Bomberos pirómanos


Últimamente tenemos que sufrir las declaraciones de ex-Ministros y Ex-Presidentes, los cuales son directamente responsables de la situación económica y social de nuestro país en la actualidad. Todo lo que hoy nos ocurre no es entendible si no se sigue la trayectoria de las últimas décadas. Viendo los resultados obtenidos, que gente como Felipe González o José María Aznar se suban al púlpito y nos den lecciones de cómo actuar es cuanto menos, pintoresco. Es como si tienes un incendio y llamas a un pirómano. Quizás uno pudiera pensar que por su experiencia ese indivíduo con tal afinidad al fuego podría darnos el consejo de que no hagamos lo que hizo él. Pero no es el caso.

En el grupo de los Ministros me llaman la atención sobre todo los casos de Boyer y Solchaga, cuyas opiniones son convenientemente amplificadas por los medios más conservadores para atizarle al Gobierno. Como si hiciera falta… Pero realmente, ¿qué autoridad moral tienen estos señores para dar lecciones?

Leemos por ejemplo a Boyer hacer declaraciones abogando por reducir las prestaciones por desempleo, porque es insostenible. Claro hijo, con un 20% de paro sale la factura por un pico. Qué listo el econolisto. Pero aquí es donde entra el concepto del bombero pirómano en acción. Que nos aconseje un tipo que cogió el país con un 16,5% de desempleo y lo dejó en un 21,5% en menos de 3 años es más incongruente que poner a Farruquito como Director de la DGT.

De hecho este figura es el padre de la Reforma Laboral de 1984, la cual puso la base para aumentar enormemente la precariedad laboral en nuestro país. Esta se hizo siguiendo los dictados de la OCDE. Se podría describir aquella reforma de la siguiente manera y que ha tomado de por ahí:

La clave de la política de empleo, en esta primera etapa del gobierno socialista, está en la modificación en 1984 del Estatuto de los Trabajadores, donde se introducen nuevas formas de contratación y de despido, vinculadas a la reducción de los costes laborales mediante la moderación salarial y la flexibilización del «mercado de trabajo». En fin, el objetivo de la reforma fue la flexibilización de las formas de contratación.

¿Donde habré escuchado yo esto de la flexibilización y los consejos de OCDE? ¡Qué memoria la mía!

Así que nos encontramos con un señor el cual nos da consejos de como salir de esta y tiene en su haber haber aumentado la tasa de paro, ser el padre de la temporalidad y la precariedad laboral actual y otros grandes éxitos. Bombero pirómano en estado puro.

Pero lo más preocupante es que el Gobierno parece hacer caso a estas opiniones, pues se publica que está estudiándose la reducción del importe de las prestaciones por desempleo. Teniendo en cuenta que las máximas apenas superan los 1000 euros, podemos entender que esto sólo ahondará más los problemas de los futuros desempleados.

Lo dicho, que tenemos fuego y llamamos a bomberos pirómanos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s