No bull


Sí, lo han adivinado. No voy a hablar del mítico concierto de AC-DC en La Ventas. Evidentemente hablaré del tema de la prohibición de las corridas de toro en Cataluña. O mejor dicho, de ciertos aspectos que me llaman la atención de este debate. Para empezar debo decir que este es un tema que a mí me trae al pairo. No soy ni partidario, ni lo contrario en este tema. Me sorprende en muchas ocasiones lo fácilmente que las personas pueden trazar la línea entre lo moral y lo inmoral. No soy aficionado a la Fiesta Nacional, por lo tanto si se prohibe me da igual. Y también no tengo ningún familiar toro, ni ninguna sensibilidad hacia el sufrimiento del animal. Por lo tanto si se mantiene, pues también. Pero sí hay algo sobre lo que tengo opinión clara y es sobre el argumentario, sobre todo por parte de los defensores de estos festejos para justificar su celebración.

Me ha divertido el alegato que hacen muchos a favor de los toros y lo indignados que se muestran. Lo personalizaré en el Partido Popular y las declaraciones de sus líderes aunque vale para todo el cual empleara ese argumento. Porque lo basan todo en un extraño concepto: la libertad. O sea, que estos amigos apelan a la libertad como valor supremo. Y está muy bien, pero supongo entonces que si ese es principio rector de tu pensamiento, tendrás que aplicarlo a todos los aspectos de la vida. Imaginemos entonces que como el PP es un partido que está a favor de la libertad de elección y contra las prohibiciones, ¿estará a favor de la legalización de la venta y consumo de drogas? Y que sea la sociedad la que si, no quiere consumirlas, no lo haga y así desaparezcan. ¿Porqué no? O incluso podemos aplicar el mismo concepto al aborto, porque cada uno es libre de hacer lo que considere oportuno. Es más, a mí me apetece pegarle una patada en las criadillas a Rajoy. Supongo que este señor tendrá a bien no coartarme mi libertad y prestarse volutariamente a cumplir mi deseo, aparte de abogar por la completa despenalización de esta práctica. Lo pido en base a la misma libertad que él propugna y espero se me conceda.

Resulta también de lo más divertido ver a la siempre ingeniosa Esperanza Aguirre repetir el argumento libertario. Podemos recordar que por ejemplo la Comunidad de Madrid fue la primera que, en los tiempos del hijoputa, prohibió el consumo de bebidas alcoholicas en la vía pública. Lo que se viene llamando mayormente botellón. Supongo que en aras a la libertad EsPPe volverá a permitir que los ciudadanos podamos comprar alcohol para tomarlo en nuestras casas a partir de las 10 de la noche, por ejemplo. Y supongo también que este partido, que pasa de ser el Partido Proletario al Partido por la Libertad pasando por el Partido Nacionalcatólico, retirará sus propuestas y discursos contra el uso del burka, ¿no? Espero ansiosamente declaraciones de los líderes peperos al respecto.

También otro argumento interesante a raíz de diversas celebraciones con animales es aquel de que el animal no sufre. Ayer podía ver en TV a propósito de los correbous aludir a que en ese caso el animal no sufre porque bla, bla, bla… Yo en estos casos siempre propongo ponerle unos cuernos al tipo y dos bolas de fuego frente a sus ojos. A ver si sufre o no sufre. El argumento pasa también por el Toro de la Vega, donde sería interesante lancear a sus defensores por la dehesa. O el Toro de Coria, donde hasta hace un par años se le clavaban dardos al toro y que a quien argumentaba que no sufre el bicho habría que hacerle lo mismo. Porque seamos serios, reconozcamos que lo que sufra el animal nos da igual. Pero no me diga que el animal no sufre porque roza lo estúpido.

Otro argumento es el de la tradición. Como es una tradición está muy bien y hay que mantenerla. El listado de “tradiciones” que han sido abolidas a lo largo de los años da para otro blog. Poniendo ejemplos hace no tanto había ejecuciones públicas por motivos como ser un hereje. Era tradicional montar un fiestorro en la plaza de la localidad para ver como quemaban, ahorcaban o aplicaban el famoso garrote vil al personal. Entiendo que muchas tradiciones y costumbres procedentes de épocas anteriores, aunque sean hoy prohibidas deben ser aprobadas. Poniéndonos extremos la ablación es una tradición y no deja de ser una cabronada.

Así nos encontramos con todo tipo de argumentos absurdos para justificar posiciones pero no reconocer la realidad. A ellos les importa un pimiento lo que el animal pase. Reconózcanlo, a mí también me da igual. Así que no busquen argumentos para justificarse que yo no les voy a mirar mal.

También resulta muy llamativo, por no dar palos en la misma dirección, que haya gente apelando a la no tortura del toro y luego tomarse un chuletón en el restaurante también tiene tela. Incluso un vegetal es un ser vivo y por lo tanto respetado, aunque no pueda expresar visiblemente sus sentimientos. Igual que se puede decir A, se puede decir B.

En este mundo podemos encontrarnos ante tan extrañas paradojas como que muchas personas partidarias de liberalizar el aborto están en contra de las corridas de toros, mientras muchos de quienes se manifiestan con el Foro de la Familia contra la Ley del Aborto luego se fuman el puro en tendido de sombra. Así de absurdos podemos llegar a ser.

Por lo tanto vuelvo a lo que dije al principio de este post, me sorprende la facilidad con la cual las personas pueden discernir donde está en la línea roja en los aspectos morales. Yo me reconozco incapaz de dilucidar este punto.

Pido por favor, sobre todo a nuestros representantes políticos, que dejen de buscarse excusas estúpidas para justificar sus posiciones. Las personas les agradecerán que al menos, aunque sean discrepantes, sean coherentes. Porque si un Parlamento con competencia para ello dice que no quiere toros en su territorio, que venga el Partido Proletario a decir que va a ir al Parlamento nacional a luchar contra algo tan irrenunciable como las corridas de toros es una broma de mal gusto. En aras de la libertad aún más, querer coartar la libertad de una personas apelando a la misma es de lo más contraproducente.

Así son las cosas y así se las hemos contado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s