Save us


Sin duda esta imagen que hoy aparece en muchas portadas de los diarios es una de las mejores imágenes de los últimos años. Plasma perfectamente la situación actual. Para quien no sepa a qué se refiere esta instantánea, informarle que estos señores son los enviados de FMI para negociar el rescate a Irlanda. Los cuales van al Banco Central Irlandés mientras un indigente les pide limosna. Es que la instantánea es cojonuda.

Aquí tenemos al FMI listo para rescatar a Irlanda, bueno mejor dicho, a los bancos de Irlanda. Salvar el Anglo Irish Bank puede costar nada más que el 20% del PIB irlandés, por eso acuden a los usureros mundiales. En fin, en los post anteriores Suecia vs Irlanda y sobre todo en Mundo gañán ya comentábamos como Irlanda era el paradigma del liberalismo económico y su modelo. Y que fue el primer país en aplicar ese tipo de medidas que, curiosamente, piden estos organismos rescatadores. Medidas las cuales no ayudan para nada al señor que aparece en la imagen con el vaso, al que por cierto ni miran (otro detalle de la instantánea). Ahora van a tener dos tazas, los lituanos de esto saben un rato y ni se han meneado.

Prefiero rescatar a los que producen alimentos que a los que producen miseria – Franklin D. Roosevelt

Esta frase que Roosevelt dijo en 1933 vendría que ni al pelo en estos tiempos y con esta foto de ilustración. Se va a comprometer el futuro de las generaciones futuras para salvar a aquellos que han sido responsables (o mejor dicho irresponsables), mientras se condenará a que cada vez más irlandeses terminen como el mendigo de la fotografía. Porque como reconocen los mismos promotores de las medidas de ajuste presupuestario, producen menos crecimiento, menos empleo y más miseria.

Todo ello basado además en una idea muy peregrina y además falsa, que no queda otra. Siem pre queda otra. Hay un bombardeo constante lanzando el mensaje de que las soluciones que algunos plantean son las únicas posibles. Cosa que es una soberana estupidez, igual que se puede girar hacia la derecha e izquierda, adelante y hacia detrás, existen diferentes ideas y propuestas para afrontar las situaciones. Pero, ¿no queda más narices que salvar a los bancos irlandeses a costa de los ciudadanos irlandeses, sin que estos primeros y los políticos del Fianna Fail (que llevan más años que Fidel Castro) paguen por ello? La respuesta más fina que se me ocurre es: por los cojones.

Aunque no se reconocerá y se continuará con la matraca, Irlanda ha mostrado que la actual crisis económica mundial poco tiene que ver con los argumentos que las fuentes del liberalismo económico han ido formulando. Irlanda, igual que Gran Bretaña, eran los reyes del modelo anglosajón que ellos propugnaban como el mejor. No es el exceso de regulación, ni las trabas burocráticas, ni los impuestos excesivos, ni los funcionarios a porrillo, ni las prestaciones sociales desmesuradas… ni nada de eso. Recordemos que Grecia tampoco ha llegado a donde ha llegado por esas cosas. Esto demuestra que se puede llegar a la misma ruína por distintos caminos. Por esto que haya personas las cuales aludan a que hay que hacer reformas, ajustes y todo eso, sólo en el sentido de las que ellas dicen y además afirmando categóricamente que no hay más cojones… la historia y la actualidad deslegitiman. Porque ni Grecia era Irlanda, ni Irlanda era Portugal, ni Portugal es España, ni España es Reino Unido, ni Reino Unido es Francia… pero se pueden ir todas a tomar por saco por causas diferentes. Lo siento, pero el argumento de que no hay otro camino me recuerda a esta gran frase de Aznar:

http://www.youtube.com/watch?v=ZJsNQCa7FNU

Por todo esto yo, como afirmó Roosevelt, prefiero salvar al señor que está pidiendo en la calle que a los bancos irlandeses. Porque tampoco me convence que a través del rescate a los bancos se pueda ayudar al resto de la sociedad, como argumentan quienes defienden estos cheques a la banca. Porque, si el mendigo que pide limosna entra en una sucursal bancaria irlandesa y pide un crédito para poder buscarse un medio de vida que le saque de su situación, ¿recibiría ayuda o le negarían el crédito?

Rescaten al mendigo, no al banquero.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s