La Sinrazón


 

Últimamente me ha dado por los diarios. A algunos nos gusta sólamente la información, ya nos creemos lo suficientemente mayorcitos para crearnos nuestra propia opinión al respecto. Pero prensa, radio y televisión no están por la labor. Hasta llegan a inventarse noticias o debates que no existen para sorber el seso a su parroquia. Cosa estúpida por otra parte, pues en muchos casos el personal ya está evangelizado. Aquí al ABC, Vocento, Punto Radio y el infumable Félix Madero… les he dado para el pelo. Pero si hay un panfleto peor que ABC, este es sin duda La Razón.

La noticia que motiva esta nueva reflexión es:

Los 51,3 millones dados a los sindicatos descongelarían 205.000 pensiones

Son de estas “noticias” que no vienen de ninguna parte ni van a ninguna otra que no sea simplemente intoxicar, pues no hay gran novedad respecto a este tema que suponga noticia. Hace 6 meses nos encontrábamos en el mismo diario:

Con los 220 millones que reciben los sindicatos no se congelarían un millón de pensiones

Total, que parece algo recurrente pero poco motivado. Tampoco entraré en esta ocasión a discernir sobre la conveniencia o no de que estas organizaciones reciban subvenciones. Primero porque yo ya he declarado, en mi idea de inacción sindical, que deberían renunciar a todas ellas (entre otras cosas). Y porque uno ya no entra al trapo de este tipo de gilipolleces. Porque como suelo apuntar no importa tanto el qué, como el para qué. Podemos hablar largo y tendido de la utilización de los fondos para formación de los sindicatos, pero criticar el hecho de financiar la formación de los trabajadores y parados porque se le da a un colectivo describe bastante a quienes hacen semejantes afirmaciones. Porque de las subvenciones a la CEOE, FAES y otras hierba los medios diestros no hablan. Eso sí, de sindicatos a miles.

Por lo tanto antes semejante acto de demagogia por intentar hacernos creer que a los pobres abuelitos no les suben la pensión porque se la llevan los sindicatos, le daremos a La Razón donde ya le dieron otros cuando publicaron aquello en mayo. Además utilizando otro panfleto de signo contrario, Público en enero decía:

Más de 6.000 millones de euros para financiar la Iglesia católica

De regalo y para vagos el gráfico ampliado:

http://www.publico.es/detalle-imagen/284410/?c=http://www.publico.es/espana/284410/mas-de-6-000-millones-de-euros-para-financiar-la-iglesia-catolica

Pues eso, por hacer la puñeta y a tenor de la noticia, podremos decir tranquilamente que con la financiación pública que recibe la Iglesia se podría descongelar 6 millones de pensiones y devolver el famoso 5% a los empleados públicos. O podríamos decir que sin la financiación a la Iglesia no se habrían paralizado las obras públicas y se habrían salvado miles de puestos de trabajo. Total, si es por ser porculero

Pero evidentemente como se ve en el gráfico de Público hay partidas que gestionan la Iglesia como la dedicada a Sanidad que tendría sentido (aunque podrían ser esas funciones desarrolladas por otros, igual que se achaca la formación que dan los sindicatos). Pero, ¿para qué narices hay que financiarles por Educación? Nunca me ha parecido bien eso de los colegios “concertados”. El que quiera va al público y el que no, que vaya al privado. Pero este tipo de educación no tiene sentido en un país normal. Por eso aquí se hace, porque muy normales no somos. Por ello el pastel que se llevan los colegios concertados duplica el presupuesto para Becas y así estamos.

Algo parecido ocurre con la parte que se asigna a la asignatura de Religión. Si la educación en este país no va a avanza en la vida es, entre otras muchas cosas, porque los debates se centran en estupideces como si hay que estudiar Religión o Educación para la ciudadanía, si los niños pasan con 3 o 4 asignaturas y cosas así. En vez de pensar cómo mejorar la formación de nuestros jóvenes (y no tan jóvenes) en Matemáticas, Lengua, Física, manejo de nuevas tecnologías, Formación Profesional… pues nos gastamos 600 millones en pagar a profesores de Religión. Los cuales, pobres, tienen que comer. Pero no sé a qué narices hay que dar Religión (católica) en las escuelas y quitarle horas lectivas a otras materias. Además como planteaba en mi post ¿Qué fue primero, la gallina o el huevo?, plantearnos si en qué medida nuestra estructura económica potencia el alto fracaso escolar que tenemos.

Así que habitualmente hay que escuchar o leer al típico con el tópico de que los sindicatos deben financiarse con las cuotas de sus abonados. A mí me parece bien, es más, los beneficios que obtuvieran deberían ser sólamente también par sus afiliados. Por eso los países escandinavos tienen las tasas de afiliación que tienen. Pero cuando este tipo de comentarios y noticias dirigidas viene por parte del Nuevo Alcázar el mismo día que Ratzinger Z visita España… hay que recordarle ciertas cosas a Ansón. Porque a día de hoy apenas el 4% de la financiación de la Iglesia procede de “sus afiliados” (casilla IRPF).

Por lo tanto, ¿a qué viene este reiterado mensaje enviado precisamente a un grupo que ya tiene la idea marcada? Una Sinrazón.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s