Anticlericalismo



“…en España ha nacido una laicidad, un anticlericalismo, un secularismo fuerte y agresivo como se vio en la década de los años treinta. Y ese enfrentamiento, disputa, entre fe y modernidad ocurre también hoy de manera muy vivaz”.

Así se despachó el Papa momentos antes de aterrizar en España. Hombre Benedicto, ¿no crees que te has pasado un poquito? No creo que sea parte del manual de estilo diplomático descalificar a un país antes de visitarlo. Ni creo que en España anden por ahí quemando iglesias y matando curas. Así que de agresividad y otras pendejadas nada de nada, Benedicto. Si conoce usted otro país más católico, apostólico y rumano que España e Italia me lo cuenta. Otra cosa es que ahora los Estados se regulen conforme a la voluntad de sus ciudadanos y no conforme a sus criterios. Pero de anticlericalismo nada.

Porque en un país con una laicidad agresiva no pasa esto:

No viene la Jefatura del Estado a darte palmitas en la espalda. Ni tampoco viene el tal Rubalcaba a darte la mano. Es habitual que este señor, el tal Benedicto, proteste contra medidas de este Gobierno como la del matrimonio homosexual, aborto, divorcios… pero de otras como aumentar el dinero que se le asigna a la Iglesia católica en el IRPF no. Es un anticlericalismo bastante extraño subirle 34% de la asignación (y pedían más). Curiosamente en el post anterior y respondiendo al artículo de la Sinrazón hablaba de la financiación a la Iglesia. Porque entre 5.000 y 6.000 millones damos a la Iglesia católica, por lo cual esto del laicismo queda como queda. Ya veis, un anticlericalismo de cojones cuando financiamos con miles de millones dar clases de religión a los niños. Que donde esté la religión (católica claro), que se quiten las matemáticas.

Que no le caiga al Vaticano muy bien este Gobierno es comprensible, pero de ahí a estas gilipolleces previas a una visita hay un trecho. Por supuesto nuestros políticos, más preocupados por las implicaciones electorales que por el bienestar ciudadano (aunque deberían ser cosas consustanciales), van a darle la mano a este hombre. Conocidas las declaraciones las autoridades se deberían haber retirado y que le vaya a recibir el inefable Mariano Rajoy. El único que tuvo una entrevista personal con el Papa. Por si a alguien le quedan dudas. Pero si este Gobierno no ha tenido valor para hacerle cara a la Curia, ahora menos. No hubiera estado de más que todas las autoridades le hubieran dado plantón.

Por lo tanto ni anticlericalismo, ni laicismo, ni ostias Benedicto (bueno, ostias sí). España tiene una población la cual se declara mayoritariamente católica. Eso sí, a misa no va ni Dios y respetar el evangelio casi ni los curas, con lo cual supongo que la mayoría de los que se declaran católicos realmente no lo son. Porque si lo eres rezas, cumples todo lo que diga Benedicto y tal. Pero en este país otra cosa no, pero blasfemar, jodienda y pecado en general es lo que abunda. Laicos, laicos, no somos. Aunque igual decimos aquello de Groucho: “nunca entraría en un club que me admitiera como socio“.

Otra cosa curiosa es que, una autoridad tan divina como el Papa, esté rodeado de todo ese merchandising. Y tienen un negocio a su alrededor que no veas. Yo si fuera el enviado de Dios a la tierra no consentiría que nadie traficara con mi imagen, ni que nadie se lucre con ello. Pero desgraciadamente este Papa vende poco, como atestiguan todos aquellos los cuales pretendieron ganar dinero con su imagen. Y es que está claro, no dudo de que este Papa sea un tipo majo, pero tiene una cara de pícaro que no veas. Por eso para vender medallitas que ensalzen buenos valores y santidad no hay color. En eso, como apuntan los vendedores, donde esté Juan Pablo II que se quite Benedicto XVI. Por si os quedan dudas, aquí os dejo esto.

 

 

 

 

 

 

Vamos, que no hay color. No pongo en duda que Benedicto sea el santo y Juan Pablo el mamoncete. Pero que Juan Pablo tiene cara de buena persona y éste de cabrón es irrefrutable.

Otra muestra del anticlericalismo patrio y la agresividad con la que se trata a la Iglesia son los 8 millones de euros que nos ha costado el finde papal, cosa muy apropiada en estos tiempos de austeridad presupuestaria. Porque ya sabemos que para pagar pensiones o a sus empleados la Administración no tiene, pero para estos fastos no falta. Ni los 25 millones que nos gastaremos a la próxima visita papal a Madrid. En esto algunos dirán que recientemente nos habrá costado un pastizal organizar los MTV awards. Pero miren, si tengo que adorar a alguien, prefiero adorar a Katy Perry que a Joseph Ratzinger:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Que me disculpen los católicos, pero yo rindo culto a quien me apetece. Así supongo que no se sentirán ofendidos ni tendrán una actitud beligerante ni anticlerical si declaro adorar a esta muchacha y no a Benedicto XVI. Yo soy muy respetuoso con las creencias ajenas, cada uno que adore a quien le apetece. Tengo una conocida que pide semejante presupuesto para una visita de William Shatter y Leonard Nimoy, lo cual también me parece bien. Pero hay algo que ni los protas de Star Trek, ni Katy Perry harán y es descalificar al país que van a visitar.

En un país de mayoría católica, apostólica y romana, que gasta más dinero en financiar a la Iglesia que en I+D, donde llevan décadas pasándose por el forro la promesa de autofinanciarse, donde como vemos se reunen con el partido opositor para unificar estrategias… que venga este hombre a decir que este es un país con un laicismo agresivo es una gilipollez la cual retrata al personaje.

Porque si no hay casi seminaristas, si las iglesias pierden fieles… quizás sea más por la Iglesia que por supuesto anticlericalismo. Entiendo que la Iglesia no cambie, es que la Iglesia nunca debe cambiar. ¿Es la palabra de Dios? Pues si se dice que no se hacen guarreridas españolas hasta el matrimonio o que preservativos NO, entonces a guardarse la pichurrilla. Lo que no sería normal es una Iglesia que cambie sus dogmas según sople el aire. En el Vaticano ya lo saben, la sociedad ha cambiado y siempre está cambiando. Y si quieren atraer a su organización al personal lo mejor que pueden hacer es no insultarles.

Así que repito a Benedicto, España es anticlerical por mis cojones. Si fuera anticlerical te hubieran apaleado a tu llegada, arderían iglesias, no te recibirían las autoridades. La verdad es que igual con la jerarquía católica me pasa como con aquella cita de Misterioso asesinato en Mahattan: “Cada vez que escucho a Wagner durante más de media hora me entran ganas de invadir Polonia“. A mí cada vez que escucho más de media hora a esta gente me dan ganas de invadir el Vaticano.

La base de la iglesia católica me merece mucho más respeto, muchos sacerdotes, monjas y seglares son gente estupenda que sí mantiene valores éticos los cuales admiro. Pero también tengo claro que lo que quiere Dios, si realmente existe, no lo decide ningún hombre. Hasta que no me den el móvil del Señor, seguiré adorando a Katy Perry, por dos motivos más que obvios.


Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s