Siempre habla quien más tiene que callar


De la serie “economistas sectarios del mundo” nos llega otra entrega llena de acción, humor, amor y un poco de mala leche. De los creadores de “hay que alargar la edad de jubilación“, “desproteger a los trabajadores“, entre otros hits de crítica y público llega… “el enchufe en la Administración”. FEDEA vuelve a la carga con otro de esos estudios con poco fundamento y con cierto interés en intoxicar. De quienes les seguimos sabemos que no son excesivamente amigos de la funcionarización y como tal se intenta sibilinamente desprestigiar este tipo de relación del empleado con la Administración, siempre en supuestas aras de su mejor funcionamiento. Pero como casi siempre habla quien más tiene que callar, muchos de los integrantes hablan de laboralizar su categoría pero no dimite ni uno. Porque a la sombra se vive bien.

Todo esto viene a que me encuentro ayer en La Vanguardia el siguiente artículo:

Los familiares son el 20% de los nuevos miembros de la administración española

El cabecilla de este estudio es Manuel Fernández Bagües, quédense con este nombre. La idea que se intenta lanzar es que existe un nepotismo en la Administración por el cual algo que llama “altos cargos” tiene un % determinado de familiares de los anteriores ocupantes de estos cargos. A estas alturas del baile negar que pudieran existir chanchullos, sobre todo en cargos de libre designación, que está dirigida su elección. El factor estafa en el país del 20% de economía sumergida debería no ser despreciable. Pero de ahí a querer dar a entender que el hecho de la existencia de ese porcentaje, indica tal circunstancia como algo generalizado… ¿Sería entendible que los hijos de los médicos quisieran ser médicos? ¿Pudiera ser que un notario dirigiera la carrera académica de sus vástagos? Es más, ¿sería lógico que el hijo de un registrador de la propiedad viendo la prosperidad de su padre decidiera seguir sus pasos? Si hablamos de altos cargos, ¿quién no querría ocuparlos? Esto no es además bastante distinto del resto de profesiones. ¿No se traspasan las empresas familiares entre generaciones? ¿Cuál es el porcentaje de hijos que siguen los pasos de sus padres? Aún más, recuerdan que en mi crítica al informe de competitividad comentaba que una de las preguntas era la percepción de los empresarios sobre el enchufismo en sus propias organizaciones. ¿No es cierto que las principales fuentes de empleo o al menos de conocimiento de las ofertas son familiares y conocidos? Sin querer defender la no existencia de chanchullos, lo cual sería de extrema candidez por mi parte, ¿qué interés hay en publicar esto? Pues además el estudio es un poco sui géneris ya que se basa en una comparación de apellidos. Ahora imaginemos que en Hacienda ingresa un tal González… ¿sugiere este estudio que es familiar y sospechosamente enchufado porque en Hacienda existan los González?

Y dicho esto, pasemos a mi clásica ración de ad-hominem. Primero, recordemos siempre, siempre que es FEDEA. Recordemos quien paga a FEDEA, miren quiénes son sus patronos. Ya lo dice su blog, Nada es gratis. Por lo tanto el hecho de que un think tank financiado por las grandes empresas de este país intente desprestigiar a la función pública es algo que no debería caer en saco roto. Aunque se haga a través de algo cierto y lógico, como podría ser la mejora de los procesos selectivos.

Pero es título de este post no viene porque sí, les dije que se quedaran con el nombre del autor de este estudio: Manuel Fernández Bagües. En su propia web se nos presenta como Profesor de Economía de la Empresa de la Universidad Carlos III de Madrid. Vaya cosas, aquí el menda trabaja en la misma institución. Entonces me ha aparecido la siguiente reflexión. Si alguien nos intenta desprestigiar los procesos selectivos en la Administración por el hecho de que tenga personas coincidentes en apellidos y yo consulto el directorio del Departamento de Economía de la Empresa de la UC3M, me encuentro con que un profesor asociado de dicho departamento se llama RAMÓN ABELARDO FERNÁNDEZ BAGÜES… ¿debo pensar que aquí hay un enchufe? Pues eso, ¿ven cómo quien más habla es quien más tiene que callar?

Pero atención, que no hemos terminado. Si comprueba la lista de profesorado del mismo Departamento se encontrará con que aparece como, nada menos que Catedrático, un tal Juan Ignacio Peña Sánchez de Rivera. Wait! ¿Dijo vos Peña Sánchez de Rivera? ¿Tendrá algo que ver con este tal Peña Sánchez de Rivera que se presenta a la reelección? A que mola, pues curiosamente el rector de la UC3M ha sido miembro del comité científico de FEDEA. Vamos, que estamos ante un estudio de un señor que habla de enchufismo y tiene un probable familiar en su mismo Departamento, en el cual figura un Catedrático que es hermano del rector, algunos curiosamente vinculados a FEDEA. Mira tú qué cosas…

Por eso cuando, hace unos meses el rector de la UC3M se presenta con el funcionario Dolado a pedir la desfuncionarización de los profesores universitarios para reducir la endogamia, algunos nos partimos la caja. ¿Ahora recuerdan que en aquel post donde criticaba cierta afirmación de Dolado le llamaba funcionario? Pues como les anuncié, aquí queda explicado. Porque un tipo que reniega del funcionariado y lleva décadas chupando del bote tiene, de nuevo, poca autoridad. En una entrevista para la Opinión de la Coruña nos hace esta afirmación:

-Es malo. El problema es que nuestro sistema universitario está funcionarizado y mientras sean funcionarios será difícil desprenderse de ellos. Las universidades están llenas de gente que no hace nada.

Pues hasta dónde puedo leer os podría decir que la actividad investigadora dirigida por este señor en los últimos dos años dentro de la institución que le paga se reduce a dos congresos. Lo que la confidencialidad me exige hace que no pueda hablar de cosas que, no por ser legales dejan de ser poco morales. Así que con los parámetros que él mismo indica él no hace nada. Yo nunca ejercería un trabajo en el que no creo. Probablemente en la mafia rusa ganaría mucho más dinero y mi vida sería más emocionante. Pero no disfrutaría ganándome la vida de esa manera. Así que funcionario Dolado si no gusta del funcionariado y no cree en él, puede dimitir junto a los que él llama “corriente”, montar su chiringuito privado o acceder a él y demostrar cómo se hace bien. Pero a la sombra se está muy bien, pido dinero para un congreso y me gasto el 100% de la ayuda en dietas… Por cierto, ¿se fijaron que actualmente funcionario Dolado es del comité científico de FEDEA?

Dicho todo esto, estoy totalmente de acuerdo en que los sistemas de selección de la Administración necesitan un repaso y que en muchos casos lo que se pide no tiene mucho que ver con lo que luego se desempeña. Esto es aún más notable cuando son procesos con muchas plazas libres, ya que todos los aspirantes que lleguen a superar el proceso no realizarán las mismas tareas. Pero de ahí a que estos amigos de la laboralización impongan sus tesis va un trecho. De hecho viene bien recuperar aquel cutre-gráfico que preparé en una de mis entradas, en la cual daba los datos de cuál de las tres administraciones estaba más laboralizada, ¿recuerdan?

Igual ahora nos quiere decir la mafia de FEDEA que la Administración local es más eficiente y limpia que la estatal… por eso nadie en su sano juicio se opondría a cualquier medida que mejore la trasparencia en la selección de los empleados público. Pero si conocen un lugar donde sea más transparente que avisen. ¿O es que en el Banco Santander seleccionan a sus candidatos por oposición sin concurso? Pues eso. ¿Se está persiguiendo lo mejor o se está deslegitimando un sistema para imponer otro peor y más subjetivo? Cuidado…

Así que de nuevo nos encontramos con gente que da lecciones morales siendo los que más se tienen que callar. Tenemos un estudio aludiendo a que los familiares de los altos funcionarios tienen mayor tasa de éxito en superar los procesos y que esto es enchufismo. Pero quien hace los estudios tiene un señor con sus mismos dos apellidos en el mismo Departamento (y Bagües no es muy común), el cual tiene como Catedrático al hermano del Rector, que va dando charlas contra la endogamia en la Universidad junto a un señor el cual reniega de los funcionarios, pero que es funcionario beneficiándose de lo que critica y que entre todos comparten relación a través de un think tank financiado por las grandes empresas de este país, como se sabe no muy amigas de todo lo público (menos para sacarle la pasta). Y es que en muchas ocasiones más que la conveniencia de laboralizar o funcionarizar profesiones, hay que ser honrado y parecerlo. ¿Creen ustedes que personas en estas condiciones podrían dar clases de limpieza, meritocracia y esfuerzo? Lo siento, pero el ad-hominem y quién somos condiciona lo que pensamos. Es que me lo ponen demasiado fácil.

Y es que siempre habla quien tiene más que callar.

 

 

About these ads
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Siempre habla quien más tiene que callar

  1. José Luis dijo:

    Una cosita que se te ha pasado por alto: ¿te has fijado que se repité un apellido poco común, pero que conocemos todos, en el patronato de FEDEA? Pero claro, como son empresas distintas (ah, que son bancos, no me diga más) pues seguro, seguro que no hay nada de enchufismo, clanes familiares o familias en el más sencillo y siciliano termino de la palabra. Seguro que no.

    Algún día alguien me tiene que explicar por qué las cosas funcionarían mejor con laborales que con funcionarios: la cosas funcionan mejor con mejores trabajadores y organizadores del trabajo que con malos. ¿La condición de funcionario hace que alguien trabaje peor? Sinceramente no me lo creo. ¿Los laborales fijos de las administraciones trabajan mejor o peor que los funcionarios? O es que, como creo, alguno insinúa que se debería trabajar con más temporales, que no trabajan mejor porque suelen tener menos formación o experiencia, pero, eso sí, son más sensibles a ‘recomendaciones’ del estilo de trabaja 20 horas que te necesitamos aunque no podamos pagártelas. ¡Anda, me he equivocado! Esto no se llamaban temporales, se llamaban esclavos. Como ha mejorado el lenguaje en el último siglo.

    Y respecto a las oposiciones: odio el proceso. No por enchufismo, sino porque simplemente creo que no sirven para medir ni las capacidades de cada uno ni la adecuación al puesto final, y esto lo extiendo no sólo a las grandes oposiciones sino también a las pequeñas. ¿Cómo las mejoraría? Hay varias formas, aunque no es sencillo (cuando se habla de decidir quien ‘es mejor’ entre dos personas siempre se cometerán injusticias):
    1. Discriminar las plazas que salen. Sí, es un poco fuerte y quizás económicamente inviable, pero la solución inicial es opositar a plazas lo más individualizadas posibles. Y exigir lo que será necesario en el puesto de trabajo. Por supuesto para no perder movilidad horizontal, sería necesaria formación específica en el puesto de destino. Pero de la formación hablamos en otro momento.
    2. Mayor publicidad. Uno de los problemas más graves por el que uno se encuentra con apellidos sospechosamente repetidos es la publicidad. Como bien dices si yo trabajo en un sitio (administración o no) y un familiar mio está buscando trabajo o preparando oposiciones, cuando salga algo de su perfil será la primera en enterarse. Y la obligación de publicidad de las administraciones NO SE CUMPLE. Vale, los procesos ‘oficiales’ se cuelgan en el Boletín que corresponda. Perfecto. Pero, ¿alguien ha visto una Bolsa de Trabajo publicada en un boletín? Raramente se indican en algo más que en un tablón de anuncios, un mailing al personal propio o una página escondida en la web de recursos humanos. Consecuencia: se enteran los familiares y amigos de los que trabajan o el que casualmente pasaba por allí durante el período de presentación de instancias. Consecuencia 2: la entrada por esta puerta es mayor para los que ya están dentro. Yo no lo llamo enchufismo, lo llamo in-publicidad (aunque quién sabe lo que piensa el encargado de la disfusión). Consecuencia 3: cuando se publica un proceso de oposiciones el que está dentro tiene más posibilidades. No nos engañemos, conoce la organización, conoce en qué trabaja y cómo se trabaja. Su capacidad para adaptar la preparación al organismo correspondiente es mayor. Así que, en mi opinión el problema es la falta de comunicación en algunos procesos de incorporación de personal a la universidad. Da igual la relación final, laboral o funcionarial, temporal o fija, TODAS deberían publicarse por igual.

    • Pedro dijo:

      Me compraré un par de “botines”…

      La ventaja del contratado contra el funcionarios es que, para bien o para mal, son más difíciles de largar. El palo y la zanahoria, más bien el palo es muy efectivo a corto plazo. La amenaza de perder tu puesto es una razón poderosa. Lo que pasa es que cuando esto te lo defiende alguien que lleva décadas de funcionario beneficiándose del sistema pierde legitimidad. Es lo que critico.

      Sobre tus propuestas son de lo más razonables, aunque como dices individualizar los procesos podría no ser viable en grandes oposiciones. Luego ya se sabe, aquí entran también “resistencias” por parte de ciertos sectores que utilizan los procesos.

      Añado a mi info de este y otros post sobre la relación de nuestra institución con ciertos lobbies financiados por la banca dos importantes datos… si no he contado mal:

      Del manifiesto de los 100 para la reforma laboral 18 de los 100 firmantes son de la UC3M.
      Del manifiesto de los 100 para la reforma de las pensiones 12 de los 100 firmantes son de la UC3M.

      ¿Acumula la Carlos III a tal proporción dentro de los economistas del mundo o es que estamos en simbiosis con este laboratorio de ideas? Pues eso…

      Con todo esto no desprestigio la calidad y capacidad de estas personas para hacer su trabajo, sólo destaco la incoherencia que supone hacer planteamientos en este sentido. Claro que yo tampoco soy objetivo, pues también defiendo lo mío.

  2. Ya que se hace alusión a mi nombre con absoluto desconocimiento del tema hago las siguientes precisiones:

    A) NO estoy en el departamento de mi hermano. Estoy adscrito al departamento de Economía, mi hermano al de Empresa. No tienen ninguna relación entre ellas. Ni en nóminas, ni contratación, ni en nada que se le parezca.
    En una sola ocasión di una asignatura de Empresa (Gestión Internacional), pero siempre he estado en Economía (Macro, Industrial y Micro). Actualmente imparto Macroeconomía III, departamento de Economía. En cualquier caso, aunque usted lo ignore, en la UC3M la contratación entre diferentes áreas de asociados es totalmente independiente, a diferencia de la mayoría de universidades. Y jamás se me ocurriría optar al área de mi hermano, como es natural.

    B) Mis jefes, es decir, las personas que han tenido la exclusiva responsabilidad de contratarme como profesor asociado han sido Praveen Kujal (investigador indio, Economía Industrial), Diego Moreno (Catedrático de Economía, Microeconomía intermedia), Andrea Fosfuri (investigador italiano, Gestión Internacional) y Luis Corchón (Catedrático de Economía, Macroeconomía III). A excepción de Andrea a quien conoce personalmente, ninguno de ellos tiene ninguna relación, ni personal ni profesional, con mi hermano, como puede comprobar facilmente si profundiza en su “investigación”. Puedo obviar que me han ofrecido trabajar en otras 10 áreas.

    C) También soy funcionario. Concretamente aprobé oposiciones a profesor de música de secundaria (estudié música y economía) simultaneamente en dos comunidades autónomas (Andalucía y Castilla la Mancha). Mi hermano se fue a la Pompeu Fabrá. Curiosamente nuestro padre había sido consejero de educación y cultura en Asturias, pero los dos marchamos lejos de nuestra tierra. Después saqué la especialidad de Economía, trabajé simultaneamente muchos años de preparador de opositores en economía -si busca “preparacioneconomia” lo encontrará-, hice un master en programación y otras cosas mas y finalmente, perdiendo mucho dinero pero ganando tiempo para la música y disfrutando más, entré como asociado de la UC3M.

    D) El estudio de mi hermano se hizo sobre los datos de 35.000 opositores y entre otras muchas cosas comparaba el resultado de las pruebas test con las de carácter subjetivo mostrando como aquellos opositores con apellidos compuestos coincidentes obtenían mejor resultado en las pruebas subjetivas, pero peor en las objetivas (tipo test) lo que razonablemente da a entender que en muchos casos tienen un trato de favor. Siento que mi caso no corrobore el estudio de mi hermano, tanto por el número de plaza que saque en mis oposiciones, por mis evaluaciones docentes hechas por los alumnos o por mi CV. No es lugar para entrar en detalles pero si tanto le importa se los envío con mucho gusto. No hago peor los exámenes que las entrevistas. De hecho los hago muy bien.

    E) Mire, creo que antes de citar personalmente a alguien, debería informarse o al menos consultarle. No me conoce de nada y no creo que tenga derecho a manifestarse de la forma que lo hace.

    Un cordial saludo esperando atienda mi derecho de réplica

    Abelardo Fernández Bagüés

    • Pedro dijo:

      No esperaba otro tipo de respuesta. Nosotros no, son los demás. Sobre las relaciones FEDEA-UC3M quizás algún día habra que hablar en este blog.

      Un saludo.

  3. Me gustaría añadir que el hecho de que yo de clases en la Carlos III, es algo que mi hermano suele citar con cierto humor cuando presenta este paper, precisamente para poner de relieve la suma de factores que pueden llevar a que dos personas trabajen en la misma institución. Sin embargo la base empírica del paper, si tiene la paciencia de leerlo, va muchísimo más allá de unas simples correlaciones y se basa en hechos empíricos muy sólidos.

    Un saludo

    Abelardo Fernández Bagüés

  4. Me gustaría Pedro, invitarte a leer el paper original sobre el que se basa el artículo de la Vanguardia. Creo que si lo lees, además de que por tus inquietudes lo encontrarás interesante, te convencerá de que las críticas que realizas no están justificadas. La base del paper no son simples correlaciones. Va mucho más allá.

    Pero no podrás saberlo, ni juzgarlo, sin leerlo.

    http://www.fedea.es/pub/Papers/2005/dt2005-01.pdf

  5. Pingback: Milagros del SEO o consigue visitas de la manera más extraña | No me jodas que me incomodas

  6. Pingback: Economistas entre los reformadores universitarios: reunión de colegas | No me jodas que me incomodas

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s