Vergüenza ajena


Ahí los tenemos, 9 horas después de la “juerga general” contra la política del Gobierno tenemos a Méndez y de la Vega de parranda en la cadena del Régimen. Esto es lo que hay. Paren el mundo que me bajo. En varias ocasiones he expresado que es normal si UGT son los pelotilleros oficiales del Gobierno. El que tenga dudas que consulte su historia y de donde viene tal sindicato. Pero esto ya es un descojono.

Desgraciadamente veo que mi anterior propuesta de inacción sindical no parece que vaya a ser tomada por estos sindicatos. Seguirán negociando con el mismo Gobierno que les ha tomado el pelo y además sobre las bases de una Ley que ellos mismos rechazaban. La simple y clara constatación de la derrota sindical.

Reitero lo dicho bastante antes de la huelga. Los sindicatos no tienen nada que negociar con nadie, ni Gobierno, ni empresarios, ni niños muertos. La reforma de las pensiones que la haga el Gobierno como quiera, los reglamentos del nuevo Estatuto de los Trabajadores no tienen porqué ser negociados si la propia Ley no lo fué. Todos los convenios colectivos- acuerdos que puedan ser cancelados o denunciados deben serlo y los nuevos deben ser firmados en las condiciones que Patronal y Gobierno exijan sean en las condiciones que sean. El que quiera hacer formación que se vaya a la academia. Rechazar subvenciones que igual alguno se piensa que le van a hacer descuento en el IBI. Y por supuestos, liberados a currar y el que le estaba sustituyendo (el cual seguro que está a favor) se vaya al paro.

Así y sólo así, demostrando qué ocurriría si no hubiera sindicatos se puede recuperar el prestigio perdido. Porque se ha constatado que la sociedad está dormida, que esta gente no moviliza más que a sus afiliados (y a veces ni eso), que actúan como mafiosos con los famosos piquetes (algo a eliminar) y que ésta sociedad no se quiere defender. Los sindicatos deben demostrar porqué, igual que otro colectivo cualquiera, los trabajadores deben asociarse para defender sus intereses.

Pero mientras esta troupe paniaguada siga mirando hacia otro lado ante los abusos que se cometen contra los trabajadores, mientras ser delegado dé la sensación de sea pasarse unas horas tocándose la barriga, mientras se siga peloteando a los Gobiernos aunque actúen contra el trabajador como hemos visto y mientras los propios sindicatos no demuestren su necesidad… lo mejor que pueden hacer es no hacer nada.

Porque cuando más fuertes y más rápidos caigan los palos sobre los trabajadores españoles, antes y con más fuerza se verá su reacción. Fotos y situaciones como la encabeza este post no ayudan.

Pero estos sindicatos y UGT en particular, ni harán nada, ni se les espera.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Vergüenza ajena

  1. Pingback: ¿Valió la pena? | No me jodas que me incomodas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s