El enchufómetro


Se ha publicado recientemente el The Global Competitiveness Report 2011-2012, ese informe que luego los medios usan durante un tiempo para elaborar diversas noticias y que pretende estudiar la competitividad de cada uno de los países del mundo. Es un informe que mola un montón, pero muchísimo. Aunque luego sea bastante deficiente para el objetivo que busca, ¿por qué? Pues porque este informe no es realmente un compendio de datos o un estudio de la legislación de los países, con el fin de determinar su competitividad. Es una encuesta en la que se pregunta a empresarios por la percepción que tienen de su país, aderezada por algunos parámetros cuantificados. Con lo cual como referencia en lo que a competitividad se refiere es más que discutible. Aunque seguramente hoy sería mucho menos duro que la otra vez la cual comenté el informe. En ella analizaba el pilar de la competitividad referida al empleo y la criticaba de manera demasiado excesiva. Un, dos, tres…. ¡catorce! se llamó y mostraba los items que conformaban el baremo por el que se medía el “empleo competitivo”, viendo que algunos eran bastante absurdos.

Pero hoy lo veo todo menos radical. Si tampoco está tan mal. Es un trabajo muy completo, las encuestas y el tratamiento de sus resultados es muy serio. Nos vale para conformar “bloques de competitividad” donde agrupar países y características. Pero no deja de ser un compendio de encuestas donde unos empresarios dan su opinión, y que para decidir si Finlandia adelanta en competitividad a Suecia es más que deficiente.

El World Economic Forum podía elegir cientos, miles de parámetros para estudiar la competitividad de una nación y compararla con el resto. Pero ellos eligen algunos items que molan mucho. Molan tanto que se pueden establecer clasificaciones de lo más hilarantes. Me he propuesto en próximas entradas ofrecer una serie de clasificaciones europeas sobre varias curiosidades que tiene el informe. Hoy recupero “el enchufómetro”.

El enchufómetro ya lo comenté en la entrada sobre el informe de 2010-2011, llamándolo “factor enchufe”. Recuperé el concepto al final la trilogía llamada Si mi abuela fuera mi abuelo… en la que comentaba unos tweets cruzados entre Roger Senserrich y Alberto Garzón. Hoy recuperamos el enchufómetro europeo en nuevo formato, reducido en países y actualizado.

Este indicador es el resultado de la respuesta a la siguiente pregunta:

En su país, ¿quién ocupa los puestos de alta dirección? [1 = Familiares y amigos sin tener en cuenta el mérito – 7= Gestores profesionales elegidos por su mérito y calificaciones]

¿A que molan las preguntas del informe? Sin ironía, esto es significativo para la competitividad de una economía. ¿Qué piensan que saldría si hiciéramos un “enchufómetro” en la Unión Europea?

Pues España tampoco anda tan mal, ¿no? En la zona media con Francia y República Checa como vecinos.

Esta es una de las curiosidades que el informe sobre Competitividad que ayer y hoy nos han puesto en las noticias, sólo que ellos lo interpretaron como una cosa seria. En próximas entradas traeré otros divertidos parámetros que ofrece este estudio. Lo que nadie te contó sobre The Global Competitiveness Report.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El enchufómetro

  1. RBG dijo:

    Quiero más!!! Y no sólo por la broma. Me encanta apoyar incluso con chusqueces que la economía española es del montón. Ni más, ni -tampoco- menos…

  2. En los estudios del WEF hay un pequeño problema, el sesgo, que hace que paises que tienen muy buena opinión de si mismos salgan muy bien, pero paises que, como España, tengan mala opinión de si mismos (… y si habla mal de España es español) hace que se produzca un sesgo a la baja, pues como bien dices, estos valores se apoyan en encuestas (en concreto, en España la realiza el IESE).

    • Pedro dijo:

      Por eso como fuente de análisis sobre competitividad es bastante problemático. Hay un fuerte componente subjetivo en la encuesta.

  3. Pingback: Ética empresarial, policías y otras cosas en Europa | No me jodas que me incomodas

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s