudores le paguen la pasta. Imaginemos que pasaría con los ciudadanos y empresas que mantienen créditos con la banca. Pues nada, ciudadanos desahuciados de sus viviendas y empresas quebrando generando desempleo. Lo cual sería una cadena que mandaría al país a la mierda. Pero cuando se tiene la andoba llena y no se ve afectado uno por la marea todos somos marineros. Que Garicano traspase todas sus posiciones al Anglo Irish Bank y lo petamos. Verás tú que risión, como diría un gitano. Si las cosas fueran tan sencillas como los economistas las plantean, viviríamos en el mundo de los osos amorosos.

Finalmente, si se han fijado en los comentarios del post “Reflexiones sobre Irlanda”, alguien le ha hecho notar que en Meneame alguien ha recordado esa afirmación de que Irlanda era un buen ejemplo de lo que había que hacer. Yo pecador, me confieso a Dios, ¿he sido yo? Es lo que tiene meterse en jardines, pero no deja de tener su gracia que gente de semejante prestigio se fije en lo que se dice en Menéame. Es como si Obama consultara los comentarios de 20minutos.es. Sobre esto llama la atención la afirmación de Garicano: “recordemos que EEUU lleva 150 quiebras bancarias este año y no ha pasado nada“. No le ha pasado nada a él, por supuesto. Si tienes depósitos o le debes la guita entonces ya la cosa no tiene ni puñetera idea. Además, las quiebras son de entidades muy pequeñas y generalmente con ámbito estatal. Aquí CCM hubo que intervenirla y no pasó nada. Pero los irlandeses tienen el problema de que todo su sistema bancario está hecho una mierda. ¿A que no fue lo mismo cuando quebró Lehman que cuando quiebra Woodland Hills? Pues eso, y además eso de que no pasa nada es relativo, que se lo pregunten a los de FDIC (Fondo de Garantía de Depósitos yanki) a los que las quiebras le han costado más de 223 millones de dólares… y subiendo.

En dicha conversación quién le hace notar a Garicano el eco de su post en Menéame comenta que: “Se que a nadie se le puede exigir ser certero con sus precisiones, pero aún así me gustaría saber por qué crees que te equivocaste.” No es cierto, cuando uno hace precisiones y no es preciso se le debe pedir responsabilidad. Cuando haces de oráculo y te has equivocado, pues te has equivocado. Es el riesgo que corremos cuando publicamos nuestras opiniones, somos dueños de nuestras palabras y esclavos de nuestros silencios. No pasa nada, para esto tengo un dicho que es el siguiente:

La única persona que nunca se equivoca es la que nunca hace nada.

Yo todos los días me equivoco siete veces, alguna de ellas hasta aprendo la lección. La mayoría no.

A pesar de todo lo que puedan leer aquí, considero a Garicano y a muchos de estos economistas gente muy brillante. Pero a veces parecen más preocupados en hacer política y justificar sus posiciones que en divulgar los números en crudo. Es lo que deben hacer los economistas, para opinar estamos los que no lo somos. Además algunos no predican con el ejemplo, si apetece algún día hablaré de alguno de estos economistas que hablan de lo malo que es ser funcionario y de valorar la actividad o la excelencia, cuando luego llevan décadas chupando del frasco y en 2010 se han tocado el higo. Pero eso es otro tema.

Y ojo, aunque por mis textos se pueda deducir otra cosa, el concepto que aquí despliego para FEDEA lo puedo aplicar al colectivo ATTAC, el cuál debería hacer un esfuerzo por presentar datos más precisos de cómo pagar las pensiones con los aumentos de productividad y otros conceptos. Con llamar neoliberal a todo miembro de FEDEA no ganan ningún debate.

Por ello Sr. Garicano y otros, ahora no se admiten devoluciones. Irlanda antes y durante esta crisis fue su modelo. Este modelo ha quebrado y esto no es El Corte Inglés. Apechuguen.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a No se admiten devoluciones

  1. Pingback: No se negocia con terroristas | No me jodas que me incomodas

  2. Pingback: De cuentas y cuentos | No me jodas que me incomodas

  3. Pingback: El gilipollas de la semana | No me jodas que me incomodas

  4. Pingback: Contrato único en Actuable: activismo low-cost desde el laboratorio del profesor Bacterio | No me jodas que me incomodas

  5. Pingback: Economistas entre los reformadores universitarios: reunión de colegas | No me jodas que me incomodas

  6. Pingback: Mariano Rajoy miente con las participaciones preferentes | No me jodas que me incomodas

  7. Pingback: Estrategias de Pactos de Gobierno (y II): los nuevos actores y el Cambio - Communia

  8. Pingback: Políticas basadas en mis evidencias (I) | No me jodas que me incomodas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s